Hoy es 14 de junio y se habla de Plaza kento documental oposiciones
GRUPO PLAZA

la ampliación de las reuniones sociales a 10 personas, otra de las medidas

Puig propone el toque de queda desde medianoche a la espera del aval jurídico

Foto: KIKE TABERNER
7/05/2021 - 

VALÈNCIA. El Gobierno valenciano camina hacia un momento decisivo en la gestión de la pandemia. El próximo domingo a las 12 de la noche decaerá el estado de alarma y las Comunidades Autónomas (CCAA) dejarán de contar con el paraguas establecido por el Ejecutivo central, con lo que restricciones que afectan a los derechos fundamentales como el toque de queda o el cierre perimetral quedarán sin efecto.

Es por ello que el Consell liderado por Ximo Puig pisó el acelerador este jueves para solicitar al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) el aval para la actualización de las restricciones que se encuentran en vigor. El líder socialista ya anunció días atrás que no prorrogará el cierre perimetral autonómico -vigente ya desde hace más de seis meses- pero sí aspira a mantener el toque de queda.

Ahora bien, según fuentes de Presidencia, en el escrito remitido al TJSCV se perfila una rebaja de esta restricción: el toque de queda se retrasaría hasta las 0.00 horas -ahora está fijado a las diez de la noche- y permanecería vigente hasta las 6.00 horas. Dos horas más de libre circulación que juegan especialmente a favor de la hostelería, que podría recuperar el servicio de cenas que lleva en barbecho desde finales de enero.

Foto: KIKE TABERNER


No obstante, la ampliación del horario de bares y restaurantes -que las fuentes consultadas opinan que podría situarse en torno a las 23.30 horas- queda fuera de la petición realizada al TSJCV, dado que no afecta a los derechos fundamentales por lo que será revisada en la reunión de la Mesa Interdepartamental del Consell que apunta a celebrarse el sábado. De la misma manera, ahí se debatirá también cuánto se amplía el aforo permitido en el interior de la hostelería que a día de hoy permanece fijado en el 30%.

Sí figura en la solicitud al TSJCV la ampliación hasta 10 personas en las reuniones sociales en espacios públicos y privados, hasta ahora limitadas a seis individuos. Un punto en el que Compromís ha solicitado que este número pueda ser superior si sólo participan dos núcleos de convivientes, en lo que supone un guiño a las familias numerosas. Por otro lado, también figura en el escrito que el aforo en los espacios de culto se expanda hasta el 75%. 

Esta solicitud del Gobierno valenciano será clave en la gestión de la pandemia en las próximas semanas. Muchos expertos en Derecho Constitucional han mostrado estos días sus dudas respecto a la posibilidad de que el Consell tenga la capacidad para prorrogar el toque de queda, al considerar que impedir la libre circulación choca con un derecho fundamental difícilmente restringible sin el estado de alarma en vigor. 

Sin embargo, otros juristas recuerdan que el TSJCV ya admitió este planteamiento en octubre y todo dependerá de si la solicitud está suficientemente avalada con datos e informes técnicos y sanitarios. Ahora bien, cabe recordar que cuando se autorizó esa restricción por el citado tribunal -22 de octubre-  la Comunitat Valenciana tenía una incidencia acumulada a 14 días de 142 casos por cada 100.000 habitantes y se notificaban más de un millar de positivos nuevos diarios, mientras que ahora el citado indicador se encuentra en 41 y raro es el día en el que se registran más de 200 casos en las últimas 24 horas.

En este sentido, el problema para la Generalitat se daría si el TSJCV, que a priori tiene 48 horas para pronunciarse, rechazara la propuesta realizada por el Gobierno valenciano. Esto dejaría al Consell del Botànic a muy pocas horas de que expirara el estado de alarma sin una cobertura de las citadas restricciones: o lo que es lo mismo, podría dejar de funcionar en la Comunitat el toque de queda y el resto de las restricciones si se produjera un vacío legal. Una posibilidad que desde Presidencia consideran remota dado que estiman justificadas las peticiones del Ejecutivo y porque consideran además que existiría margen de maniobra en cualquier caso, más allá de las consultas previas informales que se hayan podido mantener con el órgano jurídico en cuestión.  

En esta línea, desde el Consell esgrimen además el aval recibido por el TSJ de Baleares para el mantenimiento del toque de queda, una autonomía que se sitúa en una incidencia de 59 casos, la segunda con menor tasa después de la Comunitat Valenciana.

Desacuerdo del sector del ocio nocturno

Pese a la nueva flexibilización horaria diseñada, los locales destinados al ocio nocturno seguirán sin poder ejercer su actividad habitual. Lo cierto es que muchos negocios ya abren en horario diurno, pero son minoritarios. Desde la Federación de Ocio, Turismo, Juego, Actividades Recreativas e Industrias Afines de la Comunitat (Fotur) estiman que solo un 38% de los pubs y el 30% de las discotecas han decidido cambiar su horario habitual y ofrecer servicios aprovechando el 'tardeo'. Pero, para la mayoría, esos ingresos no cubren los gastos ni sacar al personal del ERTE y permanecen clausurados. 

Por ello, y ante la difícil situación que atraviesan los negocios de este sector, desde Fotur reclaman un toque de queda menos restrictivo que permita al ocio nocturno ejercer su actividad con cierta normalidad a la vista de los buenos datos epidemiológicos en la Comunitat Valenciana. "Hay que levantar el pie del freno con prudencia y sabiduría, pero aquí hemos hecho los deberes y los datos permiten ir abriendo con paciencia", asegura el presidente de la federación, Víctor Pérez, en declaraciones a este diario.

Foto: KIKE TABERNER

En caso contrario, advierte de que lo que está proliferando son fiestas clandestinas y una economía sumergida que se evitaría si se reabriera el ocio. "El 99% de los locales cumple la normativa y sigue las medidas sanitarias. Es más seguro estar en un pub en el que se controlan aforos o el uso de la mascarilla que en una fiesta clandestina en un piso donde no existe control", subraya. No obstante, considera que cualquier ampliación en el horario es un pequeño "balón de oxígeno" para un tejido empresarial que, según lamenta, "fue el primero en cerrar y será el último en abrir".

"Improvisación"

Asimismo, desde la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) exigen la recuperación de la actividad normal dado que "los datos sanitarios son positivos". Además, piden una "planificación" de cara a la recuperación de la normalidad. "Es incomprensible que las medidas y decisiones se anuncian a pocas horas del fin del Estado de Alarma con un decreto exprés. Aquí está mucho en juego para actuar con tanta improvisación. De hecho, afeamos que no se haya convocado la Mesa de Desescalada con el sector en un momento tan crucial. Posiblemente la más necesaria. Esperamos que se reanuden las mesas de trabajo", recalcan.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email