GRUPO PLAZA

opinión

Las bolsas descuentan algo de luz al final del tunel pandémico

La atención inversora está a punto transitar desde las disrupciones provocadas por el virus al ritmo en el que se producirá la recuperación económica

27/11/2020 - 

MADRID. Las bolsas mundiales de valores están descontando algo de luz al final de este túnel pandémico. De hecho, las noticias de principios de noviembre sobre dos prometedoras vacunas COVID de Pfizer y Moderna han reforzado la confianza de los inversores en que el proceso de curación comenzará probablemente en 2021. No cabe duda de que el reciente aumento de las infecciones tanto en Estados Unidos como en Europa sugiere que es probable que a corto plazo prevalezcan los riesgos económicos y la mayor volatilidad del mercado. Sin embargo, estas perturbaciones inducidas por el virus han servido para acelerar algunas tendencias comerciales importantes, como el paso al comercio electrónico, que ya estaban en marcha.

1) Los riesgos de seguir el momentum

El momentum caracterizó la rentabilidad de la renta variable mundial en 2020, impulsada por los bajos tipos de interés y el exceso de liquidez. Sin embargo, la elevada especulación en algunos segmentos del mercado presenta riesgos para los inversores. 

Estos riesgos incluyen un aumento de la emisión de las SPAC (Special Purpose Acquisition Company). Las SPAC son empresas del tipo "cheque en blanco" que recaudan miles de millones de dólares pero que se enfrentan a un menor escrutinio normativo y a menos restricciones que las tradicionales OPV. Existe un gran número de estas nuevas cotizadas que aún no son rentables. Además, las grandes corrientes de capital hacia el capital privado están creando competencia para las empresas que ya cotizan y que buscan adquisiciones atractivas. Por último, el exceso de capital en las llamadas iniciativas "verdes" ha hecho que las valoraciones se adelanten a los fundamentales del espacio ESG.


2) La importancia del liderazgo en la tecnología de la información 

El sector de la tecnología representa ahora el 27% del Índice S&P 500, y sólo un pequeño número de empresas que dominan el terreno de la rentabilidad. Es un espacio de consolidación natural y muchas compañías líderes, como Google, tienen posiciones casi monopolísticas. El hecho de que las grandes empresas de tecnología de la información hayan atraído recientemente un mayor escrutinio reglamentario, no creemos que los inversores deban preocuparse desde la perspectiva de los Estados Unidos. Creemos que el comportamiento de los consumidores impulsará el crecimiento futuro de este tipo de empresas y estamos observando de cerca cómo están agregando valor para sus clientes. En China, las restricciones regulatorias sobre los préstamos de las entidades FinTech han aumentado, lo que potencialmente inhibe los sitios de comercio electrónico que requieren exclusividad comercial. Dicho esto, los mayores riesgos para los actores dominantes de este sector son la competencia advenediza y los rivales existentes.

Hay empresas líderes en tecnología de la información en Europa que están encontrando nuevas formas de analizar y procesar datos. Por ejemplo, los consumidores estadounidenses confían cada vez más en firmas como la británica Experian, la mayor oficina de crédito, la holandesa Waters Corp, una compañía de software e instrumentos de laboratorio analítico, y Carfax, una gran base de datos de coches usados que es propiedad de la británica IHS Markit.

3) La resistencia del atractivo de los productos de consumo básico

A lo largo de los años, creemos que ha habido muchas oportunidades rentables en el sector de los productos de consumo básico. Si bien las franquicias dominantes de productos de consumo básico han proporcionado históricamente un crecimiento constante y fiable de las ganancias y han protegido los mercados en declive, no han tenido un buen comportamiento en medio de las restricciones de COVID este año.

Esperamos que se mantenga el difícil entorno para este sector de productos básicos (staples) durante los próximos meses hasta que una vacuna esté ampliamente disponible. Sin embargo, no esperamos tanta volatilidad en el precio de las acciones en comparación con las primeras etapas de la pandemia y creemos que las grandes marcas de productos básicos de consumo con franquicias duraderas mantendrán su resistencia a largo plazo.

