GRUPO PLAZA

CRÓNICA POR LOS OTROS / OPINIÓN

SOS India

Mientras la pandemia aquí en España y en Europa en general  parece que llega a su fin, existen otros países en el mundo que están pasando sus peores momentos. Es el caso, por ejemplo, de India. La Fundación Fontilles continúa trabajando con especial atención en este país devastado actualmente por la pandemia

29/05/2021 - 

 La Fundación Fontilles , fundada en 1909 en el municipio de la Vall de Laguar  (Marina Alta, Alicante),  sigue trabajando de una manera profesional y responsable  por la salud de las personas más vulnerables tanto en España como en 8 países más.  Desde que en el año 86 abriera su trabajo a la cooperación internacional con India como primer destino, no ha dejado de seguir ampliando su labor en países como Mozambique , Brasil , Bolivia , Nicaragua… 

Una extensión que compaginan con su trabajo en España desde hace 112 años donde han conseguido  cambiar la historia de más de 3.000 personas afectadas por la lepra que encontraron, además, un hogar y una familia en el Sanatorio de Fontilles. El papel de Fontilles fue, además, fundamental para lograr la eliminación de la lepra en España.

Fontilles trabaja para que ninguna persona sufra marginación o rechazo a causa de su estado de salud o condición social, y para que todas tengan unos servicios sanitarios adecuados que les permiten llevar una vida digna allí donde se encuentren.

La pandemia azota India

La Fundación Fontilles se ha movilizado para luchar contra la crisis humanitaria que la pandemia de COVID-19 está causando en India, país que registra alrededor de 350.000 contagios diarios y en el que las restricciones impiden el trabajo y el acceso a alimentos de la población más empobrecida. 

La entidad, que está presente en diversas zonas del país asiático a través de diferentes programas de prevención y tratamiento de la lepra y otras enfermedades olvidadas, está suministrando apoyo a sus socios locales para distribuir mascarillas, paquetes de ayuda alimentaria y comida cocinada en diferentes puntos de India como los suburbios de Bangalore, capital del estado de Karnataka, uno de los más afectados por la pandemia.

La fundación distribuye alimentos, mascarillas y desinfectantes a los trabajadores migrantes establecidos en los suburbios de la ciudad de Bangalore, sin acceso a trabajo ni comida como consecuencia de las restricciones y de su dependencia de la economía sumergida o informal.

 Las declaraciones que nos llegan de India, en boca del representante de Fontilles allí, Vijay Krishnan,, alerta de que la incidencia real de la COVID-19 puede ser mucho mayor de la que se informa tanto en contagios como en fallecimientos, como consecuencia de la realización de pruebas insuficientes y de la debilidad del sistema nacional de salud.

Además volvemos a la premisa que hemos recordado en algunas ocasiones “ que la pandemia infecta igual a todas las personas pero no afecta por igual”. En India las restricciones están impidiendo trabajar a cientos de miles de personas desplazadas desde zonas rurales a los suburbios de las grandes ciudades. “Aunque el coronavirus infecta a todos los sectores de la sociedad por igual, en el contexto indio, las personas que no tienen ahorros son las más afectadas”, explica el representante local de Fontilles, quien atribuye la situación a que la mayoría de la población empobrecida trabaja en la economía sumergida o informal, lo que le impide tanto acceder a subsidios como generar recursos económicos para comprar alimentos. 

El trabajo del día a día

 Actualmente Fontilles trabaja con 9 entidades locales  en India en 14 proyectos  que están relacionados con su misión de salud y desarrollo: paliar la lepra, la pandemia, trabajar la discapacidad, grupos autoayuda mujeres, unidades móviles por las comunidades… Además han formado a trabajadores de salud y voluntarios, así como grupos de apoyo mutuo de personas con discapacidad, que están siendo fundamentales para dar respuesta a la crisis del coronavirus. Y coordinan acciones con el sistema público de salud local.

La situación es especialmente grave en  algunos puntos como la ciudad de Bangalore, donde 400.000 personas procedentes de zonas rurales de otros estados viven hacinadas en 56 asentamientos habilitados alrededor de otros tantos suburbios, sin acceso a trabajo ni alimentos. Por la pandemia el personal de Fontilles se vuelcan a atenderlos en las casas  y en los asentamientos de personas que se han quedado sin trabajo. 

Es todo un drama que, por desgracia, no se trata de una situación aislada pues existen otros puntos del planeta en situaciones parecidas donde se une la pandemia a la falta de recursos.

 Lo que es cierto es que actualmente es uno de los países más castigados con el que  podemos desde aquí  solidarizarnos y apoyar a través de la Fundación Fontilles. 

La ayuda que se necesita ahora es económica para paliar principalmente los efectos de la COVID-19, comprar un kit de higiene ( mascarilla, jabón y desinfectante), la compra de un paquete de alimentos para las familias, la capacitación de una promotora de salud para la difusión de las medidas preventivas contra el virus,  poner en marcha una campaña informativa en comunidades aisladas para la prevención de la COVID-19, la compra de desinfectante para un centro de salud, etc.

 En 2020, a pesar de la pandemia, pudieron  ayudar a 681.207 personas vulnerables en India. Atendieron  en sus casas a 38.388 personas, que recibieron medicación y material de curas. Realizaron 718 operaciones de cirugía reconstructiva y 1306 personas con discapacidad recibieron calzado u otro material ortopédico. Construyeron o rehabilitaron 6 centros de salud y 2 laboratorios y los equiparon para diagnóstico y tratamiento de lepra  y COVID-19.  Repartieron alimentos a 495 familias y 828 microcréditos y ayudas económicas a personas en extrema pobreza. Distribuyeron 25.000 mascarillas y más de 500 litros de gel hidroalcohólico.

Con estos datos  reales  y el orgullo de recordar que hablamos del trabajo que realiza  esta  fundación de origen valenciano, Fontilles, por el que ha pasado  grandes personas y profesionales  que ha puesto su granito de arena  y han dedicado su vida a ella, como mi  admirado y querido , José Luis Beneyto… nos quedamos. 

La semana que viene… más! 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email