GRUPO PLAZA

políticos al habla / OPINIÓN

Puedo prometer y prometo

3/04/2019 - 

Puedo prometer y prometo es aquella famosa frase del expresidente Adolfo Suarez, que repitió hasta siete veces para pedir el voto ante las primeras elecciones democráticas. Habló de poner fin a la "absurda discriminación a la mujer" y de los desequilibrios sociales, culturales y económicos. Un discurso muy recordado, en el que prometía una reforma fiscal para que quien más tiene más pague, además de una Constitución que otorgara autonomía a las regiones según sus propias características. Era el 1977.

Resulta obvio que la sabiduría del padre no fue heredada por el hijo, candidato del PP, a la vista de las recientes afirmaciones sobre los neandertales y los neoyorkinos, atribuyendo a ambos los "abortos" de los hijos ya nacidos. Otro fichaje estrella de la derecha que salió estrellado.

Estos son días de campaña y los partidos prometen y se comprometen mediante sus programas electorales, que luego algunos tienden a olvidar o ni siquiera repasar a la hora de gobernar.

Adolfo Suárez. Foto: EFE

A mí me parece mucho más útil en lugar de escuchar los cantos de sirenas de los partidos mirar hacia atrás y ver cada uno lo que ha hecho y defendido, para decidir el voto. Y obviamente no es suficiente con que hayan reconocido el problema, sino que se debe repasar cuáles han sido las propuestas planteadas y el posicionamiento.

El problema más acuciante que tiene nuestra Comunitat es sin duda el sistema de financiación: el dinero que nos ha de dar el Estado para financiar los servicios básicos como la educación, la sanidad y los servicios sociales, esto es el 80% de nuestros ingresos. Tenemos la peor financiación por habitante, además de ser en cifras globales una Comunidad pobre que financia a otras más ricas. Vamos, que nos imponen un exceso de solidaridad que nos impide financiar nuestros propios servicios básicos. Y en consecuencia la deuda crece, si bien a un ritmo inferior que cuando gobernó el PP.

Al respecto tenemos de una parte a Cs que no ve el problema ni lo entiende y carece de propuesta alguna, un PP que gobernó con mayoría absoluta y con apoyo de Cs y decidió no abordarlo a pesar de existir una obligación legal por haber caducado el modelo desde enero de 2014, y un PSOE que tampoco ha querido ni modificar el sistema ni condonarnos la deuda ilegítima derivada de este modelo injusto que ellos mismos idearon. Que ahora vengan por estas tierras y prometan cambios no hace más que evidenciar la injusticia del problema, pero mirando hacia atrás poca fiabilidad tienen sus palabras.

La reivindicación de Compromís de un cambio de modelo de financiación es constante, reiterada y es la exigencia básica de apoyo a un posible futuro gobierno. La compensación de la deuda ilegítima que soportamos es una alternativa temporal mientras se alcanza el objetivo.

Otra de las injusticias reiteradas y denunciadas por Compromís ha sido la falta de inversiones en los Presupuestos Estatales y lo que es peor, el incumplimiento de las que se recogían. Así, poca diferencia cabe observar a lo largo de los años de alternancia entre unos y otros: la media de inversiones era la mitad del peso poblacional y su ejecución se quedaba en la mitad de ésta. Las mayores inversiones vinieron en su día con el AVE, cuyo coste ha supuesto un abandono absoluto de las cercanías que en la actualidad están en un lamentable estado, con retrasos permanentes, perjudicando el transporte cotidiano de la gente de nuestra Comunitat que necesita el tren para ir a trabajar. Las enmiendas registradas por Compromís año tras año para mejorar las inversiones en nuestro territorio han tenido el voto en contra de unos y otros que han ostentado el gobierno o cantidades ínfimas que no se han ni ejecutado. Citaré algunos ejemplos: el tren Gandia-Denia sigue sin existir; la línea Xativa-Alcoi sigue demandando inversiones para dignificarla; la conexión ferroviaria con Castellón sigue siendo lamentable; y seguimos pagando la AP-7, concesión tantas veces prorrogada.

Ximo Puig y Mónica Oltra en el Congreso durante la aprobación del Estatut. Foto: EFE

En el último proyecto de Presupuestos logramos un compromiso mayor de inversión que alcanzaba el 9,8, sin llegar al 10,6 de la población que nos corresponde, pero el voto en contra de PP, Cs, ERC y PdCat impidió su tramitación. Esta reivindicación -contar con una exigencia legal para que las inversiones estatales respeten nuestro peso poblacional- está ahora contenida en el Estatuto valenciano, una reforma que se inició hace 7 años y que tenían parada en la Mesa del Congreso PP y Cs y tras múltiples protestas logramos desbloquear y que Cs votó en contra.

Resulta obvio que lograr un trato justo del Estado -no pedimos ni más ni menos que el resto de las Comunidades Autónomas sencillamente lo que nos corresponde-, es uno de esos compromisos incumplidos por parte de los gobiernos del bipartidismo y que Cs ni entiende, y sólo si una fuerza política como Compromís es determinante, los intereses valencianos contarán con esa voz y exigencia imparable que acabe con la injusticia que llevamos demasiado tiempo padeciendo y que nos afecta el día a día, pues del trato justo depende contar con recursos suficientes para mejorar nuestro transporte metropolitano, reducir las listas de espera en sanidad, mejorar los trenes de cercanías o incrementar las medidas para luchar contra la pobreza y crear más y mejor empleo.

Durante esta legislatura autonómica se han cambiado las prioridades: las políticas sociales y la educación pública han sido las grandes protagonistas para hacer frente a la situación de emergencia social con la que Compromís se encontró al llegar al gobierno, junto a las políticas activas de empleo.

Una financiación justa y un gobierno comprometido con las personas son clave para continuar con esta transformación social imparable que persigue algo tan revolucionario como que la política sea útil para la gente, y así contribuya a la felicidad del día a día. 

Isaura Navarro es diputada de Compromís en Les Corts


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email