GRUPO PLAZA

Sería el segundo dentro del núcleo urbano

Tanatorio de la discordia en Almussafes: los vecinos lo rechazan y el ayuntamiento "tratará de evitarlo"

24/04/2021 - 

VALÈNCIA. La posibilidad de un segundo tanatorio en el núcleo urbano de Almussafes ha hecho saltar todas las alarmas. Ante esta situación, los vecinos de la calle Benifaió, donde se ubicaría esta instalación, se han puesto en pie de guerra y han mostrado su rechazo. La consigna entre el vecindario está clara: "No al tanatorio". Una postura que se ha hecho visible a través de las redes sociales y que les ha llevado a recoger firmas y presentar una instancia en el ayuntamiento en la que solicitan "que se paralicen las obras y se estudie la posibilidad de construir el edificio en otras zonas de la población".

"A menos de 500 metros ya hay un tanatorio, creo que dos tanatorios en un pueblo de menos de 9.000 habitantes es una barbaridad", critica uno de los vecinos que vive cerca de los terrenos donde se pretende construir. "Nos da igual que se ponga en el polígono, o en un terreno cercano a la iglesia que lleva parado muchos años. Hay muchas alternativas, y más con los polígonos que tiene Almussafes, no nos entra en la cabeza que lo tengan que poner ahí", añade. Se trata de una zona residencial donde, según señalan los vecinos, viven mucha gente joven y familias con niños

La petición de construcción de este segundo tanatorio llegó al ayuntamiento a principios de abril y, tras extenderse este rechazo entre el vecindario, el ayuntamiento se ha reunido hasta en dos ocasiones con ellos y otra con la empresa que pretende establecer allí su negocio, para evaluar la situación y alcanzar una solución. Eso sí, desde la administración local aseguran que han tomado partido y que van a estar "al lado de los vecinos". De hecho, actualmente se encuentran estudiando la situación jurídica y se han puesto en contacto con los abogados para analizar las posibles soluciones que se pueden poner encima de la mesa.

Según han explicado desde el consistorio, la empresa ha solicitado la compatibilidad del uso del suelo y la licencia, pero por el momento, este último trámite no lo tienen concedido. En este sentido, hacen referencia al plan urbanístico vigente que existe en Almussafes, que data de 1994, y al que no se le ha hecho hasta el momento ninguna modificación. "Ahora que está en revisión, queremos aprovechas para incluir esta modificación, tanto en el actual como en el próximo para evitar nuevos tanatorios, pero eso lleva unos plazos", ha argumentado el alcalde, Toni González.

El rechazo a este segundo tanatorio también ha llegado a la oposición, formada por Compromís con tres regidores y Partido Popular con uno, quienes aseguran que se han enterado de este proyecto a través de los vecinos. "Estaríamos hablando de dos tanatorios en una población que no supera los 9.000 habitantes. Con este segundo, en concreto, habría familias que lo tendrían pared con pared en su casa. Probablemente puede haber otras alternativas, o habría que buscarlas, para intentar mantener el bienestar de estas familias que se varían tan directamente afectadas", ha subrayado Lourdes Moreno, portavoz de los valencianistas en el consistorio, quien apuesta por la mediación para resolver esta situación. En la misma línea se sitúa el regidor de los populares, Rafa Beltrán: "tenemos un cementerio y terrenos suficientes para que se pueda hacer fuera de la población, en lugar de al lado de las casas".

En busca de la fórmula para evitarlo

Entre los vecinos, la fórmula para resolver esta situación es evidente: encontrar otra ubicación. "Nosotros no queremos llegar al punto de tener que manifestarnos en contra del tanatorio, no queremos una guerra con el ayuntamiento, queremos que no se ponga ahí", relata uno de ellos.

Sin embargo, desde el consistorio descartan la opción de trasladarlo a otro lugar dentro del casco urbano. "A no ser que encontráramos una ubicación, por ejemplo, dentro del polígono industrial donde se pudiese hacer algún tipo de permuta, eso podríamos estudiarlo", apunta el primer edil. Por si acaso, el equipo de gobierno ya ha pensado en un "plan B", por si finalmente no se pudiese evitar que la empresa siguiese adelante con el proyecto: construir un tanatorio municipal, lo que haría menos rentable la iniciativa de la discordia. "Eso es voluntad del equipo de gobierno, y como lo tenemos decidido, tenemos el terreno y tenemos el dinero, pues tiraremos adelante", cuenta González.

La ubicación para este posible tanatorio municipal, en caso de no lograr otro acuerdo, sería una sala anexa al cementerio que ya está construida y que solo tendría que ser ampliada. Desde el ayuntamiento calculan que el proceso, entre la licitación y adjudicación del proyecto y la obra, rondaría el año. Y, respecto a los fondos para llevarlo a cabo, saldrían del remanente municipal. "Sería perfectamente factible, así que la empresa tiene que contar con ello: si sigue adelante, posiblemente nosotros construyamos un tanatorio", advierte el alcalde. Por el momento, la administración local ha hecho un llamamiento a la calma entre los vecinos y se ha sumado a su recogida de firmas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email