X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

32º congreso aecoc

"Que nos llamen Levante" y otras cosas que odia Juan Roig

26/10/2017 - 

VALÈNCIA. El presidente de Mercadona, Juan Roig, estuvo más desenvuelto que de costumbre en el discurso que este martes pronunció en el 32º congreso de Aecoc, que se celebra en el Palacio de Congresos de València. Un discurso que inició con una advertencia medio en serio medio en broma, tras recordar que ya intervino en el congreso de Aecoc de hace cuatro años en el mismo escenario: "Cuando queráis que hable, ya sabéis donde tenéis que celebrar el congreso".

Roig introdujo en su exposición sobre la estrategia de Mercadona para los próximos años numerosas notas de humor, a veces hiriente para algunos de los presentes, como cuando dijo que al entrar había visto "más sonrisas que en 2013" y lo atribuyó a que ahora tiene más proveedores; cuando utilizó para narrar la historia de la empresa el símil náutico de las bordadas, porque "aquí hay mucha gente que le gustan mucho los barcos", o al insinuar que aquellos de los presentes con un buen handicap de golf no dedican a su empresa el tiempo necesario.

Recordó que en Mercadona "lo más estable es el cambio" -cambios que "siempre" hace en octubre, también nacer y casarse-; lanzó numerosos guiños a sus competidores, incluido el reconocimiento de ir por detrás de ellos en algunas decisiones que ha tenido que rectificar -"hemos estado haciendo el canelo tres años con los congeladores abiertos"-, y les explicó cuál era su estrategia hasta 2023 sin ninguna preocupación por que le puedan copiar: "Como luego lo cambiaremos a mitad, no pasa nada".

Foto: KIKE TABERNER

En un momento de la charla, el líder de la distribución transmitió a los más de 1.100 empresarios y directivos asistentes, la mayoría de otras partes de España, como el término "Levante" molesta a los valencianos cuando se refiere a la Comunitat Valenciana: "Hay algunas frases que odio mucho", confesó. "Odio mucho cuando dicen 'no te preocupes', me empiezo a preocupar mucho. 'El chocolate del loro' me preocupa mucho más. 'Levante' me preocupa muchísimo; cuando los que estáis por España, en Madrid, decís 'Levante', yo digo, nosotros somos Comunidad Valenciana, no somos Levante". 

Añadió una cuarta frase que odia escuchar, sobre todo a sus clientes: "Para el precio que tiene, la calidad no está mal". Frase que se hartó de escuchar, primero a los que consideró unos "pijos" que había que dejar estar y luego a cada vez más clientes que quizás no eran tan pijos a los que ha terminado haciendo caso. "Y hemos empezado a cambiar muchas cosas", continuó.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email