Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el enac SUSPENDE las facultades en las estaciones de massalfassar y san antonio de benagéber

Retiran a ITV de Levante la acreditación para inspeccionar autobuses escolares

15/04/2016 - 

VALENCIA. La Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) ha suspendido la autorización concedida a ITV de Levante para inspeccionar autobuses escolares. Según una resolución emitida por este organismo el pasado mes de junio, la acreditación quedó temporalmente en suspenso para las estaciones de San Antonio de Benagèber y Massalfassar, dos de las tres que explota esta firma. La revocación afecta a los vehículos de transporte escolar, mientras se mantiene la acreditación para inspeccionar el resto de vehículos en todas sus estaciones.

El ENAC es el organismo independiente encargado de evaluar la competencia técnica de las estaciones de ITV, entre otros servicios reconocidos por la administración. Fuentes de este ente rehusaron concretar los motivos de la suspensión, pero confirmaron que continúa en vigor. Uno de las razones de suspensión para las empresas de inspección de vehículos es la "manipulación, falseamiento u ocultación" de los registros para demostrar el cumplimiento de los requisitos y cuando la entidad haya "incumplido deliberadamente los requisitos de acreditación", según recoge en su reglamento.

Tal y como ha venido publicando Valencia Plaza, el grupo Transvia, beneficiario del millonario contrato de transporte escolar entre otras adjudicaciones de la administración valenciana, está vinculado empresarialmente con uno de los socios de la firma Tenedora de acciones de ITV de Levante, propietario del 50% de ITV de Levante. Una de las estaciones de ITV suspendida para inspeccionar autobuses escolares, la de Massalfassar, era la encargada de revisar los vehículos del grupo Transvia.

El reglamento autonómico sobre el servicio de ITV establece una serie de incompatibilidades para los titulares de las estaciones de ITV, así como para sus "socios, directivos y personal de la empresa y sus parientes hasta el primer grado de consanguinidad o afinidad". Entre ellas, impide "tener participación alguna en actividades de transporte por carretera, comercio de vehículos automóviles, compañías o mutuas aseguradoras en el ámbito de la automoción u organizaciones involucradas en el diseño, fabricación, suministro, instalación o uso de los vehículos que van a ser objeto de inspección".

Tras la información publicada por Valencia Plaza sobre la relación accionarial entre el grupo Transvia, propiedad de la familia Catalán, y la sociedad ITV de Levante, la dirección general de Industria de la Generalitat solicitó a principios de marzo al ENAC que comprobase la existencia de esos vínculos. El ente de acreditación respondió pocos días después informando del inicio de una investigación para detectar posibles incompatibilidades.

En su misiva, el departamento de Inspección del ENAC sostiene que, cuando evaluó la idoneidad de ITV de Levante para prestar el servicio y comprobó los "requisitos de imparcialidad", la empresa de autobuses Transvia no aparecía como organismo relacionado. A raíz de la petición de la administración valenciana, el ente indagará si "la relación entre dichas empresas -Transvia e ITV de Levante- puede dar lugar a alguna incompatibilidad en relación al cumplimiento de los requisitos de imparcialidad exigidos".

Vínculos societarios con Transvia

El nexo entre ITV de Levante y el grupo Transvia es la sociedad Garona River SL. Esta firma aparece, con una participación del 12,7%, como uno de los socios de la mercantil Tenedora de Acciones de ITV de Levante. A su vez, el socio mayoritario (88%) de Garona River es la mercantil IBE 97 SL, firma presidida por José María Catalán Lorente, y entre cuyos consejeros se encuentra Urbano Catalán.

José María Catalán es director general Fernanbus SA, una de las múltiples marcas de autobuses que posee el grupo Transvia, y figura como consejero o apoderado de otras muchas sociedades del conglomerado como Edetania Bus, Autocares Herca SLAutobuses de Buñol, algunas de las cuales prestan el servicio de transporte escolar.

Uno de los vehículos de Autobuses Buñol sufrió hace dos años un accidente en Dos Aguas por el que el juzgado de Instrucción 2 de Requena acaba de abrir juicio oral contra el conductor. Dieciocho jóvenes, tres de ellos graves. La Fiscalía acusa al chófer de un delito de "lesiones por imprudencia grave", por lo que pide seis meses de cárcel. El juez señala a a Autocares Buñol como responsable civil subsidiaria y fija más de 96.000 euros en indemnizaciones para varios jóvenes que sufren secuelas.

Por su parte, Urbano Catalán Lorente es director general de Viajes Transvia Tours y está siendo investigado por cohecho junto al ex vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, por un presunto delito de cohecho en un contrato relacionado con el Ayuntamiento de Valencia.

Uso de la marca ENAC pese a la prohibición

En su reglamento, el ENAC impide "llevar a cabo las actividades afectadas por la suspensión" mientras dure la suspensión para el acreditado.

La empresa con las facultades suspendidas puede solicitar el levantemiento una vez resueltos los motivos que originaron la suspensión, para lo que debe someterse a una auditoría extraordinaria para evaluar el cumplimiento con los requisitos de acreditación en los seis meses posteriores al acuerdo de la comisión de acreditación del ENAC.

No obstante, el ente también puede retirar definitivamente la acreditación, lo que implica la anulación del certificado de acreditación y de su anexo técnico, si no subsana las deficiencias que originaron la revocación temporal.

Entre otras consecuencias, la suspensión de la totalidad o parte del alcance acreditado prohibe a la entidad afectada hacer uso de la marca de ENAC o referencia a la condición de acreditado, según refleja el mencionado reglamento. No obstante, ITV de Levante presume en la misma página de inicio de su web de ser " la primera empresa de la Comunitat en estar acreditada por la ENAC en la norma UNE-EN ISO/IEC 17020 para inspecciones periódicas en el año 2003", texto que aparece junto al logotipo de la ENAC.

La suspensión temporal de las facultades de la compañía para inspeccionar autobuses escolares en sus instalaciones no tiene ninguna implicación para la Generalitat. Así lo manifestó a este periódico un portavoz de la Conselleria de Economía, que tiene las competencias sobre las IVT a través de la Dirección General de Industria. Según especificó este portavoz, que no valoró los motivos de la suspensión por parte de la entidad oficial acreditadora al ser un dictamen "no vinculante, las estaciones de ITV afectadas por la suspensión "sí que cumplen con los requisitos", a juicio del Ivace.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email