X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de enero y se habla de año nuevo chino CÓMICS TEMPORAL FUNCIÓN PÚBLICA INTERINOS
GRUPO PLAZA

los afines a puig pasan apuros para controlar la provincia de valencia

Temor en el 'ximismo' a una pinza de Ábalos con el tándem Gaspar-Bielsa

16/12/2019 - 

VALÈNCIA. La victoria electoral socialista tanto en las elecciones autonómicas del mes de abril como en las generales celebradas este mes de noviembre han significado un alivio para la formación del puño y la rosa aunque, al mismo tiempo, también el inicio de otros retos y pugnas especialmente en el ámbito orgánico.

Así, a falta de que se concrete si el líder del PSOE, Pedro Sánchez, puede ser investido como presidente del Gobierno en las próximas semanas, los movimientos dentro del socialismo valenciano para tomar posiciones de cara a un futuro congreso del partido se suceden paralelamente a los intentos, especialmente desde Presidencia, de mantener cierta estabilidad en el tripartito de gobierno conformado junto a Compromís y Unides Podem.

Conviene recordar que en el horizonte del PSPV se encuentra el XIV Congreso Nacional en el que la principal incógnita gira en torno a si el actual secretario general, Ximo Puig, tratará de repetir en el cargo. El también presidente de la Generalitat manifestó en 2017 que no volvería a presentarse, lo que provocó que sus posibles sucesores comenzaran a tomar posiciones, si bien ahora el jefe del Consell viene replanteándose su continuidad tanto al frente en el partido como candidato a la Generalitat de nuevo. Un objetivo para el que necesita mejorar sus afinidades en la Comunitat Valenciana.

En esta batalla existen diversos factores clave: el principal, la postura que adopte el grupo que lidera el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien cuenta como principal referente a la secretaria provincial de Valencia, Mercedes Caballero, además de otros puntales como el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, o el vicepresidente segundo de la Diputación, Rafa García.
Ábalos, Pedro Sánchez y Rafa García juntos en un mitin. Foto: KIKE TABERNER

Así, está por ver si el 'abalismo' busca, como ya hiciera en 2017, apoyar a un candidato -en aquella ocasión fue García- para liderar el partido frente a Puig o si se conforma amenazar con presentarlo para lograr una posición de fuerza en la negociación de la futura Ejecutiva. En cualquiera de los dos casos, como es lógico, los movimientos estratégicos en busca de captar aliados se sucederán y serán similares.

En esta estrategia, hay dirigentes que resultan especialmente atractivos para cualquiera que opte a liderar el PSPV. Un buen ejemplo son el presidente de la Diputación, Toni Gaspar, y el alcalde de Mislata y vicepresidente tercero de la corporación provincial, Carlos Fernández Bielsa. Dos referentes del partido tienen buena conexión desde hace años: de hecho, juntos lanzaron la Plataforma @una allá por 2012 a las puertas del congreso nacional que venció Puig. Ahora, que además trabajan juntos en la corporación provincial, su sintonía se mantiene firme por lo que el tándem resulta interesante para cualquier proceso orgánico. Gaspar, alcalde de Faura, por su propio peso y capacidad de influencia como presidente de la Diputación, mientras que Bielsa, es un dirigente con peso en comarcas como l'Horta Sud, Camp de Morvedre o la Ribera Baixa.

Fernández Bielsa y Toni Gaspar en la noche electoral de las elecciones locales. Foto: KIKE TABERNER

Precisamente, el temor del 'ximismo' -afines a Puig- viene por un acercamiento del grupo de Ábalos a este tándem, dado que una alianza entre ellos pondría muy cuesta arriba el control de la provincia de Valencia para el líder del PSPV. Resulta complejo establecer afinidades claras puesto que, a lo largo de los últimos años o incluso meses, todos estos grupos han sido aliados y rivales en distintos momentos, pero lo que sí tienen claro en el entorno de Puig es que no pueden dar por seguro a día de hoy el respaldo del tándem Gaspar-Bielsa al presidente de la Generalitat. Algo que se observa con preocupación, así como las aproximaciones del 'abalismo' a otros referentes del partido como el alcalde de Almussafes, Toni González, quien lidera una agrupación con más de 230 militantes.

¿Golpe de timón en la Diputación para un cambio en la Presidencia?

Dentro de las conjeturas que empiezan a crecer conforme se acerca un proceso precongresual, otra de las preocupaciones dentro del sector 'ximista' se dirige hacia la propia Diputación de Valencia. Así, si en las próximas semanas se concreta la conformación del Gobierno de España, puede ocurrir que algún dirigente del PSPV sea llamado para un puesto de relevancia en Madrid. Una propuesta que, en todo caso, debería llegar por parte del mencionado Ábalos, el valenciano con más peso a día de hoy en la capital de España.

De esta manera, y aunque el pacto con Podemos en un gobierno de coalición puede hacer disminuir algún alto cargo de la cuota socialista, parece lógico que si el ministro valenciano se mantiene en Fomento tenga margen de maniobra para mantener -o sustituir- a algún alto cargo. En este punto, fuentes socialistas apuntan a la posibilidad de que en un momento dado pudiera tentarse a Toni Gaspar con algún puesto de relevancia en Madrid. Una posibilidad sobre la que el presidente de la Diputación, al serle planteada por este diario, prefirió no opinar.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto a Toni Gaspar. Foto: DIVAL

De ser así, el alcalde de Burjassot, Rafa García, sería el favorito para ocupar la presidencia de la Diputación por su afinidad a Ábalos, por ser el vicepresidente socialista de mayor rango y porque la decisión debe partir de la dirección provincial que domina Mercedes Caballero, mano derecha del ministro.

Una posibilidad que inquieta al 'ximismo', dado que a Gaspar se le considera -al menos hasta ahora- neutral en esta carrera orgánica, mientras que García sería un referente 'abalista' a los mandos de una corporación provincial con poder local y recursos económicos.

Un poder añadido al que ya ejerce Juan Carlos Fulgencio en la delegación del Gobierno, también próximo a Ábalos, y que algunos también sitúan en Madrid de progresar la investidura de Sánchez; lo que permitiría a este sector promocionar a otro dirigente en el puesto.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email