Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El presupuesto no financiero ASCIENDE A 16.970 millones, EL MÁS ALTO DE LA HISTORIA

El Consell aprueba "por responsabilidad" una subida del 1,6% en los Presupuestos de la Generalitat

31/10/2019 - 

VALÈNCIA. El presupuesto de la Generalitat Valenciana para 2020 prevé un aumento del gasto no financiero del 1,6%, hasta 16.970 millones de euros. En contraste con las cuentas del ejercicio en vigor, en las que el gasto se disparaba un 9,9%, el Consell del Botànic ha optado este año por un presupuesto más conservador cuyo incremento se debe prácticamente al aumento de los gastos de personal (capítulo 1). 

Según el Proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat para 2020 que el conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha entregado este jueves al president de Les Corts, Enric Morera, el primer presupuesto del Govern del Botànic II incluidos gastos financieros asciende 23.021millones de euros.

El conseller Vicent Soler ha destacado que las cuentas son fruto de un "ejercicio de responsabilidad del Consell", que ha optado por aprobar unos presupuestos en lugar de caer en la "tentación" de prorrogar las cuentas de 2019

Así, según ha explicado, las cuentas nacen de un "escenario con incertezas de las que no podemos huir, un panorama al que hay que añadir las limitaciones para las CCAA que suponen la ausencia de unos presupuestos generales del Estado", ha explicado Soler. "A pesar de eso, el Consell ha entendido que había que hacer un esfuerzo para presentar unos presupuestos que consolidan los presupuestos expansivos de 2019", ha justificado el conseller.

Foto: EDUARDO MANZANA

Según ha asegurado el titular de Hacienda, las cuentas permiten "reordenar las prioridades" y "blindan" el estado del bienestar valenciano. En su comparecencia junto a la vicepresidenta Mónica Oltra para detallar las principales líneas, ha destacado que son unos presupuestos basados en la "prudencia" pero con "voluntad reivindicativa" porque mantienen la partida de 1.325 millones de euros de ingresos no asegurados que el Consell incluye cada año mientras espera la reforma de la financiación autonómica.

Las cuentas prevé un crecimiento del PIB de la Comunitat de hasta el 1,8%

El informe económico en el que se basan las cuentas prevé un crecimiento del PIB de la Comunitat de hasta el 1,8%, por encima de lo que apuntan las estimaciones más recientes de servicios de estudios como el del BBVA, que acaba de rebajar su previsión de crecimiento para la Comunitat al 1,4% en 2020.

Con todo, el conseller Vicent Soler ha subrayado que son unas cuentas basadas en la "prudencia" y el "realismo". Muestra de ello es, por ejemplo, que hayan renunciado a incluir los 250 millones de euros por la liquidación pendiente del IVA de 2017 que sí estaba en los presupuestos expansivos de este año.

Soler ha dicho que su exclusión se debe a que faltan unos "ajustes legales". "Nosotros hacemos el presupuesto puente, el que podemos hacer ahora. Si se incluye el IVA podremos dar respuesta a otras exigencias sociales", ha detallado el conseller pese a que el Gobierno central en funciones ha prometido incluir esa partida cuando haya nuevos presupuestos generales.

El "realismo" al que ha aludido Soler se ha puesto de manifiesto en los ingresos previstos en cuestiones como el FOGA histórico, los 344 millones de euros que el Consell reclama por la atención de pacientes desplazados, y sobre todo por la previsión conservadora de las liquidaciones de las concesiones sanitarias, que en el presupuesto de 2019 superan los 250 millones. "Hemos aprendido del pasado, pero son reivindicativos", ha subrayado Soler.

Quién gana y quién pierde

Por consellerias, el presupuesto sube en todos los casos, pero no en la misma medida. Uno de los que más crece es el de la nueva Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática con Rubén Martínez Dalmau (Podem) al frente.

Su departamento aumenta un 13,5% –a competencias homogéneas–, y se sitúa en 187,9 millones de euros, mientras que el de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, de la que se desgajaron las políticas de vivienda y en manos del socialista Arcadi España, crece un 1%, hasta los 355,6 millones de euros.

Entre ambas suman un total de 543,5 millones de euros de presupuesto. En las cuentas de 2019 la entonces Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio contaba con 516,8 millones.

En cuanto a Política Territorial, el presupuesto es de 355,6 millones y contempla 13,5 millones para paliar los daños causados por la DANA en las carreteras, actuaciones de mejora de la seguridad vial y para la elaboración del Plan de Acción Territorial de la Vega Baixa.

La inversión en infraestructuras viarias crece un 6,66%, pasando de 111,9 a 119,3 millones de euros. Esto permitirá ejecutar obras como la Ronda de Villena en Alicante, la Ronda Sudoeste de Vila-real, la pasarela sobre la V-30 en València o el soterramiento de la línea de metro en Burjassot.

Foto: EDUARDO MANZANA

En FGV la inversión asciende a 57,1 millones y permitirá actuaciones en la línea 9 del Tram y avanzar en la conexción del centro de València con Nazaret a través de la L-10. Se contempla una partida de casi medio millón de euros para culminar los tres planes de movilidad metropolitanos y la redacción de otros, además de los estudios de corredores de transporte Aldaia-Alaquàs-Xirivella-València y Rafelbunyol-València.

También destaca el crecimiento de la Vicepresidencia primera y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de Mónica Oltra, que tendrá un presupuesto de 1.618,7 millones de euros, un 5,7% más. Se destinarán 194,8 millones a la Renta Valenciana de Inclusión, un 39,2% más, y 368,8 millones al programa para la Ordenación y Prestaciones de la Dependencia tras la decisión tomada a última hora por la presión de Compromís en la negociación de aumentar al 50% la aportación del Estado para la financiación de la Dependencia.

Otra conselleria de Compromís, la de Agricultura de Mireia Mollà, aumentará su presupuesto un 4% hasta los 422 millones. Hacienda y Modelo Económico y la Conselleria de Justicia, dos departamentos gestionados por el PSOE, aumentan en idéntico porcentaje (1,9%) y gestionarán 337 millones y 555 millones, respectivamente.

Por el contrario, la nueva Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital al frente de la cual está la socialista Carolina Pascual es la principal damnificada con el reparto de las cuentas. El departamento se estrena con un presupuesto de 977 millones de euros, pero la inmensa mayoría (825 millones) se debe a haber asumido el presupuesto para las cinco universidades públicas valencianas que antes salía de la Conselleria de Cultura. El presupuesto para las políticas de innovación quedan, por tanto, reducidas a un porcentaje ínfimo.

Foto: EDUARDO MANZANA

Las consellerias de Sanidad, Educación y la ya mencionada de Igualdad aglutinan la mayoría del presupuesto de la Generalitat: el 55,6% y más de 12.770 millones de los 23.021 globales, con el mayor aumento para el departamento que dirige la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra: un 5,7% más hasta 1.618 millones.

Sanidad es la cartera que concentra la mayor dotación en términos absolutos, con un total de 6.765,1 millones de euros, el 29,4% del presupuesto, y una ligera subida del 1% respecto a las cuentas de 2019. El objetivo es "continuar creciendo para estar cerca del gasto real sanitario", como ha destacado el conseller Vicent Soler, algo "imposible de hacer en una legislatura" en el caso de Sanidad, conselleria que depende de la socialista Ana Barceló.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email