Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

ACUDIÓ A SU PUESTO ESTE LUNES TRAS SERLE NOTIFICADO EL SÁBADO POR ERROR QUE HABÍA DADO NEGATIVO

Sanidad realiza pruebas en el centro de transfusiones tras dar positivo una trabajadora

4/08/2020 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Sanidad que lidera la socialista Ana Barceló podría tener un nuevo dolor de cabeza al dar positivo en coronavirus una trabajadora del centro de transfusión de sangre de la Comunitat Valenciana. Un resultado tras realizarse una prueba PCR que tardó en comunicarse a la afectada tres días y que derivó en que acudiera este lunes a trabajar como de manera habitual sin que ésta fuera sospechosa de ser positivo, pues se le había comunicado el sábado que había dado negativo. 

Precisamente, esta empleada es residente en la urbanización Cullera Park, donde hace unos días se conoció que un vecino había dado positivo en las pruebas de diagnóstico PCR al acudir al hospital por tener que someterse a una intervención. Un suceso que encendió las alarmas en este residencial y que obligó a realizar test a los residentes que hubieran estado en contacto directo con este "paciente cero". 

De esta manera, el Ayuntamiento de Cullera emitió un primer comunicado en el que informó a los habitantes de este municipio costero que los casos detectados eran dos: el paciente cero y su pareja, con quien convive. No obstante, finalmente se convirtió en uno solo porque su conviviente dio negativo en un contraanálisis. 

Foto: EDUARDO MANZANA

Con todo, se procedió a realizar las pruebas PCR a los vecinos que habían estado en contacto directo con este caso positivo -y no a todos los residentes como en un primer momento anunció el Consistorio- el pasado viernes, 31 de julio. De ellas, tan solo se detectó un único positivo, lo que elevó a dos el número de contagios en esta urbanización. El resto de vecinos, según fuentes del propio residencial, dieron negativo, tal como publicó Levante EMV. Un resultado que se les comunicó a todos el pasado sábado, apenas un día después, para la tranquilidad de todo el vecindario. 

Sin embargo, este lunes volvieron a encenderse las alarmas en la urbanización al decretarse un nuevo positivo entre las personas que se realizaron las pruebas el pasado viernes, a las que el sábado comunicaron que era negativo como a todos los que se habían sometido al test. 

Este periódico no pudo confirmar ni con fuentes de la urbanización ni de la Conselleria de Sanidad si el fallo al trasladar el resultado -le dijeron que era negativo a una paciente que dio positivo- se debió a un error de coordinación con el centro de salud correspondiente a esta residente, o de transcripción de resultados. 

Foto: EDUARDO MANZANA

No obstante, lo cierto es que más allá del desorden en la comunicación, Sanidad ha tardado tres días en ofrecer un resultado de pruebas PCR, algo que no excepcional, especialmente cuando hay por medio un fin de semana. Valencia Plaza recibía este mismo lunes a última hora de la tarde la queja de un veraneante con síntomas al que le hicieron la prueba el viernes por la mañana y aún no conocía el resultado. Esto significa que las personas que han estado en contacto con él continúan haciendo vida normal en la zona de costa donde pasa las vacaciones.

En el caso de la vecina de Cullera, las consecuencias que, tanto el descontrol al trasladar la información como el retraso de días en hacerlo, podría resultar un problema mayor al tratarse de una positiva que acudió a su centro de trabajo, que no es otro que el Centro de Transfusión de la Generalitat, ubicado junto al Hospital General de València. Según fuentes sindicales, en estos momentos se realizan pruebas a varios trabajadores del centro que estuvieron en contacto con esta empleada.

Las zonas comunes del residencial Cullera Park, que ya cuenta con tres positivos y en el que al menos dos familias más se encuentran en cuarentena, se desinfectaron el pasado sábado y se encuentran en pleno uso desde el 2 de agosto. Algunos vecinos mostraron su malestar al no ser sometidos de manera general a las pruebas PCR. 

Durante las últimas semanas, los casos vinculados a brotes de origen social han ido creciendo. Este mismo lunes, desde la Conselleria de Sanidad daban a conocer un total de 13 brotes, de los que la mayoría se circunscriben a encuentros familiares y de amigos. También dos de ellos estaban vinculados al ámbito laboral, concretamente uno en València, con tres casos, y otro en Burjassot, con seis casos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email