X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

nuestro hombre en la otan

Teniente general Gan Pampols «La guerra ya no se declara, ni empieza, ni acaba... existe»

El hombre de la OTAN en la Comunitat Valenciana afirma que los conflictos no solo se dirimen en un campo de batalla definido sino que el ciberespacio los ha hecho más globales

24/02/2018 - 

VALÈNCIA.- El teniente general Francisco José Gan Pampols (Figueres, Girona,1958), jefe del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad (CGTAD), general tres estrellas, es, además de militar, licenciado en Ciencias Políticas y en Sociología. «Fue una inquietud personal. Quería conocer el mundo de la política, cómo se estructuran las ideas, el origen de los partidos políticos», explica. Con experiencia internacional en distintas misiones (Bosnia-Herzegovina, Kosovo y Afganistán), está convencido de que el ejército español dio un salto cualitativo cuando se rompió la barrera del idioma. El inglés se ha convertido en un pasaporte para la presencia de España en misiones internacionales. Se define como un hombre de acción «a pesar de que el despacho es necesario. Me gusta el aire libre, respirar el tomillo y aquí hay buen tomillo». 

Se le considera uno de los mayores expertos en terrorismo yihadista. Señala el ciberespacio, el 'internet de las cosas', la web profunda o las fake news como algunas de las amenazas para la sociedad. Ha sido responsable del CIFAS (Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas) que se dedica a la coordinación e inteligencia con el CNI (Centro Nacional de Inteligencia). O sea, a la contrainteligencia: «Intentar que quienes quieren obtener información de nosotros no lo hagan; ahí nos dedicamos a la lucha contra el terrorismo, el espionaje, sabotaje, extorsión, crimen organizado y la manipulación en redes sociales».

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Defiende con pasión a sus soldados y pide que se reconozca su trabajo porque son servidores públicos. Ha dirigido la Academia General Militar de Zaragoza, donde se forman los oficiales con criterios de liderazgo y valores científicos, humanísticos y morales: «Hay que estar muy bien amueblado para ordenar que se desate la fuerza letal. Si no se aplican estos valores morales estaríamos ante un grupo pretoriano, de mercenarios». Le gusta València y la Comunitat Valenciana y, como buen montañero, ya ha dado alguna que otra vuelta por la Sierra Calderona. Su carrera militar está al nivel de su afición por la montaña: es uno de los tres deportistas que ha conquistado los polos de la tierra (Polo Norte, Polo Sur y el Everest) como consta en el archivo televisivo de Al filo de lo imposible. Además, es todo un experto en ochomiles y, acostumbrado a escalar cumbres, no parece tener mal de altura. Es prudente pero también directo, escrutador, analítico y pragmático. Y, por si fuera poco, habla sin complejos y se hace entender. 

(Lea el artículo completo en el número de febrero de la revista Plaza)

Noticias relacionadas

Al otro lado de la colina

¡Que vienen los rusos!

Esto no es la película de hace 50 años con la que nos reíamos a costa de la Guerra Fría, sino la historia de cómo el Cuartel General de la OTAN en València vuelve a ser un elemento esencial de la defensa de Occidente

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email