GRUPO PLAZA

también darán energía a usuarios a 50 km a la redonda

Picassent y Montserrat tendrán las primeras instalaciones agro-fotovoltaicas sobre cultivos

25/02/2021 - 

VALÈNCIA. Transición Energética Solar (Tranesol), empresa centrada en el desarrollo de proyectos fotovoltaicos, y Sapiens Energía, cooperativa sin ánimo de lucro especializada en la creación y gestión de comunidades energéticas, se han aliado para promover los primeros proyectos agro-fotovoltaicos de España, que se gestionarán bajo la fórmula de comunidad energética. 

Este innovador modelo supone combinar cultivos agrícolas con paneles solares en altura, que se instalarán sobre las plantaciones. De esta manera, se logrará mejorar la eficiencia en el uso de terrenos, al tiempo que se generará energía que permitirá abastecer las necesidades de los agricultores y de los usuarios ubicados en un radio de 50 kilómetros de la planta. Se une, así, la tecnología energética más avanzada, sostenible y económica con la agricultura tradicional.

En la primera fase, Sapiens Energía y Tranesol construirán dos proyectos en la Comunitat Valenciana, en las localidades de Picassent y Montserrat. Así, las entidades promotoras prevén iniciar la construcción de estas instalaciones en verano y que estén operativas, produciendo energía solar, a finales de 2021. La construcción se ha confiado a la empresa valenciana Ingeniería y Desarrollos Renovables (Inderen), compañía con más de 10 años de experiencia en este tipo de proyectos

Los proyectos agro-fotovoltaicos de Picassent y Montserrat han solicitado ayudas gestionadas por el Idae (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico), y además estarán cofinanciados por los fondos Feder de la Unión Europea. El resto de la inversión se cubrirá con las aportaciones de los usuarios que se unan al proyecto como socios de la comunidad energética -a través de la cooperativa Sapiens Energía- y de inversores, particulares e institucionales, interesados en el proyecto. Además, están abiertos a que empresas con preocupación por sus impactos sociales y en el medio ambiente se unan.

Este es, también, uno de los primeros proyectos de comunidades energéticas de energías renovables (CER) en alta tensión que se desarrollan en España.

Ricardo Romaguera, consejero delegado de Tranesol, ha subrayado que las instalaciones "permiten iniciar en España el desarrollo de una fórmula que ha sido implantada, con éxito, en países de Asia como Japón, Vietnam o Taiwan; América, Chile, y Europa, como Francia, Bélgica o Alemania".  Además, también ha resaltado que este modelo "permite avanzar en los objetivos de aportación de las renovables, dado que la capacidad de producción es mucho mayor que las instalaciones sobre cubierta en municipios y, al mismo tiempo, plantea nuevas oportunidades de rentabilización de las tierras, en un contexto de presión de precios para los productores agrícolas y falta de oportunidades laborales".

"El desarrollo de estos proyectos bajo la fórmula de comunidad energética permite avanzar en la construcción de un sistema descentralizado, participativo, eficiente y sostenible, que además contribuye a la lucha contra el cambio climático. La propiedad y la gestión de las instalaciones está en manos de los usuarios que consiguen, al mismo tiempo, beneficios directos en términos de ahorros en su factura energética anual y convertirse en impulsores de impactos sociales y medioambientales positivos en su entorno; en agente de cambio hacia un nuevo modelo más justo y sostenible para todos", añade Juan Sacri, cofundador y presidente de Sapiens Energía.

Estrategia de transición energética

Actualmente, de los 33 proyectos de comunidades energéticas locales registrados en España por el Idae, 8 se enmarcan en la Comunitat Valenciana, un número que se multiplicará de forma exponencial durante el presente ejercicio. El Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), dependiente de la Conselleria de Economía, ha anunciado que este año cuadruplicará la línea de subvenciones a fondo perdido para el desarrollo de instalaciones fotovoltaicas de comunidades energéticas locales, hasta los 2 millones de euros. Las ayudas cubren hasta un 65% de la inversión total.

De los siete proyectos subvencionados en 2020 por Ivace, cinco están promovidos por Sapiens -dos en Albalat dels Sorells, en Llíria y en Fontanars dels Alforins- y participa en el de Canet D’En Berenguer-. Además, está implicado en el desarrollo de la comunidad energética promovida por el Ayuntamiento de València, en el Barrio de Castellar-L'Oliveral. A ellos se sumarán, en los próximos meses, otros desarrollos, en tramitación. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email