GRUPO PLAZA

CRÓNICAS POR LOS OTROS / OPINIÓN

...porque un día los sueños se cumplen

FOTO: EVA MÁÑEZ

Esta la historia de un sueño. Un sueño que se está haciendo realidad. Un sueño de muchas personas. Un sueño que tiene un nombre. Un sueño llamado Twashukuru… y 'twashukuru' en swahili significa agradecido y agradecida

FOTOGALERÍA

17/12/2016 - 

Agradecidos y agradecidas no sentimos quienes trabajamos en proyectos pequeños y de manera altruista cuando vemos el impacto y sentimos el cariño de  toda la sociedad valenciana volcada un año mas en la subasta solidaria 'One Day Yes' . Una subasta que empezó en un bajo de una tienda con unas 100 personas hace ahora tres años y que este año se ha vestido de gala en la sexta planta del Ateneo Mercantil de Valencia con más de 300 personas. 

Agradecidos y agradecidas  por los más de cien objetos donados por diseñadores, artistas, empresarios, deportistas, clínicas valencianas, restaurantes, spa's, empresas de gastronomía y vinos y cervezas, sin olvidar los diferentes lotes de comida y belleza, permitieron a la asociación recaudar el dinero suficiente para comprar una barca que acerque a los niños de Lamu (Kenia) a su escuela, de esta manera se evita que cada día los niños y niñas de menos de siete años de edad  tengan que recorrer a pie una distancia de hora y media de ida y vuelta.

Agradecidos y agradecidas a los cocineros Quique Dacosta, Ricard Camarena y Begoña Rodrigo, a la sumiller Manuela Romeralo, a los actores Eugeni Alemany y David Fajardo de la compañía Subit Impro, los diseñadores Iban Ramón, Menta, Yinsen, a los ilustradores Mariscal, Paco Roca, Paula Bonet, Cristina Duran, David Despau, Laura Rico, Ada Diez, Martín Forés… a nuestros Vicent Molins y Eva Mánez, y a periodistas como Mariola Cubells, Eva Montesinos, Angela Valero, Patricia Membrives o Ricardo Burriel, entre otros, y a tantas empresas y personas que hacen posible que este evento se realice y crezca año tras año. Que merecen destacar su generosidad y su aportación al proyecto.  

El evento

La velada fue todo un éxito y tan divertida y original como en las anteriores ediciones. Una subasta que ya tiene su propia seña de identidad y que consolida así como el evento anual para recaudar fondos para 'One Day Yes'. Una subasta solidaria que este año estaba envuelta en experiencias. Una subasta de experiencias. 

Uno de los momentos más emotivos tuvo lugar cuando el atleta paralímpico David Casinos, acompañado de su inseparable perrita Faralá, subastó la camiseta que había lucido en los Juegos de Río. Además de la puja por las experiencias gastronómicas con Quique Dacosta, Ricard Camarena y Begoña Rodrigo o por la camiseta de la época gloriosa del Valencia CF firmada por Rafa Benitez y la guitarra de Carlos Goñi. 

Entre los asistentes, además de la presencia in situ de Carla Fuentes, Cristina Mendez, Javier Ariza, Javier Gay Lorente que ilustraban en directo,  se encontraban representantes del mundo de la cultura como Carmen Alborch, amiga de Montesinos que donó un vestido,  Mª Ángeles Fayos , Leo Santos, José Luis Moreno, Silvia Clavel, la gerente del Instituto Médico Zahrawi Ana Joudí, el diseñador Lucas Zaragosí de SiempreVivas que subastaba su vestido fetiche estilo Velvet, uno de los regalos estrella de la noche, los empresarios valencianos de viajes Fernando Sanchez - Heredero o la empresaria Carmen Silla y  Fernando Mata, el Secretario de Medio Ambiente Julià Álvaro, la interiorista Noemí Torrijos, la diseñadora Hortensia Maeso y su pareja, el empresario David Company, el periodista Bernardo Guzmán acompañado de su familia, los periodistas Eduardo Esteve y Ginés Llorca, César Martí o Ángela Valero de Palma, la familia formada por Román Ceballos y Amparo Chirivella,  el registrador de la propiedad Vicente Domínguez, el catedrático Roberto Luna, los doctores Juan Antonio Mira, Dr. Zaragosí e Isabel Moreno y Antonia Folch, Javier Vilalta, el secretario de Ayuntamiento  Jose Maria Ibarra y Amparo Ruiz, Amparo Monte,  Carla y Manuel Mansergas,  Amparo y Ernesto Machancoses,  Carolina Ibáñez,  Carmen Navarro, Carla Alabau,  Carmen Flores la abogada Susana Boix, Elena Godoy,  Carla Gómez Lechón, Nuria Belenguer, Yvonne Giménez,  Maica García o Silvia Prades. La escultora Fanny Galera, Cristina Chumillas y Lucia Vilar de la galería Pepita Lumier, las farmacéuticas Lirios Bañó, Reyes Lora, Carmina Margarit y Julia Climent  y el diseñador Alex Benavent creador de su pagina web, www.onedayyes.org.

Camino a la escuela

Todos estaban ahí por una historia. Por una realidad que a veces con tanto lujo y glamour se pude olvidar. Este tipo de eventos se organizan con un objetivo social y muy concreto. Un objetivo que habla de justicia y no de caridad. Un objetivo que mira a otros y no a uno mismo. En este caso, una  tabla de salvación para 28 niños y niñas de la escuela Twashukuru en Lamu, Kenia. 

Esta es la historia de 28 niños/as de la isla de Lamu, en Kenia, que acuden cada día a la única escuela que les da la oportunidad de tener un futuro esperanzador alejado de la pobreza en la que viven; la única escuela que les ofrece la posibilidad de no ser analfabetos el día de mañana. Una escuela, Twashukuru Nursery School, que se ha convertido en su hogar. Es un proyecto auténtico que nace al amparo del reciclaje. La escuela está construida con botellas de plástico y de vidrio que se recogen de la basura de Lamu y donde, además, la música tiene un protagonismo especial.  Su fundador, Omar Islam, es músico y desde el inicio envuelve todo su proyecto con su música, desde que fundó su escuela hace ahora siete años. Y en este largo camino, en la misma dirección, surge One Day Yes para caminar juntos. 

(Foto: EVA MÁÑEZ)

Un camino que ahora será más fácil y más corto para los niños en su camino a la escuela porque podrán ir en barca, esa barca que sale de la generosidad de los valencianos y que hará sus vidas más fácil. Una barca también que puede ser una fuente de ingresos el día de mañana y hacer que la escuela se autogestione y sea sostenible. Porque como decíamos al principio, esto no es un camino fácil ni cómodo, es un camino con muchos sinsabores, muchas puertas que no se abren, muchas llamadas no atendidas, muchos no es por respuesta, muchas esperanzas frustradas, muchas horas de trabajo… pero muchas alegrías al mismo tiempo. Porque en este camino también hay objetivos cumplidos, pequeños logros, muchas sonrisas, esperanza de crecer, capacidad de soñar y hay un proyecto de vida para muchas personas. 

Nuestro proyecto ayuda a vivir la vida con otra perspectiva, con otro enfoque, con otro prisma. Un proyecto que nos da más de lo que damos y un proyecto que hace que nuestra vida cobre un sentido muy especial. Sobre todo cuando compartes todos estos éxitos con el equipo local, los niños y niñas de Twashukuru en Lamu y sus familias. Es una auténtica  experiencia de vida, un aprendizaje absoluto. El contacto con nuestros niños  y niñas en terreno hace que todo cobre sentido y que todos los sinsabores desaparezcan, hace que donde antes veíamos un problema, ahora veamos una oportunidad. 

Por todo esto me permito el lujo y no me equivoco si hablo en nombre de One Day Yes y de Twashukuru para agradecer todo el apoyo recibido, todas las muestras de cariño y todo el esfuerzo que hacéis para que podamos seguir trabajando por y para nuestros niños y niñas. Pero necesitamos más. Necesitamos tejer una red social alrededor de nuestra organización. Ahora necesitamos la colaboración de empresas, entidades o personas que apuesten por proyectos locales, pequeños y familiares en los que la recaudación se destina íntegra a garantizar la alimentación y educación de los niños y niñas de la escuela de Lamu.

Queremos seguir siendo un proyecto pequeño pero necesitamos mejorar aún más la calidad de vida de nuestros niños y niñas. Y para ello necesitamos dinero pero, sobre todo, necesitamos personas, personas que se enamoren del proyecto.

Bienvenidos a nuestro mundo, a nuestro pequeño universo One Day Yes cargado de ilusión, amor, sonrisas, esperanza y sueños. Porque seguimos con la misma filosofía desde el primer día: poder cumplir nuestros sueños. Porque ¿sabéis qué? Que un día los sueños se cumplen. One Day... Yes!

La semana que viene … más.

Noticias relacionadas

reciclando vidas

El milagro africano de Lamu

Por  - 

La periodista y escritora Mariola Cubells cuenta su experiencia en One Day Yes, la ONG fundada en Kenia por un grupo de valencianas para dar a los más pequeños un futuro

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email