Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

entrevista a Càndid Penalba (Ateval):

"Si la demanda de textil sanitario no se mantiene, la industria valenciana pagará un precio muy alto"

Foto: ESTRELLA JOVER

9/06/2020 - 

VALÈNCIA. Uno de los sectores que se ha podido reconvertir durante esta crisis generada por la covid-19 es el textil. De hecho, varias empresas de textil valenciano han comenzado a fabricar mascarillas para poder ver la luz al final del túnel, y no perder de una manera tan acusada su facturación anual. Càndid Penalba, presidente de la Asociación de Empresarios del textil de la Comunitat Valenciana (Ateval), explica en Plaza Radio que "cuando se decretó el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo, hubo un parón en el 80% de la capacidad productiva de la industria valenciana, por la seguridad de los trabajadores y porque el comercio se paralizó, aunque sí que cogieron fuerza las ventas online".

Una situación que llevó a muchos empresarios asociados a la patronal a preguntarse cómo podían, "además de ser útiles para la situación, mantener un cierto nivel de actividad". La respuesta fue la reconversión. "Nos reinventamos muchos para fabricar material sanitario", explica Penalba, que asegura que "debido a la premura y a la necesidad de abastecer a nuestros sanitarios, tuvimos la iniciativa de fabricar mascarillas quirúrgicas de cinco capas, homologadas y de máxima calidad, y adaptamos nuestra maquinaria para ello".

Una inversión que Penalba cifra en "cientos de miles de euros" y que ha permitido sobrevivir a algunas empresas del sector. "Esperamos que la recuperación de la actividad productiva con el material sanitario se quede", explica el presidente de Ateval, ya que, a su juicio, no se puede depender todavía del mercado internacional para este tipo de productos. Lo que proponen desde Ateval es que exista en nuestro país "una industria fuerte, nacional, de material sanitario, que pueda abastecer suficientemente a toda la población". Es decir, no sólo que exista un "stock de material sanitario", sino una "industria de seguridad" por si hubiera un rebrote o situaciones de emergencia similares.

De hecho, si no es así, según relataba Penalba, "el coste sería altísimo para empresas que han invertido en maquinaria, en homologaciones y en las certificaciones necesarias para fabricar textil sanitario de calidad".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email