GRUPO PLAZA

viajamos a...

Salamanca, una fiesta para los ojos y el espíritu

16/02/2022 - 

VALÈNCIA.- Son muchas las veces que he viajado a Salamanca. La primera apenas era una niña que cogía con fuerza la mano de mi madre por las historias que ella contaba, sobre todo cuando pasábamos por la llamada Casa de las Muertes. Lo hacíamos casi corriendo y sin querer mirar a ese portal, replicando lo que ella hacía de joven. He regresado a Salamanca más veces, a través de la picaresca del Lazarillo de Tormes, el amor cortés entre Calixto y Melibea, la sabiduría de fray Luis de León, el espíritu inconformista de Unamuno y la mirada de Carmen Martín Gaite en Entre visillos. Salamanca siempre ha estado ahí y hoy la vuelvo a visitar con la misma ilusión que antaño, emocionándome con esa imagen de la ciudad con el río Tormes en primer plano y las siluetas de sus dos catedrales de fondo. 

Hacia ellas me dirigiré más tarde porque mi recorrido comienza en el corazón de Salamanca: su Plaza Mayor. Entro por uno de esos pórticos y me sumerjo en la vida de los charros, con esa algarabía de las terrazas y el ir y venir de personas que ni se inmutan por mi presencia. O soy yo, que me he quedado embelesada mirando los ochenta y ocho arcos de medio punto —la cifra está escrita en uno de ellos—, repasando los balcones para encontrar los que no pueden abrirse, o es evidente que ninguno de los lienzos de la plaza tiene la misma dimensión. Una plaza que paseo para encontrar el Novelty (el café más longevo de Salamanca) y tomarme algo, al igual que lo hicieron Unamuno, Torrente Ballester, Ortega y Gasset o Agustín de Foxá, entre otros muchos. El aire del local me recuerda un poco a los de Viena y, como aquellos, me transporta a otros tiempos, quizá a ese día de 1936 cuando se fundó Radio Nacional de España. En esas mismas mesas, leo más curiosidades de una plaza cuyas obras inició Alberto Churriguera y, al morir, finalizó Andrés García de Quiñones. No te contaré más; solo que en tu visita mires los medallones para buscar al rey repetido, el que fue destrozado a golpe de piqueta y los dos que faltan.  

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Unas primeras horas en las que termino asomada en el balcón del restaurante Cervantes, abandonándolo cuando las luces de la plaza se apagan y me indican que es hora de descansar. Me acuesto sin saber que la piedra de Villamayor me guiará en mi recorrido, pues está presente en más edificios de la ciudad, otorgándole esa uniformidad y color que tiene Salamanca. Y es precisamente eso lo que descubro al caminar por sus calles, que ya de buena mañana están repletas de personas y estudiantes. Seguro que a todos ellos les han dicho eso de quod natura non dat, Salamantica non praestat (lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo presta). Por suerte, entre el cúmulo de ornamentos de la fachada de la Universidad de Salamanca encontré, ya de niña, la ranita sobre una calavera, lo que me indicó que estaba salvada e iba a aprobar los estudios. Precisamente me encuentro en la fachada de la Universidad (fundada en 1218 por Alfonso IX) buscando de nuevo esa ranita y admirando una de las obras más representativas e impresionantes del plateresco español. 

* Lea el artículo íntegramente en el número 88 (febrero 2022) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

ya a la venta

Inelcom, portada de noviembre de la revista Plaza

Por  - 

La empresa setabense, fundada por Vicente Quilis, y hoy dirigida por su hijo Javier, es un referente internacional en tecnología e ingeniería adaptadas a las necesidades de sus clientes, unos productos que diseñan cual piezas de orfebrería. No en vano, la otra pasión de los Quilis es el arte y prueba de ello es su colección formada por trescientas cincuenta y cinco obras de ciento tres artistas. En este número además cuatro autores nos cuentan sus claves para alcanzar el sueño de ser escritor, hablamos con Enrique Ginés, la voz de la radio valenciana, conocemos la historia de Stomvi, los instrumentos de metal más avanzados del mundo y mucho más

viajamos a...

Petra, el tesoro de Jordania

Por  - 

La antigua capital del reino nabateo maravilla con sus paisajes de ensueño y sus edificios y mausoleos excavados en su rosada piedra arenisca

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme