Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el líder del pspV se posiciona en el debate nacional

Puig entra en la guerra de barones: “Ningún voto al PSOE ha sido para hacer presidente a Rajoy”

El presidente se muestra más abierto a la negociación que otros líderes socialistas como Susana Díaz, Emiliano García-Page o Guillermo Fernández Vara

23/12/2015 - 

VALENCIA. El presidente de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, se posicionó este martes tal y como han venido haciendo otros barones del partido después de las elecciones generales del 20 de diciembre. Así, el secretario general de los socialistas valencianos tomó distancia respecto a otros 'pesos pesados' del partido que han querido mostrar distancia con Podemos o incluso su inclinación a que Pedro Sánchez se quede en la oposición y deje gobernar a Mariano Rajoy.

"Ningún voto al PSOE ha sido para que Rajoy continúe de presidente", aseguró el líder del PSPV en declaraciones a los medios, quien recalcó que no es posible que la formación socialista "vote en contra de los intereses de los que le han votado". En esta línea, el secretario general de los socialistas valencianos recalcó que el PP ha sido el partido más votado y, por tanto, es a Mariano Rajoy a quien "le corresponde la posibilidad de intentar conformar Gobierno". "Si esa opción no es posible, habrá que intentar otras", recalcó Puig, quien aseguró que la democracia "siempre deja salidas". "Ahora bien, no se pueden "buscar atajos contra la democracia que es lo que está pasando en Cataluña", apostilló.

De esta manera, Ximo Puig dejaba su impronta respecto al complicado escenario postelectoral que ha arrojado complejas combinaciones para que Mariano Rajoy o Pedro Sánchez puedan alcanzar la Presidencia del Gobierno. Mientras el primero necesitaría el respaldo de los socialistas o la abstención de PSOE y Ciudadanos, el segundo tendría que pactar con Podemos y otras fuerzas de carácter nacionalista que le abocarían a una situación muy delicada al respecto del proceso catalán.

En esta línea, cabe recordar que el líder del PSPV se encuentra gobernando con Compromís como socio en el Consell y con el soporte en Les Corts de Podemos, dos fuerzas junto a las que firmó el llamado Pacto del Botánico. De hecho, durante aquellas negociaciones se produjeron notables complicaciones que condujeron a que parte de su partido sugiriera la opción de buscar un acuerdo con Ciudadanos, una opción que Puig descartó, para insistir en el acuerdo con las fuerzas de izquierdas. Por otro lado, el líder valenciano siempre se ha mostrado muy crítico públicamente con la posibilidad de afrontar una grosse koalition (pacto PP-PSOE), tanto en el ámbito autonómico como en el nacional.

No obstante, la opinión de Puig parece coincidir al 100% en este caso con la de otros barones del PSOE. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, subrayó este martes que, tras las elecciones generales, el PSOE "tiene que hacer un análisis" y una "reflexión profunda" sobre la "pérdida de apoyos por parte de la ciudadanía" y "tratar de recuperar la credibilidad", de manera que, a su juicio, no puede caer ni en el "oportunismo" ni en el "aventurismo político", al tiempo que tiene que cumplir con su palabra y votar "rotundamente no" a Mariano Rajoy y al PP en la sesión de investidura. Es decir, ni una cosa ni la otra y, por tanto, el proceso se vería abocado a una reedición de las elecciones. Por si quedaban dudas, al presidenta andaluza calificó de "prepotente" a Pablo Iglesias al haber considerado "imprescindible reconocer un referéndum de autoderminación en Cataluña si queremos entendernos".

En una línea similar se pronunciaron el lunes el líder manchego Emiliano García-Page, quien incluso puso sobre la mesa su preferencia de que el PSOE se quede en la oposición, o el referente extremeño Guillermo Fernández Vara, quien alejó la posibilidad de un pacto con Podemos.  

Puig: "Yo no tengo problema en llegar a acuerdos con Podemos"

El líder de los socialistas valencianos, inquirido por si es partidario de pactar con Podemos, recordó que el PSOE y Podemos tampoco suman los votos necesarios e instó a "esperar" y "dejar que los tiempos avancen". Consideró además que el PSOE "debe tener una actitud de responsabilidad, pero pasiva", porque "una actuación directa no parece que sea lo más lógico". "Vamos a ver qué hace el PP, qué propone y si lo consigue. Si no lo consigue habrá que buscar otras fórmulas", señaló.

"Personalmente saben que yo no tengo ningún problema en acordar con Podemos, pero la situación española es la que es: no es plan A o plan B", destacó. Así, indicó que "el único plan que sí que sumaría sería el acuerdo del PSOE con el PP", pero insistió en que no está de acuerdo porque iría "en contra de las convicciones y de la voluntad que han expresado los ciudadanos".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email