Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Propone abrir una etapa basada en el acuerdo y el diálogo con todos los grupos parlamentarios

Sánchez promete derogar la ley mordaza, combatir la brecha salarial y recuperar la sanidad universal

31/05/2018 - 

VALÈNCIA. (EP). El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha prometido este jueves, durante el debate de la moción de censura al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que si esta prospera, trabajará para derogar algunos artículos de la 'ley mordaza', impulsará leyes contra la brecha salarial y la desigualdad laboral entre hombres y mujeres y recuperará la sanidad universal.

Desde la tribuna del Congreso, Sánchez ha expresado su esperanza de poner fin al tiempo de Rajoy, encabezar un Gobierno "socialista, paritario y europeísta" y abrir una nueva etapa basada en el acuerdo. Con ese fin, consensuará una hoja de ruta "con los grupos parlamentarios mayoritarios" para, por este orden, "recuperar la estabilidad y la normalidad democrática, atender a las urgencias que tenga el país y convocar elecciones generales".

Ese Ejecutivo "cumplirá y hará cumplir la Constitución y hará del diálogo su forma de hacer política con todas y cada una de las fuerzas parlamentarias y con todos y cada uno de los gobiernos autonómicos", ha subrayado el líder socialista.

Programa de estabilidad

Los ejes de su "programa de estabilidad", que aplicará si logra ser investido, son la estabilidad institucional y la regeneración democrática, la estabilidad macroeconómica y presupuestaria, la estabilidad social, laboral y medioambiental y la estabilidad territorial.

Así, ha recalcado la necesidad de superar una etapa en la que "el Ejecutivo ha dado absolutamente la espalda" al Congreso y ha tenido una actitud de "bloqueo". Frente a eso, su Gobierno fundamentará su actuación en "medidas que han generado amplios consensos parlamentarios", entre los que ha mencionado los referentes a la independencia de RTVE, las becas de educación y la eliminación del 'impuesto al Sol'.

Asimismo, el secretario general del PSOE ha afirmado que su Ejecutivo promoverá la derogación "urgente" de los artículos de la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley Mordaza) que "limitan desproporcionadamente" los derechos de reunión, manifestación, libertad de expresión y libertad de información, así como la disposición final que permite la expulsión de extranjeros en la frontera "de forma arbitraria y sin derecho a tutela judicial efectiva".

En el ámbito económico, Sánchez ha señalado que mantendrá los Presupuestos Generales del Estado de 2018, pese a haber votado en contra de los mismos, por "responsabilidad" y "para garantizar la gobernabilidad" del país. Y en política internacional, buscará un "amplio consenso" con el poder legislativo para llevar una "posición de país" al Consejo Europeo de junio.

Mantener los Presupuestos del Gobierno de Rajoy

El líder socialista se ha comprometido este jueves a gobernar, en caso de prosperar la moción de censura, con el proyecto de Presupuestos Generales del Estado elaborado y negociado por el PP y que están a expensas de que finalice su tramitación parlamentaria, aunque ya fueron aprobados por el Congreso.

El anuncio de Sánchez ha provocado las risas y los aplausos de la bancada 'popular', dado que los socialistas votaron 'no' a esas cuentas la semana pasada. El líder del PSOE ha enmarcado la decisión en la "responsabilidad de Estado" de un partido como el suyo y en la necesidad de "garantizar la estabilidad del país".

Pero el mantenimiento de los Presupuestos tal y como se acordaron en el Congreso también es uno de los principales intereses del PNV, cuyos votos son claves para que prospere la moción de censura.

"No vamos a abdicar de esa responsabilidad de Estado" a pesar de que esas cuentas, como han denunciado los socialistas, perpetúan un modelo de "precariedad". "Este no es nuestro presupuesto, pero no lo vamos a retirar", ha dejado claro.

 

Aplicar el pacto de estado contra la violencia de género

Para recuperar la estabilidad social, Sánchez pretende impulsar una ley de igualdad salarial y una ley que asegure la igualdad entre hombres y mujeres en el acceso al empleo y en la formación y la promoción interna en las empresas, y también quiere aplicar todas las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Igualmente, se ha comprometido a recuperar el carácter universal de la sanidad pública, "devolviendo a las personas que viven en España la atención sanitaria de la que fueron excluidas" tras la reforma de 2012, y a emprender un plan para reducir las listas de espera en el sistema de dependencia y garantizar la financiación necesaria.

Por otro lado, el líder socialista ha afirmado que mejorará la eficacia del Estado del bienestar para combatir la pobreza e impulsará la reactivación del diálogo con los agentes sociales, en especial para el desarrollo del pacto de rentas que defienden los sindicatos para "la dignificación salarial de los trabajadores".

Además, ha apuntado a la obligación de "reconstruir los consensos rotos" en el Pacto de Toledo como consecuencia de la contrarreforma aprobada por el Gobierno del PP, y a la necesidad de impulsar un "debate sereno" sobre el sistema de pensiones.

Por último, ha apostado por reactivar las políticas activas de empleo, elevar la cobertura de los desempleados, ejecutar las inversiones en infraestructuras comprometidas, poner en marcha el plan de lucha contra la despoblación, defender en Bruselas los intereses de los agricultores y ganaderos españoles, revitalizar el sistema nacional de ciencia y tecnología, fortalecer los organismos reguladores y de defensa de la competencia en beneficio de consumidores y usuarios y promover la Ley de Cambio Climático y Transición Energética . 

Sánchez defiende que "España es una nación"

El secretario general del PSOE ha reivindicado este jueves su concepto de España como "nación" en la que "hay territorios que se sienten también nación", y en la que todos ellos pueden "convivir" y "juntos garantizar la integridad territorial", dentro de la Constitución.

En su campaña para las primarias a la Secretaría General del PSOE hace un año, Sánchez defendió conceptos como el de "nación de naciones" o estado "plurinacional" para definir a España, que no estuvieron exentos de polémica; conceptos que, meses después de su victoria en esas primarias, y con el agravamiento de la crisis en Cataluña, prácticamente desaparecieron de su discurso.

En una de sus réplicas a Rajoy de este jueves, Sánchez ha recuperado la esencia de esas ideas, aunque las ha verbalizado de una manera diferente. "Tengo una concepción de país, defiendo que España es una nación, y defiendo como muchos otros países que dentro de la nación hay territorios que se sienten también nación, y en consecuencia podemos convivir y juntos garantizar la integridad territorial y hacerlo en la Constitución, que es muy clara", ha asegurado.

Así lo ha asegurado, antes de avisar a Rajoy de que no era quién para darle lecciones sobre cómo defender España y sobre la manera de afrontar la crisis territorial, ya que Sánchez considera al presidente uno de los responsables del conflicto. "Me puede dar lecciones de muchas cosas, pero de lo que no me va dar es de defensa de mi país y de amor a mi país", ha afirmado.

"No le permito que ponga en duda la lealtad de Estado del PSOE"

En esta línea, ha criticado a Rajoy por definirle como un "traidor a la patria" cuando el PSOE negoció con el Gobierno los extremos de la aplicación del artículo 155 en Cataluña y cuando "fueron los alcaldes socialistas catalanes los que defendieron que no se impusiera la vía unilateral". "No le permito que ponga en duda la lealtad de Estado del PSOE", ha sentenciado.

"Hemos sido leales desde la oposición y desde el Gobierno. Ustedes sólo cuando están en el Gobierno", ha espetado, para añadir que "lo paradójico", a su juicio, es que Rajoy "es víctima de su propia estrategia de confrontar territorialmente". "Pero es su gran excusa para permanecer al frente de la presidencia del Gobierno", ha criticado.

 

Sánchez se compromete a "normalizar" las relaciones con Cataluña

Además, Sánchez se ha comprometido este jueves a "normalizar" las relaciones con Cataluña si es investido presidente del Gobierno e iniciar un diálogo con el nuevo Govern de Quim Torra, una oferta de diálogo que ha extendido al Ejecutivo del País Vasco.

En este contexto, ha reprochado al PP haber caído tradicioalmente en la "tentación" de hacer del debate territorial un "campo de batalla" con intereses "partidistas y territoriales". Y se ha comprometido a gobernar "sin poner el acento" en lo que separa a los españoles si sale adelante la moción de censura.

Por ello, uno de los objetivos de su Ejecutivo sería "restablecer puentes" con todas las comunidades autónomas y "sentar las bases" que permitan "normalizar las relaciones e iniciar un diálogo" entre el Gobierno y la nueva Administración de Cataluña.

Una llamada al diálogo que ha extendido al País Vasco aprovechando para "agradecer" el "compromiso" de su Ejecutivo, liderado por Iñigo Urkullu, por la "estabilidad y convivencia" y su "esfuerzo por encontrar soluciones y forjar consensos" en las "horas dramáticas" de "crisis institucional" vividas en Cataluña. 

"Dimita y esta moción de censura habrá terminado aquí y ahora"

Insiste al presidente del Gobierno que retire la moción de censura que defiende si presenta su dimisión. "Dimita y esta moción de censura habrá terminado aquí y ahora", ha emplazado desde la tribuna del Congreso.

De hecho, ha dicho que Rajoy es el "responsable" del debate que este jueves acoge el Congreso. "Este escenario puede cambiar en este momento. Este debate en este segundo puede llegar a su fin. ¿Está dispuesto a dimitir aquí y ahora? Dimita y todo terminará", ha ofrecido.

Rajoy, verdadero autor de la moción

La falta de asunción de responsabilidades políticas por parte de Rajoy tras el fallo ha llevado a Sánchez a afirmar que el "responsable" y verdadero autor de la moción es el propio Rajoy, con su "obstinación de aferrarse al cargo hasta las últimas consecuencias". "Este escenario puede cambiar en este momento. Este debate en este segundo puede llegar a su fin. ¿Está dispuesto a dimitir aquí y ahora? Dimita y todo terminará", le ha animado.

De no hacerlo, a la Cámara no le queda "otro camino para defender el prestigio de instituciones gravemente dañadas" que censurar a Rajoy. "La mayor irresponsabilidad hubiera sido no presentar esta moción de censura ante quien es merecedor de un evidente reproche político", ha justificado.

Para Sánchez, esta moción es necesaria porque "la corrupción actúa como un agente disolvente y nocivo para cualquier país". "Disuelve la confianza en los gobernantes, debilita los poderes del Estado y ataca de raíz la cohesión social", ha alertado, avisando de que sus efectos son aún peores si se suma la sensación de impunidad y la negativa de sus responsables a asumir responsabilidades.

Un lastre para el país y para el PP

"La corrupción destruye la fe en las instituciones y la política", ha insistido Sánchez, que le ha recordado que el PP es el partido de la UE que tiene más miembros investigados por la justicia. "¿Qué más tiene que pasar para que asuma que su permanencia es un lastre para su país y su partido?", le ha preguntado.

En su intervención, Sánchez ha aprovechado para agradecer la labor de todos los servidores públicos y militantes de partidos políticos que han luchado contra la corrupción y no han mirado para otro lado cuando la han tenido delante. Esta referencia se la servido para reivindicar el "patriotismo cívico" frente a quienes pretender utilizar la cuestión territorial como arma electoral.

Sánchez también ha hecho alusión a su decisión de renunciar a su acta de diputado en octubre de 2016 para no votar la investidura de Rajoy y porque, ha explicado, ya entonces creía que sería un "error" para concederle una "prórroga" a Rajoy.

Un segundo Gobierno de Rajoy "suponía aplazar lo inevitable" y debilitaba al Estado con unas políticas que dañaban la cohesión social y la calidad de la democracia. Pero Sánchez estaba convencido entonces y también ahora de que la debilidad actual de Rajoy constituye el "epitafio de un tiempo político que ya se ha terminado" aunque Rajoy "se empeñe en vivir en una estabilidad de cartón piedra".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email