X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 6 de abril y se habla de ERTE coronavirus estado de alarma AUTÓNOMOS Botànic II
GRUPO PLAZA

Seis meses sin Innovación en el Botànic: apenas diez funcionarios y pique entre altos cargos

14/12/2019 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital fue presentada en el Botànic II como una de las novedades estrella del pacto conformado por PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem. Una ventana a la modernidad en busca de la conexión entre el desarrollo tecnológico, la investigación y la formación superior que, hasta el momento, está viviendo no pocas dificultades en su arranque.

Y es que el contraste entre los avanzados conceptos y el funcionamiento habitual de la Administración no ha tardado en dejarse notar. Habituales problemas como la relación entre altos cargos o las dificultades para dotar de personal a un departamento que tiene su sede en Alicante, ya han aflorado en una conselleria que pocos puntos positivos tiene en su haber transcurridos seis meses desde su creación.

Uno de los principales problemas, al menos así lo admiten fuentes conocedoras del área, radica en la lentitud para dotar de personal a esta nueva cartera, que salvo en el área de Universidades carece de funcionariado heredado ni de presupuesto por ser una conselleria de nueva creación. Apenas una decena de empleados públicos están, a día de hoy, asignados a un departamento situado en la gigantesca Ciudad de la Luz. Otro contraste que a más de uno llama la atención.

Así pues, la conselleria que dirige, a propuesta socialista, Carolina Pascual, lleva funcionando todo este tiempo con personal en muchos casos 'prestado', sin apenas técnicos y con carencias de todo tipo que, distintas fuentes consultadas, reconocen sin aventurarse a detallar. 

Más allá de esto, los sobresaltos políticos también están haciendo mella en este área. Como ya informó Valencia Plaza, la propia Pascual acarició dejar el cargo tras ver cómo en el reparto presupuestario no obtenía los fondos deseados -55 millones- para los institutos tecnológicos que finalmente se quedaron en la Conselleria de Economía que lidera Compromís.

A ello hay que unir el amago de dimisión del secretario autonómico de Universidades, Rafael Tabarés, quien según distintas fuentes consultadas por este diario, llegó a plantear su marcha al propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, días atrás. Un adiós que, al menos de momento, parece conjurado pero que podría resurgir si no mejora la situación de la conselleria. En este sentido, entre otros problemas, no está existiendo buena sintonía entre el citado Tabarés y el subsecretario de Innovación, José Villar, nombrado también a través de la formación socialista y que proceder de ostentar el mismo cargo en Educación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email