GRUPO PLAZA

PROPUESTA 'BATEGA VALENTIA'

Proyectando la Plaza del Ayuntamiento (V): vistas arquitectónicas y un bulevar en Marqués de Sotelo

Quinta entrega de la serie de artículos sobre los proyectos finalistas para la reforma de la Plaza del Ayuntamiento de València

14/08/2022 - 

VALÈNCIA. Una peatonalización en cuatro fases, con un paseo arbóreo al este y un amplio carril peatonal descubierto al oeste para culminar en un bulevar en Marqués de Sotelo hasta la Estación del Norte. Es lo que propone, en síntesis, el proyecto 'Batega Valencia', uno de los cinco finalistas del concurso de ideas con jurado convocado por el Ayuntamiento de València para la reforma integral de la céntrica Plaza del Ayuntamiento.

Con una inversión de 6 millones de euros, la iniciativa busca actuar sobre más de 48.000 metros cuadrados, incluyendo no sólo la propia plaza y la avenida Marqués de Sotelo, sino también calles adyacentes como San Vicente, Periodista Azzati, Barcelonina, la calle de Las Barcas o de Correos.

Así, uno de los objetivos del diseño planteado es favorecer la visualización de la arquitectura de la plaza, que acoge importantes edificios como el de la casa consistorial, el antiguo cine Rialto, el Ateneo Mercantil o el antiguo edificio de Correos -hoy, Palau de les Comunicacions de la Generalitat Valenciana-. "Una cualidad de este gran espacio es su gran dimensión y la posibilidad de captar la extensa visual sobre los edificios", señala en este sentido.

Por ello, "la vegetación no niega la percepción" y "mantiene las largas visuales que permiten captar" la "magnitud" de la plaza. Y lo hace separándose de ciertos puntos clave, como las fachadas mencionadas, enmarcándoles y "estimulando su contemplación". Con estos criterios se proyecta una suerte de paseo arbóreo desde San Vicente a lo largo de la fachada este de la plaza donde la arborización "invade el espacio central con longitudes variables".

Se crean así tramos diferenciados en este paseo, cada uno caracterizado con un objetivo. Por un lado, habrá espacio para las terrazas en la mitad norte, y quedarán "acotadas entre árboles y elementos de mobiliario urbano, evitando su propagación". Además, habrá otros espacios de jardines y juegos, y se mantendrá la fuente actual de la plaza, pero "rodeada de un espacio libre y un telón de fondo vegetal", en frente del Ateneo. Se reubicará la estatua de Francesc de Vinatea "o bien se puede ceder el espacio a otra expresión artística a partir de un proceso de participación ciudadana".

 

También a lo largo de este trayecto se encontrarán los quioscos de flores, que actuarían como "filtro del borde de la plaza". Se ubicarán próximos a las zonas de mayor tránsito de peatones y tendrán un "diseño neutro" que busca "no competir en el protagonismo con la arquitectura del entorno, pero sí aportar color al paisaje urbano". Por ejemplo, con coloridas piezas cerámicas características de la Comunitat Valenciana, reproduciendo el cromatismo de las flores.

En la zona central queda una explanada abierta en cuyo pavimento se reconocerán las trazas del antiguo Convento de Sant Francesc, y la propuesta deja "pendiente" una "posible recuperación de elementos arqueológicos". Asimismo, será un espacio funcional, albergando los principales eventos de la ciudad -mascletaes, premios, manifestaciones, fiestas-, la Falla municipal, así como el mercadillo semanal. En este punto, el proyecto propone "estudiar la viabilidad y conveniencia" de recuperar vestigios diseminados de la historia de la plaza como la fuente del Mercado de las Flores, hoy en la calle Llano de Zaidía.

Por otra parte, el proyecto insiste en la prioridad medioambiental, y por ello subraya que "se preservará el arbolado existente compatible con la nueuva ordenación", y sólo los árboles que hay en frente del Ayuntamiento estarán "sujetos a una posible reubicación". Sólo en la plaza se contempla incorporar un centenar de árboles, que junto al resto de vegetación busca crear "un microclima de refugio". Y para su riego, se prevé aplicar el reciclaje y almacenamiento del agua de escorrentía. 

Movilidad

En cuanto a la movilidad, la idea es desalojar el vehículo privado "mediante bluces". Así, se peatonalizaría la mitad norte de la plaza, lo que obligaría a modificar el trazado de la línea C1 de la EMT que actualmente la atraviesa del norte al sur. Tras el cambio, la línea discurriría por Poeta Querol desde la calle La Paz y llegaría hasta la calle Colón por Pascual i Genís para continuar su trazado normal desde ahí. 


Además, entre las actuaciones previstas se contempla la peatonalización de Periodista Azzati, y se restringiría el paso de coches en el sentido norte-sur, permitiendo, eso sí, el paso de buses y taxis en el costado sureste de la plaza, hacia Roger de Lauria y por la fachada este hasta la calle Las Barcas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme