Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

imed fue EL HOSPITAL AL QUE MÁS RECURRIÓ LA CONSELLERIA, CON 2,3 MILLONES

Sanidad gastó 3,6 millones en derivar pacientes a la privada durante la pandemia

6/08/2020 - 

VALÈNCIA. La pandemia del coronavirus ha puesto sobre la mesa una situación excepcional a nivel sanitario en toda España y, concretamente, en la Comunitat Valenciana. Desde el mes de marzo, la sanidad pública pasó a atender casos covid casi de forma exclusiva, mientras que la sanidad privada desprogramaba consultas y operaciones no urgentes para convertirse en refuerzo si los departamentos sanitarios no daban a basto. 

En este camino, sin precedentes en la historia reciente, desde el departamento de Ana Barceló tuvieron que realizar derivaciones a los hospitales privados para poder prestar toda la actividad asistencial no covid que fuera urgente, desde operaciones tumorales a enfermedades isquémicas o apendicitis. Para ello, las áreas de salud mandaron a más de 400 pacientes a la sanidad privada para dar salida a intervenciones o especialistas que necesitaban atención inmediata. 

En total, tal y como recoge un expediente de emergencia firmado por el subsecretario del departamento, el coste de estas derivaciones fue de 3,6 millones de euros. Con fecha de formalización del 19 de junio, esta contratación regulariza las prestaciones de servicios sanitarios de actividad no covid por el sector privado durante el tiempo en el que, por la progresión o afectación de la pandemia, no se pudo atender adecuadamente la asistencia sanitaria de la población con los medios materiales y humanos propios del sistema valenciano de salud. 

Una acción que se basa en las medidas extraordinarias de gestión sanitaria aprobadas por la Generalitat el 13 de marzo y en la que estableció la puesta a disposición del Sistema Valenciano de Salud de medios y recursos sanitarios de otras administraciones públicas y de centros y establecimientos sanitarios privados. En este sentido, desde la dirección general de Asistencia Sanitaria también se establecieron medidas organizativas de asistencia sanitaria donde se indicaba que se derivaría el máximo de actividad no covid a estos hospitales.

De IMED al Hospital 9 d'octubre

Según consta en la resolución, los hospitales que obtuvieron derivaciones por parte de los departamentos públicos fueron, en la provincia de València, Fisabio -con dos derivaciones por un total de 5.458 euros-, el Hospital 9 d'octubre - con 60 derivaciones por un importe de 786.888,6 euros-, Hospital Casa Salud -con 19 derivaciones por valor de 203.009,97 euros- e IMED Valencia, con el mayor numero de derivaciones -201 por un valor de 1,6 millones-.

En el caso de la provincia de Castellón, las derivaciones se realizaron al Hospital Vithas de Castellón (Hospital Rey Don Jaime) -con 53 derivaciones por un valor de 322.747,51 euros-, mientras que en la provincia de Alicante, éstas se hicieron a hospitales de IMED. Concretamente, a su centro en el Elche -con 61 derivaciones por valor de 425.987,12 euros- y a su hospital en Benidorm -con 38 derivaciones por un importe de 302.740,93 euros-. 

"Existe una imperiosa necesidad de atender especialmente toda la actividad asistencial no covid necesaria para resolver problemas de salud que puedan tener una evolución desfavorable si se demora su tratamiento, evitando las consecuencias para la salud de los pacientes de los departamentos de salud, derivados de la imposibilidad material de la realización de la prestación de los servicios sanitarios propios del sistema sanitario", justifica la resolución. 

Cabe recordar que, durante la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), patronal de la sanidad privada, criticó la infrautilización de las instalaciones de estos centros por parte de algunos gobiernos autonómicos, entre ellos el de la Comunitat Valenciana. De hecho, desde varios hospitales valencianos, apuntaban a la reducción drástica de actividad a pesar de tener los recursos humanos disponibles. "Hacemos un llamamiento a todas las regiones para que empleen a fondo toda nuestra capacidad instalada allí donde sea necesario, en lugar de levantar hospitales de campaña", apuntaba por aquel entonces Carlos Rus, presidente de ASPE.

Como ya publicó Valencia Plaza, desde Sanidad también realizaron derivaciones a la Fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO). Concretatamente, se derivaron alrededor de 450 operaciones en las cinco semanas -finales de marzo y abril- dentro del acuerdo de concierto que el departamento de Ana Barceló tiene con el centro dirigido por Manuel Llombart

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email