GRUPO PLAZA

Soler defiende las partidas reivindicativas en los presupuestos

El Consell aprueba unos presupuestos con partidas 'ficticias' de 2.336 millones de euros

FOTO: EDUARDO MANZANA

Vicent Soler afirma que está negociando con el Ministerio de Hacienda los 1.000 millones de fondo de transición

3/11/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha defendido la inclusión de dos partidas "reivindicativas" en el proyecto de presupuestos de la Generalitat para 2022, la habitual por la infrafinanciación autonómica y un nuevo fondo de "transición a la nueva normalidad", y ha anunciado que la semana que viene continuará los contactos con otras autonomías para avanzar en la reforma de la financiación.

Así lo ha trasladado en la rueda de prensa del pleno del Consell extraordinario para aprobar los presupuestos, después de entregar el proyecto en Les Corts y de la intervención inicial de la vicepresidenta portavoz, Mónica Oltra. Las cuentas ascienden a 27.967 millones de euros, un 9,1% más que en 2021 y las más altas en la historia de la Comunitat Valenciana.

El Gobierno valenciano negocia con el Ministerio de Hacienda el reconocimiento de 1.000 millones de euros para impulsar el gasto social "reforzado" tras la pandemia y que la Generalitat ha incluido como ingresos del fondo de transición hacia la nueva normalidad en su proyecto de Presupuestos para 2022. Según ha explicado, con el Ministerio se han tenido muchos contactos técnicos y "saben de la necesidad de esos 1.000 millones", que son "moderados".

"Ahora viene la negociación con el Ministerio para que en el plan de ajuste reconozcan esas necesidades", ha dicho Soler, que ha admitido que puede que se incluyan en los Presupuestos del Estado o no, y ha asegurado que cada autonomía "hace lo que puede", incluso aquellas que están mejor financiadas que la Comunitat Valenciana.

Además, Soler ha vuelto a exigir al Gobierno que impulse una reforma "inmediata" de la financiación y hasta entonces dote a la Comunitat de un mecanismo para situarse en la media de ingresos. Por eso ha justificado la inclusión de dos partidas reivindicativas: la habitual de 1.336 millones por la infrafinanciación y una nueva de mil millones definida como "fondo de transición hacia la nueva normalidad", similar a los fondos covid de los dos últimos años.

Aunque ha asegurado que es "el más crítico con el Gobierno" cuando no dota a las autonomías de suficientes recursos, el conseller socialista ha defendido que "nunca había aportado tanto" como en estos dos años gracias a los fondos covid o a las entregas a cuenta.

Pero ha insistido en que la financiación es "insostenible, injusta y se tiene que cambiar" en base a un criterio de población ajustada, además de advertir que "la bola de la deuda crece" por la infrafinanciación y que es un problema que habrá que abordar cuando la reforma sea realidad. Y ha avanzado que la Generalitat continuará la próxima semana su ronda de contactos con otras CCAA para que el nuevo modelo "beneficie a todos".

Nuevo fondo de mil millones

Respecto al fondo reivindicativo de mil millones, Soler ha confiado en que el Gobierno todavía pueda incluirlo en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022 durante la tramitación parlamentaria, dotado con mil millones para la Comunitat y para el resto de autonomías en función de su situación. Ha remarcado que es una propuesta "del gobierno de la Generalitat" y que su nombre se eligió hace 48 horas.

Un fondo que ha asegurado que también piden otras comunidades autónomas, aunque no ha indicado si ha tratado con el Ministerio de Hacienda su inclusión en las cuentas del Consell. A su juicio, serviría para suplir los fondos covid de los dos últimos años y para "matar dos pájaros de un tiro": consolidar la recuperación y compensar la tardanza de la reforma de la financiación.

Preguntado por cómo se financiará el aumento de gasto en los presupuestos, Soler ha asegurado que se debe a la previsión de recaudar más impuestos propios porque gravan más a las rentas altas y a las perspectivas económicas favorables, a lo que ha sumado "un cruce de movimientos positivos y negativos" en los recursos que aporta el Estado a las CCAA.

La novedad de estas cuentas es que aparecen dos, y no una, partidas reivindicativas en los ingresos. Por una parte, está la partida "estructural" en compensación por la infrafinanciación que sufre la Comunitat Valenciana por valor de 1.336 millones de euros.

La otra estará basada en o el fondo de transición hacia la nueva normalidad, que el Consell había exigido en reiteradas ocasiones para mantener el gasto social en niveles semejantes a los de la pandemia hasta consolidar definitivamente la recuperación. Esta tendrá un valor de 1.000 millones.

En concreto, los fondos procedentes del Gobierno ascenderán a 12.129,38 millones, que proceden de las entregas a cuenta (10.269,8 millones, un 5,5% más que en 2021), así como de la liquidación de 2020 (595,4 millones). También se percibirán ingresos de la tasa de déficit de referencia, por 734,3 millones; la mensualidad pendiente del IVA de 2017 (230 millones) y los 300 millones del convenio con la Conselleria de Movilidad.

Además, la Comunitat Valenciana recibirá un total de 1.795,35 millones de fondos europeos, de los que 652,95 serán del React-EU; 250,90 del marco financiero plurianual y 891,5 del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

"Satisfechos"

En general, ha reconocido que son unos presupuestos "extraordinarios en el tiempo y en la forma" y se ha mostrado satisfecho por la "capacidad de negociación", además de defender que "todos se pueden sentir satisfechos" con ellos. "El acuerdo permitirá que puedan entrar en vigor, si todo va bien, el 1 de enero de 2022", ha dicho, sin negar que tanto a él como al conjunto del Consell les hubiera gustado aprobarlos antes.

También se ha enorgullecido del aumento en gasto social, destacando que "cada 24 horas se distribuirán 47,4 millones de euros" para garantizar los servicios básicos, y de las seis anteriores cuentas del Botànic. "Son los presupuestos de la recuperación", ha confiado, con el objetivo de no volver a la situación prepandemia.

Para ello, el titular de Hacienda se ha comprometido a afrontar con responsabilidad las "debilidades" de la Comunitat mediante políticas públicas "anticíclicas". Otras de sus prioridades son aprovechar y gestionar adecuadamente los fondos europeos de recuperación y lograr que más valencianos participen en los presupuestos participativos que se han estrenado este año.

Ha reafirmado además el compromiso contra el fraude fiscal y ha reivindicado el esfuerzo de su departamento y el "trabajo leal" de la directora general de Presupuestos, Eva Martínez, asegurando que han cerrado las cuentas con "generosidad".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email