4) Política vs. estímulo

Normalmente una nueva administración en EE.UU. suele tener poco impacto en los rendimientos del mercado a largo plazo. Sin embargo, es probable que el crecimiento de las ganancias corporativas, que ayuda a impulsar el rendimiento de las acciones, se vea reforzado si se aprueba un nuevo estímulo fiscal.

Durante el año pasado, el estímulo gubernamental ha ayudado a amortiguar la volatilidad y a minimizar la retirada de capital. Sin embargo, las medidas de política monetaria presentan rendimientos decrecientes dado que los tipos de interés ya están en el límite cero o por debajo de él. Por eso los inversores son más receptivos al aumento del gasto público.


5) Encontrar crecimiento en Europa 

Seguimos creyendo que hay oportunidades en las empresas europeas, a pesar de las restricciones de la COVID, el impacto inminente de Brexit y el lento crecimiento económico. Las empresas domésticas tienen la capacidad de crecer más rápido que las economías locales anémicas, especialmente si operan en industrias en crecimiento o tienen un producto o servicio perturbador. Por ejemplo, Cellnex, la mayor empresa independiente de torres de Europa, es líder en el segmento de la banda ancha móvil, que crece rápidamente, y es también un consolidador del mercado. Además, Europa es sede de muchas empresas mundiales, como las empresas de lujo LVMH y Ferrari, la plataforma de pago en línea Adyen, y las empresas de productos de consumo básico Unilever y Nestlé.

6) La ascensión de Japón

En las últimas décadas, la renta variable japonesa ha generado rendimientos mediocres, pero la rentabilidad de este año ha sido sólida. Si bien ha habido amplias mejoras en la productividad de las empresas, las compañías japonesas siguen a la zaga de sus pares estadounidenses y europeas, ya que el progreso es lento. Sin embargo, algunas están avanzando en la gestión empresarial, como Olympus y la cervecera Asahi. Creemos que los gestores activos pueden encontrar ahora oportunidades de calidad en Japón.


7) Comprensión de los riesgos y oportunidades de los mercados emergentes

El FMI prevé que las grandes economías de mercados emergentes se recuperarán más rápidamente que las economías desarrolladas en 2021. Dicho esto, seguimos creyendo que los inversores deben centrarse más en las empresas que en el entorno macroeconómico. Las economías asiáticas han evolucionado sustancialmente en los últimos años y ahora presentan una gama de compañías más atractivas en las que invertir. Por ejemplo, muchas firmas asiáticas de Internet conservan posiciones dominantes y tienen papeles de liderazgo en las cadenas de suministro, como la Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC). Algunas empresas de emergentes del sector financiero utilizan las últimas tecnologías para atender mejor a sus clientes, mejorar la eficiencia y, por lo tanto, son menos vulnerables a los disruptores. Por ejemplo, al adoptar las mejoras tecnológicas, el Banco HDFC de la India y el Banco Kotak Mahindra se han convertido en líderes del mercado.

Las franquicias fuertes también están prosperando en el espacio del consumo en muchos países emergentes. Walmex, el Walmart de México, domina la venta al por menor tradicional. Sin embargo, amplió su cuota de mercado durante la COVID con una plataforma en línea. Creemos que a través de su oferta omnicanales, Walmex está preparado para un crecimiento continuo en 2021. En el sector de la atención de la salud, creemos que la empresa brasileña de atención de la salud NotreDame Intermedica es una empresa de calidad centrada en modelos que pueden mejorar la eficiencia y ayudar a prestar mejores servicios a sus clientes, a pesar de las preocupaciones de los inversores sobre el liderazgo político actual.

8) Perspectivas prometedoras para el año que viene

Después de un año fuertemente impactado por los efectos de la COVID-19, podría surgir más incertidumbre. Los cambios en los tipos de interés, los trastornos políticos y los riesgos idiosincrásicos podrían sacudir los mercados y las empresas. Pero mientras miramos hacia 2021, seguimos confiando en las perspectivas del mercado para los inversores activos y de alta calidad de crecimiento.

Matthew Benkendorf es CIO de Vontobel Quality Growth

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email