Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 30 de noviembre y se habla de energías renovables pascual olmos renovables el callejero MODA
GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

¿Por qué preocuparse en 2016?

23/12/2015 - 

VALENCIA. En cuanto a inversión siempre debemos tener presente una máxima 'El dinero es lo más cobarde que existe'. Es el primero que huye de la 'quema' cuando las cosas se tuercen. El pánico lo arrastra todo cuando surge un mínimo atisbo de duda, de incertidumbre. Y en 2016 aún quedan muchas cosas que resolver. Estos son los riesgos latentes que debemos tener en cuenta durante el próximo año:

CHINA 

El que fuera candidato a motor de la economía mundial decidió hace un par de años cambiar su modelo económico de exportador a desarrollo de su mercado doméstico (demanda interna). Para ello introdujo en su política monetaria mecanismos que permitieran desarrollar una economía de mercado interna paulatinamente. Sin embargo, el pasado agosto, saltaron las alarmas cuando los pocos datos estadísticos que tenemos no mostraban los resultados esperados. La economía china está sufriendo una desaceleración mayor en su proceso de convergencia con los mercados desarrollados. En 2016 deberemos estar atentos a sus datos para comprobar que la desaceleración es suave.

PAÍSES EMERGENTES

Los países emergentes tienen un doble problema. Primero, son grandes productores de materias primas, las cuales están sufriendo un castigo superior a lo esperado en cuanto a la caída de los precios de este activo. Segundo, el cambio de rumbo en la política económica de los Estados Unidos, con subidas de tipos de interés, está provocando salidas de capitales incontroladas y, por lo tanto, menor capacidad de financiación. Sin duda, la globalización de la economía mundial está jugando una mala pasada a los países emergentes. El año 2016 será clave para el sostenimiento de regiones como Latinoamérica y sur de Asia, las cuales, sin el apoyo adecuado de las economías desarrolladas, pueden verse abocadas a situaciones de pobreza e inestabilidad.

RUSIA

Sin duda, Rusia no es ni la sombra de lo que era hace 30 años. El 20% de sus bancos está al borde de la quiebra. Está totalmente fuera de los mercados de capitales internacionales, financiación de su economía, por las constantes agresiones a la diplomacia, Ucrania y Siria. Y el mayor peligro de recaída de la economía rusa se encuentra en la falta de recuperación del precio del crudo. Por debajo de los 50 dólares, la extracción de petróleo en Rusia pierde dinero (el precio del petróleo se encentra, en estos momentos, por debajo de 40 dólares). Ante este panorama, Rusia es uno de los mayores riesgos a vigilar durante el año 2016, aunque debo admitirles que este riesgo lleva latente desde hace más de un año.

ESTABILIDAD DE LA UE

La Unión Europea tiene los próximos meses para demostrar si realmente está unida o, por el contrario, cada uno va por su lado. La estabilidad tras las elecciones en los países periféricos, entre los que está España, va a ser crucial. Grecia ha sido una dura prueba para los mercados financieros durante 2015. Al final, la 'sangre no ha llegado al río' y los extremos no han resultado tan alejados. Portugal está empezando a replicar lo sucedido en Grecia. Y en España los mercados han empezado a descontar unos meses de falta de gobernabilidad mientras se barajan unas nuevas elecciones. Por otro lado, países como Francia e Italia han encontrado en el incremento de costes de seguridad para salvaguardar sus fronteras la mejor excusa para saltarse el déficit 'a la torera'. Y, por último, Reino Unido tiene previsto hacer un referéndum en otoño de 2016 sobre su permanencia en la Unión Europea. Y las opciones están empatadas. ¡Vaya panorama!

OTROS FACTORES

Aunque ya no se hable en los informativos, la situación en Siria no ha quedado resuelta. Bien es cierto que, tras los atentados de París, los países extranjeros que están dando apoyo en la contienda se han decantado por Bashar al-Ásad para dar ayuda militar. Sin embargo, la población civil siria sigue huyendo hacia Europa, lo que está incrementando el gasto público en materia de ayuda al refugiado y en defensa. En clave humanitaria, el invierno va a ser una dura prueba para los países de acogida y esperamos que pase rápido. En cuanto a los mercados financieros, no vemos un riesgo elevado en el medio plazo de los efectos derivados del conflicto en Siria.

Raúl Aznar es socio director de AZNAR Patrimonio, registrada en la CNMV como Raúl Aznar González EAFI, además de vicepresidente de BIG BAN Angels, la asociación privada de business angels más grande de España

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email