GRUPO PLAZA

EN JUNIO

Sala Russafa homenajea a Shakespeare, Lope de Vega y Chéjov en su Festival de Talleres

La primera propuesta llegará del 4 al 6 de junio con la adaptación de La Gaviota, que representan los alumnos del primer 'Taller de Interpretación No Profesional'

5/05/2021 - 

VALÈNCIA (EP). Shakespeare, Lope de Vega y Chéjov serán los escritores homenajeados en el Festival de Talleres de Teatro Clásico que la Sala Russafa de València celebrará el próximo mes de junio.

La primera propuesta llegará del 4 al 6 de junio con la adaptación de La Gaviota, de Antón Chéjov, que representan los alumnos del primer Taller de Interpretación No Profesional de Sala Russafa. Iria Márquez firma y dirige la revisión de este texto ruso, escrito a finales del siglo XIX por uno de los más célebres representantes de la tendencia naturalista en la literatura dramática.

La obra adquiere "una gran relevancia con la pandemia", ya que su trama invita a vivir en el presente, ahorrando la energía que se pierde soñando y planificando para aplicarla en el disfrute cotidiano, de lo que se presenta al alcance de la mano. Una filosofía vitalista que también deja espacio para reflexionar sobre la creatividad, analizando el choque entre la innovación y las formas más conservadoras de la creación teatral, destacan los responsables del espacio cultural en un comunicado.

Todo ello, apuntan, a propósito de la reunión en una casa de campo de una actriz y su hijo, aficionado a la escritura. Les acompaña la pareja de ésta, un autor teatral. Y se une al encuentro una joven enamorada del escritor, que aspira a alcanzar la fama mediante la interpretación.

Sin anclarse a un espacio y tiempo concretos, el montaje de este clásico reúne a diez actores sobre las tablas para dar vida a esta trama acompañada musicalmente por partituras de Yann Tiersen o Max Richter. Un "delicioso" argumento que parece avanzar al ritmo de los amores no correspondidos, pero donde los conflictos cotidianos, aparentemente anodinos, van conformando un alegato sobre la capacidad de vivir y disfrutar el momento.

La segunda cita, del 11 al 13 de junio, es un personal acercamiento a uno de los clásicos del Siglo de Oro español. Juicio en Fuenteovejuna parte de la historia creada por Lope de Vega en 1619 para trasladarla al presente con el propósito de analizar la justicia y su actuación frente a la violencia de género.

Fuenteovejuna se levanta a una y se toma la justicia por su mano ante la falta de protección por parte de las autoridades frente a los continuos abusos, tanto físicos como psicológicos, cometidos por un joven comendador, militar y de buena familia, que ejerce derecho de pernada y maltrato a muchas de las mujeres del pueblo. La instrucción del juicio que trata de esclarecer el asesinato es el punto de partida de esta revisión en la que los textos de Lope comparten libreto con fragmentos de otros clásicos como El alcalde de Zalamea o poemas de Sor Juana Inés de La Cruz.

Iria Márquez firma y dirige a los alumnos del segundo Taller de Interpretación para amateurs de Sala Russafa en un montaje sorprendente, con banda sonora de grupos independientes como Mowgai o Godspeed You Black Emperor, estética totalmente contemporánea y una temática que necesita seguir siendo reivindicada hoy día.

Versión "dark" de Shakespeare

Además, del 17 al 20 de junio, los alumnos del Taller de Posgrado de Interpretación de Sala Russafa, dirigido a profesionales y egresados de estudios superiores de artes escénicas, serán los encargados de llevar a las tablas un personal y montaje de la obra Medida por medida, de William Shakespeare, en una versión "dark, oscura".

Una decena de actores participan en la puesta en escena de esta comedia algo negra y cargada de trasfondo a la que Chema Cardeña da un giro para acercarla al público actual. Esta vez es una duquesa, en vez de un duque, quien decide ceder el poder a su segundo para ver cómo se comporta cuando ha de tomar decisiones.

Mientras le observa desde la sombra y de incógnito, descubrirá la doble faz de quienes acceden a la gobernanza, contradiciendo sus supuestos principios para mostrar cuál es su verdadera faz. Cardeña transforma algunos personajes y pasajes, dando protagonismo a las mujeres en esta historia en la que son el motor de la acción. Y trabaja el machismo implícito en un texto escrito a principios del siglo XVII para evidenciar el uso y abuso que se hace de las féminas no sólo por una cuestión de género, sino de poder.

La música de la compositora e intérprete Emilie Autum acompaña esta trama, combinando vestuario de época con elementos contemporáneos en lo que podría ser una actualización del estilo y ambiente gótico.

Danza contemporánea y premios del público

En paralelo a la programación del Festival de Talleres de Teatro Clásico de Sala Russafa, el 27 de junio se estrena Aero-soles, fruto del trabajo en el curso de danza que el prestigioso bailarín y coreógrafo Toni Aparisi imparte en el centro cultural.

Personas que han tenido contacto previo con la interpretación y la danza de manera profesional, junto a aficionados al baile conforman un grupo mixto, aunque mayoritariamente femenino, que integra a alumnos de 60 a 25 años. Un heterogéneo elenco que ha enriquecido con sus trayectorias y estilos personales la propuesta coreográfica de Aparisi.

Tomando como punto de partida la experiencia del confinamiento y la pandemia, se trabaja sobre espacios de 2x2 metros -las dimensiones que la Covid-19 ha impuesto a la hora de desarrollar proyectos de danza- para representar situaciones cotidianas. Canciones de Pink Floyd y Edith Piaf, boleros y jazz se alternan a la hora de transmitir, junto al movimiento, los diferentes estados de ánimo que la sociedad ha vivido desde la declaración de la pandemia.

El resultado es una pieza "optimista, donde la creatividad y expresividad ganan terreno al virtuosismo para conectar de manera más cercana con el público", según comunicado.

La programación del mes de junio se completa con la entrega de los Premios del Público de Sala Russafa. La décima edición de estos galardones, que cuenta con la colaboración de Urban, Makma, Nuevo Centro, Fundación Bromera, Mondo Sonoro y Verlanga, sirve para distinguir las propuestas preferidas por los espectadores mediante un sistema de votaciones tras las funciones, ahora telemático, que permite valorar la programación del centro cultural y reconocer el trabajo de los artistas que participan.

En junio, acabada la programación regular de los ciclos de compañías nacionales y valencianas, tras contabilizar las calificaciones recibidas por cada pieza, aquellas que obtengan mejor nota media se harán con el Premio del Público de Sala Russafa en las categorías de mejor espectáculo valenciano, nacional, de danza y de teatro para niños y niñas, además de al mejor concierto.

La sala entregará galardones al espectáculo revelación y al mejor espectador, este último escogido al azar entre los autores de las votaciones recibidas. Además, este año se suma un nuevo galardón, al Mejor Texto, que sustituye a las anteriores distinciones al Mejor Centro Educativo y Mejor trabajo Escolar al no haberse podido realizar funciones para colegios.

La entrega será una breve gala celebrada antes de la función del 20 de junio y podrá accederse, hasta completar aforo, presentando las entradas para dicho espectáculo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email