GRUPO PLAZA

La cuerda se tensa en Baleares, pero los de Santiago Abascal entran en el gobierno de València

PP y Vox cumplen cuatro meses de 'pareja de conveniencia' oscilando entre el pacto y la tensión

Foto: EDUARDO MANZANA/EP
22/10/2023 - 

VALÈNCIA (EP). Poco después de cumplirse los primeros cien días de los gobiernos de coalición a nivel municipal y autonómico de PP y Vox surgidos de las elecciones del 28M, las relaciones entre los socios son tensas en algunos territorios y fluidas en otros. Así, en la misma semana, Vox ha frenado los presupuestos de Baleares en respuesta a la abstención del PP en una iniciativa sobre las lenguas en los colegios y los de Santiago Abascal han alcanzado un acuerdo con los 'populares' para integrarse en el gobierno de la ciudad de València.

Vox sufrió la primera baja de un consejero autonómico a principios de octubre. Fue la de Gestión Forestal y Mundo Rural de la Junta de Extremadura, Camino Limia, y su salida avivó los rumores de crisis en el Ejecutivo extremeño, cuya formación ya fue convulsa por la negativa inicial de María Guardiola a incluir a los de Santiago Abascal en el gobierno autonómico.

Limia adujo "motivos personales" para dimitir, pero hubo dudas sobre los motivos por los que renunció a su cargo. Eso sí, la propia Guardiola, el sustituto de la consejera, Ignacio Higuero, y el partido a nivel nacional negaron en todo momento que existiera crisis alguna en el Ejecutivo extremeño.

Desde entonces, el episodio más tenso se ha vivido esta semana en Baleares, donde el PP gobierna en solitario en virtud de un acuerdo programático con Vox. Los de Santiago Abascal decidieron el martes no apoyar la propuesta de techo de gasto de los 'populares' en respuesta a la abstención del PP en una iniciativa suya sobre la elección de lengua en Infantil y Primaria. Tras ello, el Govern balear y Vox se acusaron mutuamente de no cumplir los acuerdos de investidura.

La presidenta del Govern balear, Marga Prohens,. Foto: EDUARDO PARRA/EP

El PP quería introducir tres enmiendas a la propuesta de Vox, pero las registraron tarde y no pudieron ser debatidas. Desde el partido de Santiago Abascal hacen hincapié en que enriquecían el texto y lo más probable era que salieran adelante. En referencia al techo de gasto, Vox quería bajarlo un poco y estaban a la espera del debate, pero tras la abstención la portavoz en el Parlament, Idoia Ribas, tomó la decisión de no apoyar la propuesta 'popular'.

Ni crisis ni desencuentro

Con todo, en Vox insisten a Europa Press en que no existe crisis con el PP y tampoco "desencuentro". Eso sí, el partido en Baleares subraya que la "recuperación de la libertad lingüística" en Baleares "está pactada" y, de hecho, condicionan la calendarización de la elección de lengua a "desencallar" la aprobación del techo de gasto.

De su lado, el PP balear niega que haya cambiado su postura en relación a la iniciativa sobre las lenguas, pero dice que no puede apoyarla en los términos en los que se votó inicialmente. Ambos se encuentran a la espera de abordar el asunto formalmente, aunque hay contactos. También está previsto que el secretario general de Vox, Ignacio Garriga, se desplace allí esta semana, después de que su vuelo del jueves se cancelara.

 Ignacio Garriga. Foto: RAMÓN COTET/EP

Además, la situación en Baleares ha provocado la sustitución del portavoz adjunto de Vox en el Parlament balear. Ribas designó a Sergio Rodríguez por Francisco José Cardona, que se mostró partidario de apoyar al PP.

En este contexto, el vicepresidente del Govern balear y conseller de Economía, Hacienda e Innovación, Antoni Costa, cree que "es evidente que hay una crisis interna en el grupo parlamentario de Vox" y espera que "cumplan con la palabra dada".

