GRUPO PLAZA

rehabilitación

Reparar el ábside y desmontar gárgolas, próximos pasos para restaurar los ángeles de la Catedral

5/04/2022 - 

VALÈNCIA (EP). La Catedral de València debe reparar la zona envolvente del ábside y desmontar algunos elementos arquitectónicos, como las gárgolas, para continuar con la eliminación de las humedades que han afectado a los frescos renacentistas de los ángeles músicos.

La Seo ha presentado este martes las conclusiones del informe realizado sobre las afecciones sufridas por las pinturas -sobre las que aparecieron hace cerca de dos años eflorescencias en varios puntos como consecuencia de grietas y filtraciones- y los pasos que dará para restaurarlos y dejarlos "tal y como eran hace 700 años".

La rueda de prensa se ha llevado a cabo en el altar mayor del templo y han participado el responsable de patrimonio artístico de la catedral, José Verdeguer, y el arquitecto de la Seo, Salvador Vila, que han explicado que "han quitado los andamios interiores que estaban tapando esta zona del presbiterio para no seguir gastando dinero y sobre todo por las fiestas importantes que vienen". "Era bastante molesto", ha añadido.

Una de los aspectos más "importantes" que se han detectado recientemente como causante de humedad son "los males más importantes, que están en los ángeles segundo y tercero de ambos lados", ha asegurado Verdeguer, que ha añadido que "allí hubo hace años unas lámparas de aceite que se bajaban y subían todo los días y eso ha ido ensanchando los agujeros y entrando humedad".

Por otra parte, ha puntualizado que "se han dejado los andamios exteriores porque se va a trabajar inmediatamente sobre ellos". En cuanto al informe, ha destacado la participación de la Universitat Politècnica de València, la del País Vasco y una de Estados Unidos. En el país norteamericano se ha corroborado que "con las muestras enviadas de los rellenos que hay en las plementerías nunca había habido humedad ahí, ya que el relleno es muy fuerte".

Pese a ello, la "piedra muy porosa -de casi 760 años- las grietas y filtraciones de esta zona a lo largo del tiempo, próximas a las ventanas, las gárgolas que mantienen filtraciones durante su recorrido al atravesar los muros para desaguar, sumado a los agentes biológicos como nitratos, de palomas y gaviotas, han ido afectando al interior de la bóveda", ha asegurado Verdeguer.

Salvador Vila ha señalado que "como concepto general es un problema de la parte envolvente exterior del ábside, sus fachadas y encuentro con las plementerías está muy perjudicada y es el origen de los problemas de humedades que afectan a los frescos".

Esta obra por el momento está corriendo "a cargo de la catedral" con un coste total de "126.000 euros tan solo esta primera fase". Se busca "proteger" una pintura de "primerísimo nivel" con el objetivo de "volver al origen del siglo XIII". A lo largo de los siglos se han "hecho muchos cambios en la catedral sin tener en cuenta las repercusiones que pueden tener a largo plazo", ha comentado Verdeguer.

Intervenciones previstas

Después de haber finalizado la primera parte con el estudio, se inicia una segunda en la que "deben quitar todos los males externos", y la tercera parte, "mucho más sencilla", se trata de "restaurar materialmente la pintura deteriorada y sacarle todas las infiltraciones que tiene dentro de la misma obra". Así figura en el informe con las conclusiones de los estudios y catas realizadas, que ha sido entregado a la Conselleria de Cultura, que tiene que valorarlo y dar luz verde a una posible intervención, según ha informado Vila.

La intervención conllevará la reparación exterior de la zona envolvente del ábside -desde donde se trabajará con los andamios exteriores ya instalados-, el desmontaje de algunos elementos arquitectónicos, como las gárgolas, para su reparación y buen funcionamiento, así como la parte interior de los frescos renacentistas "para los que a su debido tiempo ya se volverá a instalar otros andamios por el presbiterio", ha asegurado Vila.

Por último, Verdeguer ha reclamado que "las instituciones tienen la obligación de cuidar este patrimonio que es una riqueza para toda la ciudad". Asimismo, ha denunciado "la necesidad urgente de siete proyectos más en la catedral que necesitan intervención".

Los frescos de los ángeles músicos son pinturas de la segunda mitad del siglo XV realizadas por los artistas italianos Francesco Pagano y Paolo de San Leocadio en la primera bóveda gótica de la Catedral y fueron hallados el 22 de junio de 2004 durante las obras de restauración del altar mayor de la Seo, después de permanecer más de 300 años ocultos tras la bóveda barroca que fue retirada.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email