GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

Sr. Puig: ante Otegi, no es no

28/08/2016 - 

Llama usted repugnantes, indecentes y maledicentes a quienes hemos opinado que los derechos políticos han de respetar la ley y las Sentencias. Y nos ‘advierte’ que merecemos “el más profundo desprecio”, por cuestionar su desagrado con que Otegi no pueda presentarse  a lehendakari.

Es usted, Sr. Puig, quien abre  el tema, haciendo declaraciones públicas. Y ahora pretende que los demás no opinemos, censurando que hacerlo es ‘utilización partidista’. Pero vamos a decir lo que pensamos, faltaría más.

Pensamos que indecencia es ser laxos con quienes aún no han cumplido completamente sus condenas. Porque lo que merecen las víctimas es memoria y justicia.

Que repugnante es, lo haga quien lo haga, resaltar la figura de Otegi como hipotético 'hombre de paz', blanqueándola, en lugar de su papel como parte del ´entramado terrorista’. Un papel que no es opinión: está descrito en los hechos probados de varias Sentencias firmes, una de ellas por secuestro. Sin olvidar que la ahora cuestionada, de 2011, no pudo comenzarse a cumplir, en cuanto a la pena de inhabilitación, hasta 2014 en que concluyó otra condena de inhabilitación anterior.

Y que maledicente es recurrir al fondo de armario y al insulto, refugio de la falta de argumentos sólidos, en lugar de rectificar declaraciones desafortunadas.

Nadie ha hablado de cómplices ideológicos ‘del terrorismo' sino 'de quienes pretenden quebrantar las condenas'. Que no es lo mismo. Pero si incluye a Otegi en el terrorismo, ¿por qué le ‘agrada’ que se presente a la elecciones?

Piense quién utiliza a los muertos, incluso citándolos por su nombre, porque las víctimas no pueden ser objeto de apropiación; no son sino de sus familias y de toda la sociedad dolorida. Piense quién incurre en patrimonialización partidista, atribuyendo al PSOE, y no a toda la comunidad (la política, la civil y sus fuerzas de seguridad), la larga lucha por el fin de ETA.

Piense quién menosprecia esa labor colectiva, refiriéndose despectivamente a los que “estaban jugando al parchís”. Porque tanto derecho a expresarnos tenemos los que vivimos la transición, como los más jóvenes que, por suerte, no han conocido los destrozos causados por los amigos de Otegi. Los que están toda la vida, como usted, en un cargo público, y los que acabamos de llegar. Efectivamente, bromas con este tema, ni una: no.

La candidatura es ilegal y así ha sido declarado, al menos hasta el momento. No cabe, por tanto, condescendencia, ni tampoco la merecen quienes no han mostrado arrepentimiento ni entregado las armas. El PSE ha descartado unirse a la impugnación de UPyD, C´s y el PP. ¿Están, de verdad, más cómodos al otro lado?

Pero, además, aunque el Tribunal Constitucional, en una laxa interpretación (cuando la defensa de Otegi no recurrió el Auto de la Audiencia Nacional que, en trámite de ejecución de Sentencia, confirmó expresamente la inhabilitación hasta 2021), declarara posible la candidatura: dentro de sus cánones de exigencia moral, ¿le parecería ético y estético que alguien con la trayectoria de Otegi, salte de la celda a Ajuria Enea? Porque a mí, no.

Somos muchos los que no vamos a alinearnos con EH-Bildu, Iglesias, Garzón y demás que respalden que Otegi se presente a las elecciones a pesar de su inhabilitación, ni con los que califican de “cacicada” el funcionamiento del Estado de Derecho.

Porque no podemos dejar de pensar que lo que nos gustaría es que pudieran presentarse Gregorio Ordóñez, Ernest Lluch, Miguel Ángel Blanco, Fernando Buesa..., y quiénes son los que lo han impedido brutalmente.

No, President, en el caso Otegi, pendiente aún el cumplimiento de la condena, muchos lo tenemos claro: NO ES NO. ¿Y Usted?

Llámenos indecentes, pero no exija que nos agrade que se incumpla la ley.

Llámenos repugnantes, pero no nos pida equidistancia con las víctimas, ni complacencia con los verdugos.

Puede pedirnos respeto, porque lo tiene. Pero no silencio.

*María José Ferrer San Segundo es portavoz de Justicia GPP Corts. Doctora en Derecho

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme