Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Ribó presenta su proyecto para el cauce del Túria al plan de recursos naturales de la Generalitat

3/10/2020 - 

VALÈNCIA. Aprovechando el trámite de alegaciones para la modificación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del parque natural del Túria impulsada por la Conselleria de Medio Ambiente, el Ayuntamiento de València ha decidido presentar como alegación los estudios realizados por el consistorio para la recuperación del cauce del río Túria, que como una cicatriz, atraviesa la zona sur y separa el Cap i Casal de su extrarradio.

La idea, impulsada por el primer edil, Joan Ribó, y por la concejalía de la Devesa-Albufera, dirigida por Sergi Campillo, llegará así a los responsables autonómicos y el consistorio quiere que se tenga en cuenta para la modificación del PORN. El texto aprobado este viernes en la Junta de Gobierno Local explica que el Túria ha mantenido una "relación controvertida" con la ciudad, motivo por el cual acabó "expulsado", convertido ahora en un cauce "artificial y vacío [...] diluyendo su condición de río". Un proyecto "eficaz" pero "agresivo", con tráfico intenso en las orillas, inaccesibilidad e impacto visual.

El plan viene a cambiar todo esto en una superficie que comprende cerca de 11.800 metros y cuya capacidad hidráulica se ha estimado en unos 5.000 metros cúbicos por segundo, reducida por la construcción de los nuevos puentes. Son varios los ejes de intervención que propone el consistorio sobre el cauce del río Túria.

Por un lado, se plantea la existencia de un eje hidráulico distribuido en tres flujos de agua: un cauce ecológico, con caudal mínimo permanente y controlado para mantener el trasiego natural; un cauce de reserva, con zonas inundables sin agua permanente para poder soportar avenidas en caso de inundación; y un cauce total, constituido por los dos anteriores, y  que permite la "garantía" para evitar inundaciones en el área metropolitana.

Además, continúa el escrito remitido a la Conselleria de Medio Ambiente, se plantea un eje ecológico de flora y fauna, así como un llamado "eje social". Esto es, que el espacio, o parte de él, pueda ser recuperado para uso de la ciudadanía.

Se trataría de implementar "usos compatibles con la función evacuadora del proyecto original". Por un lado, usos longitudinales: el paseo o los carriles bici. Por otro, usos periódicos: estanques, dotaciones, pasos ecológicos. Pero también usos eventuales, como espacios agrarios, áreas polifuncionales, y otros usos singulares como la conexión con el parque de cabecera, o con el litoral.

El proyecto sugiere también posibles actuaciones en el entorno del cauce, como la implantación de arbolado en ambas orillas, la "revisión del tráfico de las vías periféricas", la incorporación del transporte público, señalética y toponimia, etcétera. Y para ello, la idea incluye la creación de un organismo dedicado a gestionar el espacio y su desarrollo, donde todas las administraciones implicadas estuvieran implicadas: a priori, Generalitat Valenciana, Ayuntamiento de València, Confederación Hidrográfica del Júcar, o el Gobierno central.

Rueda de prensa de la vicealcaldesa Sandra Gómez y el vicealcalde Sergi Campillo

La desembocadura: área de conservación

Otra de las alegaciones enviadas por el Ayuntamiento, según explicó Campillo en rueda de prensa, busca que el último tramo del cauce nuevo del río, la desembocadura, forme parte del Parque Natural y quede incluida en el Plan. Concretamente, quiere que se incluya el último tramo del cauce nuevo ocupado por el mar y que se declare como Área Objetivo de Conservación.

Esta zona tiene una superficie de 50,5 hectáreas. En su momento, se rechazó que todo el cauce nuevo formara parte del Parc Natural del Túria dado que aún no es un espacio natural, "pero el último tramo sí es un espacio muy interesante -ha explicado Sergi Campillo- porque el mar entra dentro y se ha naturalizado de manera espontánea, con una concentración importante de aves marinas y acuáticas, y una comunidad de peces que vive en este punto porque está más resguardado; es decir, que de manera autónoma se ha generado una zona natural".

Dado que todo el nuevo cauce no puede formar parte del Parc Natural "porque todavía hay que hacer el proyecto de renaturalización, sí queremos que, al menos este tramo, que está permanentemente inundado y en el que incluso mucha gente pesca, que sea Zona Objetivo de Conservación", dijo el vicealcalde al respecto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email