GRUPO PLAZA

afecta a un millar de personas 

Sanidad suspende un concurso-oposición interno la próxima semana por orden judicial

19/05/2022 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Sanidad se ha visto obligada a suspender de manera provisional el examen de un concurso-oposición interno para personal administrativo convocado la próxima semana - concretamente el 22 de mayo- por orden judicial. Así lo recoge la resolución que aparecía este miércoles en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), donde se hacía mención a la convocatoria para la promoción interna al grupo C1 y se dictaban medidas cautelares. 

Este examen estaba dirigido a personal administrativo, con destino definitivo o reingreso provisional, o con la función administrativa de Instituciones Sanitarias de la conselleria. Una forma de proceder de Sanidad que no convencía a los ocupantes de las plazas, quienes pedían ascensos sin examen. La cuestión es que, el pasado 10 de mayo, el juzgado número 7 de Valencia dictaba medidas cautelares tras la denuncia de candidatos -según señalan fuentes sindicales- que no habían sido incluidos en las listas, aunque no se concreta el motivo en la resolución publicada por Sanidad.

Esto ha llevado a la Justicia a suspender provisionalmente la prueba, que estaba prevista para el próximo domingo en el aulario sur de la Universitat de Valencia a las 9 horas y que afectaría a un millar de personas inscritas. Una prueba que, como se apuntaba, no ha dejado a los aspirantes al ascenso indiferentes, y cuyo desarrollo ha continuado de una forma imprevista. En este sentido, empleados de la conselleria han creado la Associació Personal Funció Administrativa en Sanitat Pública. Para este colectivo, este examen -que afectaría a un centenar de plazas- no se ha abordado de la forma adecuada. 

Para los integrantes de la asociación, Sanidad tendría que haber procedido a la reconversión automática de C1 a C2, como aseguran que ha ocurrido en otras instituciones como la universidad. "En 30 años solo han salido dos convocatorias, una de 13 plazas y esta última prevista con una examen muy difícil", señalan. "Esta suspensión es un añadido más a nuestra suma de injusticias por parte de la administración y de la dirección de recursos humanos", insisten. 

"Necesitamos una reconversión de categoría C2 a C1 coherente porque hacemos las mismas funciones y el mismo trabajo, y cobramos menos", continúan. Desde el colectivo, se reunieron hace semanas con diferentes grupos políticos de Les Corts para exponer la situación, pero no saben qué demanda ha sido la detonante para la situación final. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme