GRUPO PLAZA

Skroller, Zeleros o Corify Care son algunas de las valencianas 

'Startups' nacionales que han sabido ganarse el respeto fuera

26/04/2021 - 

VALÈNCIA. La valenciana Skroller fue una de las pocas startups que logró alzarse el pasado 15 de abril con un premio en la última edición de los Los Quality Innovation Award (QIA). Se trata de una competición internacional a la que concurrían un total de 416 innovaciones en 9 categorías de una veintena de países.

Lo que ha creado Skroller es un respaldo para mejorar la estabilidad y la seguridad de los usuarios de los patinetes eléctricos en entornos urbanos. Para ello, han creado una especie de cinturón de seguridad que conecta el cuerpo del usuario al patinete facilitando su capacidad de maniobrar de forma segura. El dispositivo es sencillo y se puede enrollar en un pequeño cilindro. Sin embargo, su apariencia fácil no debe confundirnos porque a la selección de los ganadores de los premios QIA precede una rigurosa evaluación que atiende a criterios de innovación, pero también de utilidad, efectividad o de orientación al cliente.

La idea nació en Valencia en octubre de 2018 y, después de dos años de desarrollo de producto y testeo de diferentes prototipos, el producto está listo para comercializarse en todo el mundo. Antes de aventurarse a salir al mercado, los fundadores de Skroller acometieron una campaña en Kickstarter con la que consiguieron vender cerca de 800 unidades en 11 países distintos, prueba de una demanda global.

La otra startup, también valenciana, que se alzó con un premio en el mismo certamen que Skroller es Corify Care, una empresa médica capitaneada por Andreu Climent que se centra en el desarrollo de una tecnología novedosa para mejorar el tratamiento de las arritmias cardíacas. Su solución permite mapear el corazón en 20 minutos sin necesidad de intervención quirúrgica.

Entre otros reconocimientos, Andreu Climent fue proclamado ganador en la última entrega de los premios del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT). Estos galardones destacan a los emprendedores más talentosos de Europa que impulsan soluciones a los desafíos urgentes que enfrenta el continente en temas como clima, energía, alimentación, salud y materias primas.

Más sonoro, sin embargo, es el caso de éxito de Zeleros, la startup que tiene su origen en la Universidad Politécnica de Valencia que está desarrollando el tren futurista basado en la propuesta del Hyperloop y que sitúa a España en el liderazgo europeo de este medio supersónico. Ganadora del reconocido premio de la Fundación Everis y del concurso de puesta en marcha IRU World, Zeleros es reconocida como una de las empresas europeas más innovadoras por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT). El proyecto cuenta con el apoyo de la EIC de la Comisión Europea, el CDTI de España y las agencias públicas de innovación IVACE e IVECE de Valencia. David Pistoni, Dani Orient y Juan Vicén, los fundadores de Zeleros, han sido incluidos en la lista Forbes 2021 de empresarios menores de 30 años más prestigiosos.

El espaldarazo de Gartner a Galgus

Otra startup que se ha convertido en noticia estos días es Galgus después de que su tecnología WiFI fuera incluida entre las recomendaciones de la prestigiosa consultora de innovación Gartner en el área de geolocalización. Galgus es una deep tech especializada en investigación y desarrollo de tecnologías de redes inalámbrica que persigue mejorar la experiencia del usuario de una red WiFi. 

Para ello, Galgus ha desarrollado una tecnología única y una red propia de WiFI inteligente que, además de permitir la conectividad en cualquier entorno, reporta a las empresas información valiosa referente a su negocio y a sus clientes. La tecnología de Galgus fue declarada como mejor startup en infraestructuras digitales por EIT Digital en 2016 y acreditada por la Comisión Europea como empresa de alto potencial en su sector mediante la concesión de un ‘Instrumento PYME Fase II’ en 2018. En plena pandemia, la startup consiguió cerrar una ronda de inversión liderada por GED Capital -a través de su fondo Conexo Ventures- y Mundi Ventures, en la que además participan GoHubVentures, vehículo de corporate venturing de Global Omnium, y Wayra, el hub de innovación abierta de Telefónica. 

Y ello contando con que Galgus sufrió un fuerte revés durante los meses del confinamiento que le llevaron a reducir su facturación en un 50% en 2020. Ahora, el año 2021 se presenta mejor, de manera que no solo esperan sobreponerse al varapalo sino multiplicar por 3 o 4 su facturación, según estimaciones de su CEO, José Ayub González. “El reconocimiento de Gartner, procedente de un equipo de prestigiosos analistas, supone para nosotros un impulso a la marca y la confirmación de que vamos por buen camino”, 

Otra startup que ha logrado ponerse a la cabeza mundial en algo es Sateliot. Esta ha conseguido lanzar al espacio el primera satélite del mundo para servicios 5G. La puesta en órbita se realizó el pasado mes de marzo desde la base de Baiknour (Kazajistán) y el nombre oficial del nanosatélite -del tamaño de un pequeño horno microondas- es 3B5GSAT. En esta misión colaboraba también el operador de misiones satelitales Open Cosmos, fundada por el español Rafel Jordá Siquier, pero radicada en Reino Unido. Con este lanzamiento, y según declaraba Jordá, se marcaba un hito importante en el sector espacial y de las telecomunicaciones, demostrando la capacidad de los pequeños satélites.

Tendrían que ser muchas más las startups que habría que sumar a la lista de las que triunfan fuera o están a punto de hacerlo, porque las expectativas para algunas del ecosistema nacional son muy altas.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email