Mientras, en la Comunidad de Madrid, la tensa relación entre PP y Vox viene de largo, pero esta semana las tiranteces se han escenificado en un pleno de la Asamblea a cuenta de una iniciativa de Vox para exigir a la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, el 'pin parental' y la revisión de los libros de texto de los colegios. El PP se abstuvo. "Ayuso mantiene el adoctrinamiento en las aulas", se quejó Vox tras la votación.

Además, Vox ha sufrido un desencuentro con Foro Asturias, con quien compartían el Gobierno de Gijón formando un tripartito con el PP. El anuncio de la concejala de Festejos, Sara Álvarez Rouco, de Vox, de hacer cambios en el Festival Internacional de Cine de la ciudad (FICX) desembocó en la ruptura del pacto de gobierno.

Sara Álvarez Rouco. Foto: EUROPA PRESS

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, puso fin al acuerdo horas después de que Álvarez Rouco planteara abrir el FICX a más públicos, acorde a la línea de su partido, y alejarlo de "sesgos y partidismos". Moriyón, al romper el pacto, alegó que Vox no había sido capaz de ejercer las responsabilidades que les otorgaron los ciudadanos y, además, los de Abascal habían "antepuesto sus siglas al interés general".

La crisis provocó que el concejal de Vox Oliver Suárez abandonara el partido tras acusarle Álvarez Rouco de "deslealtad" por, en palabras del concejal, "apelar al diálogo con los socios de Gobierno". Suárez se marchó criticando a su formación: "Ahora son los tiempos del ordeno y mando, sin posibilidad ni de que te escuchen", dijo.

Sintonía en València

Sin embargo, y paralelamente, el PP y Vox han cerrado un acuerdo por el que los ediles de grupo municipal del partido de Abascal entran a formar parte del equipo de gobierno de la alcaldesa 'popular' María José Catalá en el Ayuntamiento de València.

Casi cinco meses ha sido el tiempo en el que el PP ha podido gobernar en minoría con 13 de los 33 ediles en el consistorio de la capital valenciana, unos meses que han acabado ante la necesidad de los 'populares' de los votos de los cuatro ediles de Vox para aprobar temas como las ordenanzas fiscales y los próximos presupuestos municipales, para lo que se requiere mayoría absoluta.

Foto: EDUARDO MANZANA

Tras 15 días de negociaciones, Vox entra con tres áreas del consistorio y diez delegaciones. Entre estas competencias figuran Empleo, Emprendimiento y Formación, Parques y Jardines, Devesa-Albufera, Playas, Agricultura, Familia, Juventud, Infancia, Mayores, Sanidad y Consumo y Tradiciones, que incluye fiestas pero sin Fallas. Estas últimas siguen en manos del PP. Además, el portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Juanma Badenas, pasa a ser segundo teniente de alcalde.

La relación a nivel nacional

A nivel nacional, la relación entre PP y Vox también ha atravesado momentos delicados y la tensión alcanzó su punto álgido cuando el apoyo de los 33 diputados de la formación de Abascal en la investidura de Alberto Núñez Feijóo estuvo en entredicho tras la sesión constitutiva de la XV Legislatura en el Congreso.

La relación se enrareció por la decisión del PP de no ceder un puesto en la Mesa del Congreso a Vox, que entendió ese gesto como un intento de hacerles un "cordón sanitario". Esta circunstancia sentó mal en el seno del partido, que destacó entonces la "evidente falta de generosidad" de los 'populares', en contraste con la suya propia porque ya habían asegurado sus votos a Feijóo.

Tras ello, el líder de Vox pidió al PP poner en valor públicamente los acuerdos suscritos para cinco gobiernos autonómicos y un centenar de ayuntamientos y trabajar para "recuperar las instituciones y la normalidad democrática".

El líder 'popular' atendió sus requerimientos y aseguró que el PP mantiene una "relación de normalidad democrática" con ellos, les agradeció su apoyo y remarcó que trabajan juntos en diversos ejecutivos, asegurando que esta "colaboración" se mantendrá.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas