GRUPO PLAZA

el presidente no quiere desbandadas que congelen la gestión en la recta final de la legislatura

Puig corta las alas a los altos cargos: su presencia en las listas será excepcional

Foto: KIKE TABERNER
13/09/2022 - 

VALÈNCIA. El deseo de muchos altos cargos socialistas dentro del Gobierno valenciano de asomarse a las listas autonómicas se quedará, en la mayoría de los casos, en un mero sueño. Así lo aseguran fuentes próximas al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que recalcan que la incorporación a las candidaturas para Les Corts de subsecretarios, secretarios autonómicos y directores generales, de producirse, será "excepcional" o "anecdótica".

Tal y como informó Valencia Plaza días atrás, no son pocos los altos cargos que miraban de reojo la posibilidad de ser incluidos en las listas. Cabe recordar que integrarse en los puestos de salida de estas candidaturas permite obtener un escaño como diputado, lo que asegura cuatro años de continuidad política a su poseedor. 

Como es habitual, la cercanía de las elecciones autonómicas y locales (mayo de 2023) incrementa los nervios en todas las formaciones políticas, especialmente en las que conforman el Govern del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem). Los sondeos en este momento siembran, a diferencia de la situación en 2019, muchas más dudas y los distintos dirigentes políticos tratan de asegurar su continuidad en el tablero y, para ello, el primer paso puede ser conseguir un acta de diputado.

Ahora bien, en Presidencia no quieren oír hablar de las pretensiones de los altos cargos. Fuentes del entorno de Puig recuerdan que los subsecretarios, secretarios autonómicos y directores generales son "inelegibles"; es decir, tal y como refleja la Ley Electoral Valenciana (1/1987) "los altos cargos de la Presidencia de la Generalitat, de las Consellerías y de los Organismos autónomos de ellas dependientes, nombrados por Decreto del Consell" no pueden ser integrados en las listas a Les Corts salvo que renuncien a su cargo previamente.


Una circunstancia que obligaría a la dimisión de los que fueran elegidos para este cometido, lo que a juicio del entorno de Puig podría afectar a diferentes áreas de gestión en la recta final de la legislatura, algo a lo que no está dispuesto el presidente. Eso no significa que no pueda existir algún caso concreto en el que pueda ocurrir y, efectivamente, eso contribuya a encarecer de alguna manera los puestos a distribuir, pero insisten en que de suceder, será de forma "aislada".

Un problema también para los otros socios del Botànic

Esta situación no sólo afecta al PSPV. El deseo de concurrir en las listas autonómicas por parte de algunos altos cargos también puede extrapolarse a Compromís o incluso Unides Podem, aunque probablemente en mayor medida en el primero de los casos.

En el caso de la coalición valencianista existen numerosos dirigentes en el segundo escalón que aparte de sus labores de gestión tienen un peso específico dentro del partido; por lo que no se descarta que algunos pretendan asomarse al proceso de primarias que dará su pistoletazo de salida en las próximas semanas. Ya sea por esta vía o por alguna otra excepción habilitada para ello, el problema al final del recorrido sería el mismo que en el PSPV, la obligatoriedad de dejar el cargo que ahora ostentan de forma anticipada a las elecciones, lo que podría acarrear cierto vacío de gestión.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme