X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los socialistas dicen que no afecta a los periódicos y la coalición cree que sí

PSPV y Compromís discrepan sobre el alcance de su enmienda contra los anuncios de apuestas

15/11/2018 - 

VALÈNCIA. Este miércoles finalizó el plazo para que los grupos parlamentarios presentaran enmiendas a la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat de 2019. Un trámite en el que PSPV y Compromís presentaron, como viene siendo costumbre, sus propuestas de modificación de forma conjunta. Una metodología que, no obstante, no significa que las dos formaciones estén de acuerdo en todas las cuestiones por mucho que sean socios de gobierno. O al menos eso es lo que se desprende por las diferentes interpretaciones que cada grupo parlamentario hace sobre una enmienda rubricada por socialistas y valencianistas. 

Así, PSPV y Compromís registraron una modificación de la Ley de Publicidad Institucional de la Generalitat Valenciana sobre la "exclusión a los medios de comunicación con publicidad de apuestas y otras modalidades de juego accesibles a menores de edad". Apuestas y juegos como "máquinas de azar, black jack, bingo, punto y banca, póquer, la ruleta o complementarios".  Es decir, la Generalitat no insertará anuncios en medios con publicidad de apuestas accesible a menores, como hace desde hace seis meses con los medios que contienen anuncios de prostitución, lo que obligó a algunos a retirarlos para seguir contando con publicidad institucional.

Ahora bien, la enmienda tiene un apartado en el que precisa qué se entiende por "comunicaciones accesibles para menores de edad" que peca de ambigüedad, según pudo comprobar Valencia Plaza tras consultar con los dos socios del Gobierno de Ximo Puig. Por una parte, se hace referencia a todos aquellos anuncios de apuestas que se hagan en televisión o radio entre las 6 y las 22 horas o, en su defecto, junto a programas dirigidos de manera "específica o primordial a menores de edad". Un punto sobre el que no existe desacuerdo alguno. 

El segundo epígrafe, no obstante, es en el que socialistas y valencianistas entienden lo redactado -y registrado- de forma diferente. Este punto concreta que las comunicaciones accesibles para menores son "aquellas que se realizan en las publicaciones de libros, revistas, folletos, diarios (impresos o en formato digital), cubiertas exteriores, portada, contraportada, pasatiempos y secciones dirigidas de manera específica o primordial a menores de edad".

Para el PSPV, esta frase significa que la publicidad institucional quedaría vetada para los medios -cualquiera que fuera el formato descrito- dirigidos "de manera específica o primordial" a menores. Los periódicos no estarían incluidos en ese párrafo. Sin embargo, el análisis que hace Compromís es mucho más amplio. Para el grupo que lidera Fran Ferri, el texto veta a todos los medios descritos, incluidos los periódicos en papel o digitales, si estos contemplan anuncios de apuestas en sus "portadas, contraportadas, pasatiempos y secciones dirigidas de manera específica o primordial a menores de edad". 

Lo cierto es que la ambigüedad del párrafo deja la puerta abierta a que en realidad se puedan realizar las dos lecturas. La enmienda se votará en un pleno de Les Corts en las próximas semanas. Sin embargo, de mantenerse la discrepancia podría darse la situación de que los grupos llegasen a retirarla si no llegaran a un acuerdo, ya que los socialistas no quieren añadir un nuevo veto a los periódicos después de que el pasado mes de mayo ya se prohibiera que la Generalitat pudiera poner publicidad institucional en aquellos medios que anunciaran prostitución. 

Ocho semanas de permiso de paternidad

Donde sí hay plena coincidencia es en otra enmienda que amplía el permiso de paternidad al personal de la Generalitat valenciana. El personal que trabaja en la Administración autonómica tendrá a partir del 1 de enero de 2019 ocho semanas de permiso de paternidad, gracias a una enmienda conjunta presentada por PSPV y Compromís que previsiblemente será apoyada por Podemos. Se igualarán así a los funcionarios del Estado, para los que el Gobierno de Pedro Sánchez anunció esta ampliación.

El permiso de paternidad se amplió, vía decreto ley del Consell, a seis semanas el pasado mes de julio. Solo medio año después, los más de 130.000 trabajadores de la Generalitat verán ampliado este derecho.
Según especifica la enmienda, la duración del permiso de paternidad por nacimiento, guarda con fines de acogimiento o adopción de una hija o hijo se distribuirá así: las cuatro primeras semanas serán ininterrumpidas e inmediatamente posteriores a la fecha de nacimiento, guarda, adopción o acogimiento. Es decir, simultáneas a las de la madre.

Las cuatro restantes no podrán coincidir con las de la madre -las semanas cinco y seis en caso de parto y cinco en caso de adopción o acogimiento quedan reservadas a ellas- y serán ininterrumpidas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email