GRUPO PLAZA

propuesta 'abril'

Proyectando la Plaza del Ayuntamiento (IV): un jardín lineal y una 'nebulosa' contra el calor

Cuarta entrega de la serie de artículos sobre los proyectos finalistas para la reforma de la Plaza del Ayuntamiento de València

13/08/2022 - 

VALÈNCIA. Un imponente jardín lineal acompañado de una zona de agua pulverizada a modo de nebulosa. Son los dos pilares en los que se sustenta el proyecto 'Abril', una de las cinco iniciativas finalistas del concurso de ideas con jurado para reformar la Plaza del Ayuntamiento de València. La propuesta plantea una importante peatonalización de la plaza y contempla aspectos como los mencionados para "crear un microclima que reducirá de forma perceptible la temperatura" del espacio.

Con una inversión de más de 8,6 millones de euros, esta alternativa busca una Plaza del Ayuntamiento con 25.600 metros cuadrados para el peatón, 11.000 más de lo que había hasta ahora. Y a diferencia de otras iniciativas, esta centra su intervención en el ámbito exclusivo de la plaza, dejando fuera de ella calles próximas como Marqués de Sotelo, San Vicente, Periodista Azzati o la calle Las Barcas.

Por una parte, la propuesta contempla un jardín lineal que discurriría desde el norte de la plaza por la fachada este, pasando por delante del antiguo cine Rialto y del edificio de Correos, para acabar 'abrazando' la plaza en el flanco sur. Esta idea busca "dar continuidad al sistema del verde público" que conecta con las Plazas de la Reina y de Brujas, según reza la memoria del proyecto presentada al concurso.

La idea es utilizar "el mayor número posible de los árboles existentes en su posición actual", e insertar nuevos ejemplares de "copas frondosas con hojas generosas" y "de forma aparentemente desorganizada". Entre los árboles, se mantendrían tanto la gran fuente actual -eliminando los parterres que la rodean- como la estatua de Francesc de Vinatea, y se ubicaría también una zona de juegos

Vista desde el norte de la plaza

El propósito con esto es contribuir al desarrollo de un microclima agradable y fresco, por un lado; y por otro, crear una zona "de mayor intimidad" que contraste con la superficie abierta que quedará en la fachada oeste de la plaza, la de la casa consistorial. "Un contraste y equilibrio donde la multitud reclama lo abierto y el individuo la intimidad en lo cubierto", explica la iniciativa.

Por su parte, los puestos de flores que existen ahora mismo en la plaza "se diseminarán de forma azarosa por todo el bosque", proponiendo así "una atmósfera animada y colorista" a lo largo del jardín. Ahora bien, con un diseño renovado, "más discreto y transparente". Aunque el proyecto plantea otra posibilidad alternativa: agruparlos todos en el borde sur de la plaza bajo una pérgola cubierta de buganvilla.

La 'nebulosa' central

El diseño de la plaza dejaría un espacio central abierto, un "claro en el bosque" que constituiría un espacio "abierto y flexible" y en el que, a fin de recuperar para la ciudad la memoria del lugar, "se estampará sobre el pavimento" la huella del antiguo convento de San Francesc, que antaño ocupaba una manzana, antes de que se conformara el gran espacio como la plaza actual.

Es en esta explanada donde se ubicaría la zona de agua, un elemento que asume "un papel protagonista de mediación a lo largo del año" y aporta "un valor icónico de continua mutación cíclica". En el suelo, se ubicaría una "fina lámina" a modo de espejo para favorecer un "gran espacio de contemplación". Pero además iría acompañada de una 'nebulosa', "agua pulverizada generando infinitas gotas en suspensión que permitiría un uso lúdico de la zona, pero que también tiene como objetivo la "reducción efectiva de la temperatura excesiva en los días más calientes".

Vista desde el sur de la plaza 

"En combinación con las ligeras brisas que a lo largo del día atraviesan la Plaza, su efecto aumenta el confort del espacio", señala el proyecto 'Abril' en este sentido, y según explica, este sistema de "nebulización" es una forma de refrigeración sencilla pero "bastante eficaz en los climas cálidos y húmedos, para mejorar el confort térmico en el exterior", según los estudios. De hecho, señala, con una temperatura de 25ºC, se podría bajar la temperatura en la zona nebulizada más de 5ºC. Si hubiera 32ºC, en más de 6ºC.

Pero este enclave no sólo será una zona de agua, sino que tendrá cuantos usos polivalentes necesite la ciudad. Así, se puede retirar el agua durante las Fallas para situar las mascletaes, cuando se lleven a cabo conciertos, recitales o exposiciones temporales en la plaza o cuando, por ejemplo, se celebren mercados puntuales.

Cambios en la movilidad

La iniciativa propone una serie de modificaciones de los viales para "asegurar prioridad máxima al peatón" en la plaza al tiempo que se garantiza un mínimo acceso del transporte público. Así pues, desde el nudo de la calle San Vicente, se mantendría el único vial existente ahora mismo hasta la calle Barcelonina, peatonalizando la zona frente al antiguo cine Rialto, con el propósito de que el transporte público y otros vehículos autorizados pudieran llegar desde el norte hasta la calle de Las Barcas.

Por otro lado, propone desviar la línea C1 por la calle Poeta Querol, manteniendo por tanto el esquema de línea que tiene lugar durante la época fallera. "Cualquier otra alternativa sería poco viable atendiendo a la complejidad de la trama urbana y el sentido de circulación actual de las  calles", señala el proyecto, que también contempla trasladar la única parada de la EMT al tramo comprendido entre Periodista Azzati y Roger de Lauria, que se mantendría abierto al tráfico. Y además, se reabriría la calle Correos para ubicar aquí una parada de taxis.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme