GRUPO PLAZA

CONSEJERO DELEGADO DE FINAMETRIX

Salvador Mas «Las fintech están revolucionando la industria financiera»

Fue cofundador de Invertia, el mayor portal financiero de habla hispana, Impok y Openfinance, cuya mayoría accionarial fue adquirida por BME y la bolsa alemana

6/06/2016 - 

VALENCIA. A Salvador Mas (Valencia, 1973) le corre el emprendimiento por las venas. No en vano fue cofundador de Invertia, el mayor portal financiero de habla hispana, como también de finanzas.com, Impok y Openfinance, cuyo éxito no pasó desapercibido para Bolsas y Mercados Españoles (BME) y Deutsche Börse al adquirirla en 2011. Ahora está muy centrado en Finametrix, una fintech con una plantilla de veinte ingenieros y creciendo, donde ejerce de CEO aunque reconoce que en su cabeza tiene siempre algún proyecto adicional.

Puedes leer Plaza al completo en tu dispositivo iOS o Android con nuestra app

Licenciado en Económicas por la Universitat de València, con estudios en el MIT y la Universidad de Bristol, siempre ha tenido claro que su vocación era el asesoramiento financiero y la tecnología; con una trayectoria profesional muy vinculada de una forma u otra al mundo universitario y académico. Todo ello entre viajes y más viajes alrededor del mundo... por cuestiones laborales y no precisamente placenteras.

Más de uno en su situación se plantearía vivir de las rentas conseguidas a lo largo de estos años, que no son pocas, pero lo único que se ha tomado ha sido un tiempo bastante sabático «que he aprovechado para estudiar, ir mucho a Estados Unidos, ver lo que está pasando allí y ponerme al día. Además, ni ahora ni nunca he trabajado por dinero, la verdad. Tengo un oficio y un valor añadido que puedo aportar, y me gusta hacerlo lo más honesta y seriamente que sé». Si hay una palabra que está revolucionando la industria financiera —y de la que sabe mucho Mas— es, sin duda, fintech, es decir, la industria relacionada con la tecnología financiera.

«Es curioso que en un sector tan intensivo en información como el financiero la moda del fintech sea tan reciente. Ahora hay mucha burbuja y obviamente la mayoría de las cosas serán cambios más lentos con respecto a las expectativas actuales. Pero no cabe duda de que el sector financiero se puede romper en mil pedazos».

A su juicio el triunfo y la generalización del bitcoin sería el escenario más disruptivo que podrían traer las fintech porque «sería un escenario casi inimaginable: no sólo sería la muerte de los medios de pago y del sistema financiero sino el fin del actual régimen de la política monetaria».

Así se explica que comparta las palabras de Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank, en la presentación de mediados del mes pasado de imaginBank de «tener un dispositivo móvil es tener un banco en el bolsillo». Y para ello pone el ejemplo de Paypal, que cuenta con casi 200 millones de usuarios activos en el mundo: «Si esa barbaridad la ha conseguido PayPal, qué no pueden hacer los Amazon, Google, Apple o Facebook cuando se pongan a ello en serio».

Educación

Todavía no cree que de momento esos ‘gigantes’ entren al barro de los servicios bancarios como los conocemos hoy en día porque no les interesa. «Ellos piensan en datos, su gran interés es conocer a los usuarios para ser capaces de venderles lo que sea, de quien sea, en el momento y en el lugar que sea».

Lo que es un hecho es que el movimiento emprendedor en Valencia va a más, «creciendo y consolidándose con cada vez más casos de éxito. Cada vez hay más ambiente y gente como Plug & Play, Demium Startups o Lanzadera, por citar algunos nombres, que están haciendo mucho». Sin embargo, hay que tener en cuenta que sólo unas pocas triunfan. Para Mas, la mayor dificultad a la que se enfrenta el emprendimiento es la educación de base. «Algunos chavales que salen de la facultad son técnicamente muy buenos, pero por lo general emocionalmente son muy frágiles e inmaduros con respecto a los de hace sólo diez años».

«Los jóvenes españoles son técnicamente muy buenos pero muy frágiles e inmaduros»

En su juventud puso en marcha Invertia, toda una referencia para la comunidad inversora —muy especialmente entre los pequeños ahorradores—, cuyos recuerdos reconoce que fueron muy buenos. «Era muy joven y no era muy consciente de cosas que ahora sí que soy: por ejemplo, lo importante que es tener un equipo como el que había ahí, y lo importante que es divertirse, aprender y realizarse en el trabajo junto a todo el equipo».

Luego vino Openfinance —«al cual tengo muchísimo cariño y estoy muy contento de que les vaya muy bien»—, que acabó mayoritariamente en manos de BME y Deutsche Böerse —la bolsa alemana—, lo que supuso «un paso más en la consolidación de un proyecto que tras más de diez años de éxito en España necesitaba crecimiento internacional y peso institucional y que BME aportó, sobre todo en Latinoamérica».

Finalmente, y como valenciano, Mas ha asistido, entre viaje y viaje, a la desaparición del sector bancario local. «Fue una circunstancia negativa porque provocó la desaparición de no pocos puestos de trabajo, pero por otro lado, en su conjunto no lo veo tan grave porque si una empresa es buena tiene financiación. El problema de las empresas ahora mismo es tener clientes, no bancos, que siguen habiendo de sobra».

(Este artículo apareció originalmente en el número de febrero de Plaza)

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email