X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de agosto y se habla de EL SELFIEMATÓN emprendedoras torrecid PPCV CIUDADANOS Vox
GRUPO PLAZA

Crónicas por los otros / OPINIÓN

Próxima parada: India solidaria

Foto: PABLO ARGENTE

India es uno de los destinos turísticos por excelencia. India tiene muchas miradas y muchas realidades, infinidad de situaciones que nunca imaginas hasta que llegas allí. Se puede descubrir India de muchas maneras y yo recomiendo hacerlo de la mano de la oenegé valenciana Saheli para vivir otra India diferente.

4/08/2018 - 

Saheli, es una organización valenciana, pequeña y familiar que trabaja desde 2013 en colaboración con la contraparte local en India llamada Lokpanchayat y que pretende abrir sus proyectos a aquellas personas interesadas en visitarlos y conocerlos de primera mano. Por este motivo han decidido lanzar un programa de voluntariado en torno a la casa de acogida de mujeres maltratadas que Lokpanchayat tiene en Sangamner, en el estado indio de Maharastra.

La misión de Saheli es trabajar por el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género, trabajar en la prevención de actitudes machistas. La contraparte local, por su parte, lleva trabajando desde 1993 cuando se fundó por un movimiento estudiantil, grupo de activistas profesores y alumnos, fue entonces que empezaron a trabajar por los derechos de los grupos tribales, agricultura ecológica y situación de las mujeres.

Muchas mujeres se quedan desamparadas y por ello Saheli se centra en esta parte, en el proyecto de mujeres y en una casa de acogida de mujeres maltratadas, una de las lacras más potentes en India.

Mujeres maltratadas

La violencia y el machismo son un problema muy extendido en India. Y Saheli apoya a la contraparte local que ofrece un recurso residencial con apoyo psicológico y jurídico.

El proyecto trabaja en que puedan tener un mejor acceso a los recursos sociales, jurídicos y económicos. Por ello la casa de acogida, es un espacio de apoyo y protección para mujeres que atraviesan circunstancias críticas, principalmente víctimas de violencia. La casa ofrece un espacio seguro, así como apoyo jurídico, psicológico, mediación familiar, formación e inserción laboral.

El programa de voluntariado se centra en realizar actividades con las mujeres que contribuyan a mejorar sus habilidades y capacidades tanto sociales como formativas.

Foto: PABLO ARGENTE

Realizan actividades de todo tipo como realizar e impartir clases de inglés; impartir clases de ofimática; realizar talleres de autoestima, autoconfianza y habilidades emocionales; participar de los talleres de esparcimiento (juegos, canciones, cocina); apoyar en el diseño y elaboración de productos textiles que puedan ser útiles para la comercialización; participar en los talleres de manualidades; involucrarse y participar en la práctica de deportes (yoga, gimnasia); realización de campos de salud, reconocimiento médico y sensibilización en prácticas saludables; trabajos en huerto ecológico; trabajos de mantenimiento de la casa, organizar y facilitar juegos educativos; educación en valores ambientales; talleres de reciclaje, etc.

El programa de voluntariado en la casa de acogida de mujeres en la India busca apoyar a mujeres rurales y particularmente las mujeres excluidas y estar al cuidado de los menores que les acompañan.

En ocasiones muchas de las mujeres que buscan apoyo en la casa de acogida llegan acompañadas por sus hijos e hijas los cuales también atraviesan un episodio traumático, por lo que viven y ven en su ámbito familiar. Por ello el programa de voluntariado de cuido de niños, busca que cuando estén en la casa sea lo más apacible y distendida posible para ellos.

Por esto cuentan con un centro de día, en el que los menores pueden realizar diversas actividades como: aprender, jugar y compartir.

Toda propuesta de los voluntarios en cuanto a la realización de actividades es buena. Y están abiertos a compartir cualquier experiencia y propuesta nueva. Están abiertos a cualquier perfil de voluntariado y necesitan personas que puedan participar en la promoción de campos de salud y están abiertas a cualquier propuesta.

Foto: PABLO ARGENTE

Pablo Argente, es uno de los fundadores junto a Mary Alós y Rosa Lanza quien asegura que sobre todo quieren gente que lleve cariño y sonrisas a unas personas con unas historias muy duras a sus espaldas.

Turismo responsable

El proyecto se encuentra cerca de Bombai, es una zona rural alejada de los destinos turísticos más usuales pero no es menos espectacular. La zona tiene una riqueza paisajística con una zona tribal cerca con bosques espectaculares.

El encanto de la zona donde está el proyecto es precisamente que está fuera de los circuitos turísticos. Es un perfecto ejemplo de lo que es la India rural sin la temible influencia del turismo de masas. No obstante la zona tiene grandes atractivos, como la zona montañosa de los Western Ghats, las ciudades santas de Nasik y Trimbak o las cuevas de Ellora y Ajanta, patrimonio de la humanidad. A solo una hora de Sangamner está la estación de tren de Nasik Road, que permite conectar fácilmente con Mumbai y el norte de la India

Conocer la India rural de primera mano, vivir en una realidad ajena a la nuestra, con otros códigos y otros valores son los valores añadidos de este viaje.

A nivel personal aporta una apertura de mente y un reformulamiento de cómo nos enfrentamos a la vida, según Pablo Argente quien reconoce que lo que más le gusta de India es su cultura varias veces milenaria y de una sabiduría muy profunda, sus paisajes y templos, pero sobre todo sus gentes, su amabilidad, su nobleza, sus sonrisas.

El programa de voluntariado ofrece estancias de mínimo 15 días para que la persona tenga tiempo de adaptarse y tener contacto con la realidad local. Antes de viajar hay un proceso previo de orientación y sensibilización y pueda tener buenas actitudes y buenas prácticas. Evitan cualquier tipo de intervención invasiva y quieren que las personas sean conscientes de la realidad que están viviendo.

Quizá es porque fue mi primer destino a un país en desarrollo pero lo tengo grabado en mi memoria y en mi recuerdo a fuego. Fue una experiencia brutal que recomiendo. Un destino como India de la mano de una entidad sin ánimo de lucro es una experiencia que deberíamos vivir todos y todas.

 La semana que viene… ¡más!

Noticias relacionadas

Foto: BENITO PAJARES/ FUNDACIÓN JUNTOS POR LA VIDA
crónicas por los otros

Cantan para cambiar sus vidas

Estimée tiene 13 años y es de Wawata, Benin. Sorprende las marcas de su cara. Es la manera en la que en Benin tradicionalmente se identificaba a las personas que vivían en determinadas tribus. Al nacer se les hacían cortes en las mejillas que les acompañaban durante toda su vida. Y todavía ocurre. Estimé tiene una manera de cantar más gutural, más tribal. Es una de las niñas que forma parte del coro Coro BeningBé que está de gira por España y por València

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email