GRUPO PLAZA

PSPV y PPCV aceleran el proceso de listas mientras Compromís revisa su fórmula de primarias

Foto: KIKE TABERNER
26/08/2022 - 

VALÈNCIA. El verano encara su recta final y las distintas formaciones políticas de la Comunitat Valenciana se enfrentan al siempre complicado examen interno de la elaboración de las candidaturas autonómicas y locales para las elecciones que, probablemente, tengan lugar de forma conjunta el 28 de mayo del año próximo.

Se acercan, por tanto, meses decisivos para gobierno y oposición donde el objetivo colectivo del Botànic será lograr la mayoría para continuar y el de las fuerzas de derechas encabezadas por el PP, precisamente el contrario. Eso sí, dentro de esos deseos globales se esconden otros individuales: el de la continuidad o incorporación a listas municipales y autonómicas de centenares de miembros de los partidos implicados.

Como de todos es sabido, la elaboración de las listas suele generar fuertes tensiones internas en las formaciones políticas. Es por ello que los partidos tradicionales, PSPV y PPCV, ante la posibilidad de un resultado ajustado en los comicios, prefieren evitar los clásicos codazos y batallas por ocupar puestos de honor en las candidaturas. Así, en ambos casos las listas se darán a conocer con mayor antelación de lo ocurrido en anteriores elecciones, como 2019.

Puig durante un mitin en 2019. Foto: PSPV

En el caso de los socialistas valencianos liderados por el también presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la dirección federal ya marcó la pauta antes de las vacaciones. Los candidatos de municipios de más de 20.000 habitantes tendrán que dar un paso adelante para las primarias entre el 19 y 20 de septiembre y, si hay contendientes, habrá unas primarias que, como mucho se alargarán hasta una segunda vuelta de votación que tendrá lugar el 16 de octubre. No obstante, existe una segunda ventana para estos municipios con una presentación de candidatos que tendrá como fecha límite el 22 de noviembre. 

Así pues, en cualquier caso, los socialistas tendrán a sus cabezas de lista de grandes ciudades antes de Navidad y, las listas completas, antes de que concluya el mes de enero. Es más, según el calendario elaborado por Ferraz, en esa misma fecha límite también se encontrarán todas las candidaturas a parlamentos autonómicos.

El líder del PPCV, Carlos Mazón. Foto: CARLOS MANZANA

Una línea similar está siguiendo el PPCV que lidera Carlos Mazón. A lo largo del verano se han estado cerrando las candidaturas a las alcaldías de poblaciones más pequeñas y el propio presidente  de los populares valencianos ha manifestado públicamente su intención de anunciar todos los candidatos municipales el 9 d'Octubre, lo que evidencia que estas semanas serán animosas para el aparato interno del partido. Menos concreción existe en lo que se refiere a las listas para Les Corts Valencianes, aunque fuentes del entorno de Mazón aseguran que la idea es que no se dilate el proceso de decidirlas y proclamarlas para, precisamente, evitar tensiones internas y mantener el foco fijo en la tarea de la oposición frente al Botànic.

En la otra orilla se encuentra Compromís. El pionero y complejo proceso de primarias desarrollado en 2015 por la coalición formada por Més, Iniciativa y VerdsEquo, está siendo sometido a revisión a la búsqueda de una fórmula que pula los defectos encontrados en un sistema muy abierto que, para algunos, socava el objetivo de conformar las mejores candidaturas posibles en pos de la democracia interna. De hecho, las carencias del mismo han sido puestas en cuestión por referentes como el alcalde de València, Joan Ribó, quien reivindicó su modificación en una entrevista a este diario meses atrás.


Precisamente uno de los grandes dilemas se centra en la capital y en otros grandes municipios, si bien también existen dudas respecto al sistema para Les Corts Valencianes. Las cuotas establecidas, el papel de los adheridos o las dificultades para incorporar con éxito a independientes de relevancia, son algunos de los problemas con los que se encuentra la coalición a la hora de establecer un reglamento que contente a todas las patas y, además, permita las listas más competitivas posibles. Y todo ello sin contar las posibles alianzas electorales que, no obstante, parecen cada vez más alejadas en el ámbito de los comicios autonómicos.

Un escenario que podría atascar el proceso en la formación valencianista, lo que podría debilitar la imagen de la marca frente a unos partidos tradicionales que han optado por resolver cuanto antes y lo más alejado posible de la celebración de las elecciones el siempre espinoso asunto de las listas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme