GRUPO PLAZA

ENCUENTRO VP ORGANIZADO POR VALENCIA PLAZA Y ACCIONA

Seis años de los ODS: el momento de actuar es ahora, porque no hay plan B para salvar el planeta

25/09/2021 - 

VALÈNCIA.  El 25 de septiembre se cumple el sexto aniversario de la adopción de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) por parte de la Asamblea General de la ONU. 17 objetivos con un total de 169 metas que trazan un plan de acción que gira en torno a 5 ejes: las personas, el planeta la prosperidad, la paz y las alianzas. para luchar contra las desigualdades, las injusticias y luchar contra el cambio climático.

Por ese motivo, Valencia Plaza y Acciona han organizado un encuentro en torno a la Agenda 2030 para analizar dónde estamos y cuánto queda por recorrer, porque tal y como pusieron de manifiesto muchos de los ponentes, no hay un plan B, «no podemos entender el desarrollo si no es sostenible y nosotros somos el problema pero también la solución, todos implicados, gobiernos, empresas, organizaciones y sociedad civil, es nuestra responsabilidad cuidar el planeta», apuntó Pepa Crespo, directora de Comunicación de Bioparc.

El evento, celebrado en uno de los salones del hotel SH Valencia Palace se organizo en torno a tres mesas. La primera tenía como protagonista las personas y contó con la participación de Luis Miralles, presidente de Casa Caridad (ODS 1. Fin de la Pobreza); José Vicente Herrero, director general de Velarte (ODS 2. Hambre cero); Elisa Tarazona, consejera delegada de Grupo Ribera (ODS 3. Salud y Bienestar); Amparo Gil, directora de Caxton College (ODS4. Educación); Fernando Ibáñez, director general de Ética (ODS 8. Trabajo Decente y Crecimiento Económico); y Berti Barber, directora de Marketing y RSC de Teika (ODS 5. Igualdad).

La segunda mesa versó sobre el planeta y en ella participaron Alejandro Font, director de Servicios de Acciona (Agua ODS 6. Agua Limpia y Saneamiento); Vicente Inglada, secretario general de la Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana (ODS 12. Producción y consumo responsables); Alejandro Villamuera, CEO de CarGreen (ODS 13. Acción por el clima); Pepa Crespo, directora de Comunicación de Bioparc (ODS 15. Vida de ecosistemas terrestres); y David Sandoval, presidente de Greenpeace (ODS 14. Vida submarina).

Elisa Valía, concejala del Ciclo Integral del Agua y de Participación del Ayuntamiento de València (ODS 16. Paz, justicia e instituciones sólidas); Isabel Castillo, directora de CE/R+S, Club de Empresas Responsables y Sostenibles (ODS 17. Alianzas para lograr los objetivos); Pilar Blaya, directora de RSC y Capital Humano de la Fundación ValenciaPort (ODS 11. Ciudades y comunidades sostenibles); Lorena Ibáñez, directora de la zona Levante, Cataluña y Baleares de Eulen (ODS 10. Reducción de las desigualdades); Salvador Puigdengolas, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (ODS 9. Industria, Innovación e Infraestructuras); y Salomé Reíllo, directora de Proyectos de Avaesen (ODS 7. Energía Asequible y No Contaminante), formaron parte de la última mesa, la de Prosperidad.

La concejala del Ciclo Integral del Agua y de Participación del Ayuntamiento de València, Elisa Valía, fue la encargada de inaugurar el evento y quiso poner en valor la implicación de los medios de comunicación porque es la forma más directa de llegar a más gente. «Un foro como este sirve para reflexionar y aterrizar lo que son los ODS y para traducir el mensaje, que llegue a todo el mundo y que cada uno sea consciente de lo que puede hacer en su día a día para mejorar la situación».

En este sentido Valencia Plaza anunció la creación de la Agenda Plaza 2030, donde a través de distintos programas y reportajes se hará un recorrido por los 17 ODS, explicando cada uno de los ODS, la problemática actual y cómo entre todos los agentes sociales implicados, empresas y entidades sociales trabaja para intentar mejorar la situación y poder alcanzar las metas planteadas para la próxima década.

Apostar por un modelo económico más sostenible y responsable

Porque todos los gestos cuentan para cumplir con esos objetivos. Y en ese sentido las alianzas son más necesarias que nunca, «nos ayudan a avanzar, a llegar más lejos y entre todos transformar el modelo actual en un modelo más sostenible y responsable», afirmó Isabel Castillo, directora de CE/R+S, Club de Empresas Responsables y Sostenibles.

En ese cambio de modelo, las empresas tienen mucho que decir. Y en este sentido tanto las distintas legislaciones y la sociedad están presionando para avanzar hacia una transformación de los modelos de negocio hacia la sostenibilidad. «Sostenibilidad y crecimiento económico no son antagonistas, es más, la sostenibilidad tiene un impacto positivo en la eficiencia y la productividad de las empresas y en su cuenta de resultados. En la Comunidad Valenciana ya se está empezando a hacer las cosas de manera correcta y podemos liderar la transformación del sistema empresarial español», aseguró Fernando Ibáñez, director general de Ética.

Y para ello, tal y como comentó Salvador Puigdengolas, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV), la investigación, el desarrollo y la innovación son fundamentales, «son unas herramientas claves para el desarrollo social y la sostenibilidad medioambiental. Y en la Comunitat tenemos grandes institutos tecnológicos y universidades para subirnos al tren de la transformación digital y alcanzar comunidades a más punteras como País Vasco y Cataluña y al resto de Europa».

El papel de la tecnología para alcanzar los ODS

Una transformación digital que puede reducir los alimentos que malgastamos. José Vicente Herrero, director general de Velarte, explicó como en la compañía han conseguido reducir las mermas a través del blockchain y de la tecnología, «y las mermas que se producen las hemos dirigido a ONG’s si son consumibles, y si no se utilizan como complemento alimenticio para animales». O que puede ayudar ante fenómenos meterológicos adversos, «la tecnología ayuda a anticiparse, prevenir y actuar en tiempo real y para tener una red de saneamiento en perfectas condiciones ante la aceleración de los fenómenos de lluvias torrenciales y que la ciudad no sufra las consecuencias», manifestó Alejandro Font, director de Servicios de Acciona Agua.

También la tecnología está sirviendo para impulsar la gestión sostenible en uno de los sectores más contaminadores, el transporte. «El Puerto de Valencia ha sido pionero en materia de sostenibilidad, tanto a la hora de reducir sus emisiones, estamos trabajando para llegar a las cero emisiones en 2030, como en mejorar la eficiencia energética o el uso de energías renovables. Así no solo impulsamos una gestión sostenible en toda la comunidad portuaria, sino que trabajamos por generar empleo, riqueza y bienestar a la sociedad», explicó Pilar Blaya, directora de RSC y Capital Humano de la Fundación ValenciaPort.

Precisamente esa I+D+i es la que ha hecho posible que hayamos tenido las vacunas tan rápidamente para hacer frente a la pandemia, tal y como reconoció Elisa Tarazona, consejera delegada de Grupo Ribera, que remarcó que hay que seguir invirtiendo en investigación, innovación, transformación digital,» para actuar rápidamente y ofrecer mejores tratamientos sanitarios y llegar a más personas». 

Favorecer la igualdad y la integración

También las empresas pueden ayudar a alcanzar los ODS «favoreciendo la inclusión de mujeres, personas con diferentes capacidades o de personas en riesgo de exclusión, porque es una manera de reducir las desigualdades», aseguró Lorena Ibáñez, directora de la zona Levante, Cataluña y Baleares de Eulen. Porque tal y como manifestó Luis Miralles, presidente de Casa Caridad, «la pobreza cada vez tiene una cara más femenina y más joven. Además, en Casa Caridad hemos podido comprobar que la pobreza se hereda y hay que poner los medios para impedirlo».

O por ejemplo realizando acciones responsables como apostar por el deporte femenino, «porque todavía existe mucha desigualdad, queda mucho por hacer y es importante divulgar lo que hacen para crear referentes femeninos y que alcancen la igualdad real», señaló Berti Barber, directora de Marketing y RSC de Teika.

Generar confianza en las instituciones

Pero no solo las empresas son responsables de impulsar los ODS, también las instituciones, porque el estado de derecho y el desarrollo sostenible tienen una interrelación significativa y se refuerzan mutuamente. «Al generar confianza y que los ciudadanos se vean representados en las instituciones se consigue que estos se impliquen más y no se produzca un desapego, porque eso afecta a la democracia», tal y como apuntó Elisa Valía, quien también destacó la importancia de hacer políticas reales, que devuelvan la confianza en las instituciones.

En este sentido, el presidente de Greenpeace, David Sandoval, dio un tirón de orejas a las administraciones de todo el mundo, porque «legislan para explotar el mar y los océanos, pero no para protegerlo, eso se aplaza continuamente y la amenaza para la biodiversidad marina es cada vez mayor».

Las personas deben modificar sus hábitos de consumo

Y por supuesto las personas tienen mucho que aportar para alcanzar las metas de la Agenda 2030. «En cada una de nuestras acciones diarias podemos hacer mucho por cuidar nuestro planeta, solo con modificar nuestros hábitos de consumo podemos contribuir a avanzar en muchos objetivos», aseguró Vicente Inglada, secretario general de la Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana. 

Para ello la educación es clave. «Los colegios siempre hemos tenido los ODS en el ADN, pero se ha dado un salto cualitativo por la necesidad mundial de cuidar el bienestar de las personas y del planeta, con programas planificados y rigurosos», apuntó Amparo Gil, directora de Caxton College.

Y acciones como apostar por las energías renovables o por la movilidad sostenible son dos maneras en la que las personas pueden poner su granito de arena para avanzar en el cumplimiento de los ODS. «Las comunidades energéticas locales y el autoconsumo han crecido mucho a raíz de la pandemia y cada vez son más los ciudadanos interesados en este tipo de instalaciones y en el origen de la energía que consumen», destacó Salomé Reíllo, directora de Proyectos de Avaesen. Y lo mismo ocurre con la movilidad sostenible. CarGreen, en solo cuatro meses operando en València ya cuenta con más de 7.000 usuarios. «Con un coche compartido eléctrico puedes minimizar el impacto y reducir la contaminación en el aire y también la acústica. Es una alternativa real a la movilidad y muy beneficiosa para el medio ambiente», afirmó Alejandro Villamuera, CEO de CarGreen.

Aunque se ha avanzado en algunos ODS en otros todavía se está lejos de llegar tal y como se puso de manifiesto en este encuentro. Y además la pandemia de la covid-19 ha echado el freno en algunos avances o ha hecho retroceder mucho de lo logrado. Y tal como señaló Alejandro Font al concluir el evento, «el planeta está hablando: covid-19, inundaciones, altas temperaturas… si no se toman ya decisiones y no se actúa, no hay futuro».

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email