X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA - PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE VALENCIA

Toni Gaspar: "Somos los culpables de que no se respete la presunción de inocencia"

10/11/2018 - 

VALÈNCIA. Toni Gaspar (Faura, 1973) se convirtió a finales de junio en el nuevo presidente de la Diputación de Valencia en sustitución de su compañero de partido Jorge Rodríguez, quien dimitió del cargo tras ser detenido en el marco de la Operación Alquería a cuenta de una decena de contrataciones presuntamente irregulares en la empresa pública Divalterra. 

Gaspar, alcalde de su municipio y en ese momento vicepresidente segundo de la institución, posee una trayectoria más que reconocida en el PSPV-PSOE. Plantó cara al ahora ministro José Luis Ábalos por el liderazgo de la provincia en 2012, perdiendo por unas decenas de votos frente al pacto que había alcanzado su rival con el 'lermismo'. Dos años después, plantó batalla al mismísimo Ximo Puig en las primarias para ser candidato a la Generalitat, logrando un 30% del respaldo. Pese a aquel enfrentamiento, fue el propio jefe del Consell quien le llamó para que cogiera el testigo de Rodríguez el pasado mes de junio.

Una de las características de Gaspar es, así lo admite en la entrevista, no sujetarse constantemente a "los argumentarios de partido". Lo demuestra haciendo un ejercicio de autocrítica respecto a la forma de afrontar por parte de los partidos en general y el suyo en particular, las situaciones judiciales que afectan a los políticos.

-Al respecto de lo ocurrido con Jorge Rodríguez, ¿hemos pasado de no dimitir por nada a dimitir por invocar la palabra "imputado"?
 -Sí. Se ha perdido un poco el norte en esto. Durante una etapa, cuando estábamos en la oposición nos venía muy bien y no se reflexionaba sobre estas cuestiones. Como se dice en mi pueblo, no es lo mismo ‘córrer que fugir’ y uno cuando está en la oposición debe hacer buena oposición. Hay que ganarse la credibilidad porque la mala oposición también se paga. En algún momento no la hicimos bien porque nos servía todo por un titular efímero y cuando ahora nos han venido ahora en contra nos hemos puesto nerviosos y ya queríamos deshacernos de todos, de la misma manera que lo pedíamos antes. Y yo digo, ¿y la presunción de inocencia? Pero bueno, yo ya me quedaba solo defendiéndola antes en las tertulias aunque mi partido no fuera en esa línea. Si la presunción de inocencia es una garantía que tiene todo el mundo, ¿por qué no los políticos?

-Bueno, es lógico entonces que el PP les señale con el dedo y les diga, ¿ahora qué?
 -Y lo dicen, claro. Aunque yo nunca adopté aquí esas posiciones y Jorge tampoco. En todo esto los peores enemigos hemos sido nosotros mismos. Somos los que nos hemos llevado a esta situación. Nosotros tenemos unas normas que dicen que se aplican medidas en la apertura de juicio oral y un día decidimos traspasar la línea cuando se produce la imputación. E insisto, ¿uno no es inocente hasta que se demuestre lo contrario? Y fíjate, en esto no le echo la culpa ni a los medios de comunicación ni a la gente, la tenemos nosotros mismos. ¿Por qué? Porque nos interesaba, o al menos a algunos, a corto plazo. Ahora no quieras pedirle responsabilidad al Partido Popular y que no pidan dimisiones. Un político renuncia a muchas cosas: todo lo que hace está en tela de juicio, está en la picota siempre… pero debe tener la misma presunción inocencia que todos. Eso no significa que no existan las responsabilidades políticas pero a veces parece que vengamos a hacer de jueces y no a hacer política. Se ha acabado mezclado todo: cuando uno es inútil y no sabe resolver problemas políticos se va directamente a los tribunales para que los solucione la justicia. Hemos convertido la política en contar lo que hacen los jueces y los fiscales. A partir de ahí, mira si puedes poner en la lista problemas que hay en este país por esto.

-Si la causa contra Jorge Rodríguez quedara en nada, ¿usted sería partidario de que fuera restituido como presidente de la Diputación en la siguiente legislatura? ¿Deben buscarse soluciones para los altos cargos que se ven en esta situación?
 -Cuando se produzcan esos acontecimientos, a quien le corresponda debe ser, políticamente, lo más justo posible. Aunque creo que sería la primera vez que se es justo. Se suele ser muy ávido en sacar a la gente en medio de la plaza y apedrearla pero pedir perdón o corregir una situación cuesta muchísimo más. Se han visto muchos casos de gente que ha sido crucificada durante años y después salen airosos, y... nada. ¿Qué pasa con el sufrimiento de esas personas y esas familias? Hay que ser más prudente y no hacer política a golpe de tuit y de titular. Creo que nos iría mejor a todos.

-¿Pidió usted prudencia el día de la detención de Jorge Rodríguez?
 -Sí, pero ese día era como predicar en el desierto. Había mucha gente muy mal y en estado de shock. Uno de ellos el propio presidente Puig, que estaba muy afectado.

-¿Teme que puedan surgir grabaciones o conversaciones que menoscaben la imagen, ya no solo la Rodríguez y su entorno, sino la del PSPV?
 -Bueno, esto es el pan nuestro de cada día, ya forma parte de este teatro que hemos diseñado nosotros mismos. A veces digo que somos mejor que un canal de series de pago: ellos tienen que pagar a los actores, el vestuario, los decorados… y nosotros en cambio somos gratis y ni siquiera necesitamos guionistas (ríe). Ah, y los capítulos no se acaban nunca.

-¿Es cierto que lo que ha ocurrido con Jorge Rodríguez ha influido muy negativamente en los municipios a la hora de sumar simpatizantes para conformar las listas?
-La política se ha convertido en algo que desprestigia y por eso va a costar encontrar gente que quiera sumarse. En los municipios, la mayoría de personas viene a ayudar sin pretensiones y puede perder su prestigio.

-¿Cree que deben revisarse tanto las áreas como el reparto en el siguiente mandato de la Diputación?
-Sí, totalmente. Se ha funcionado con una hoja de ruta hecha en 2015 que no se ha querido variar pero yo introduciría cambios. Hay cosas que podemos mejorar. No es lo mismo hacer un reparto de áreas cuando vienes de la oposición a cuando ya estás gobernando y conoces la situación.

-¿Cruza mucho al Palau de la Generalitat a ver a Ximo Puig? A comer, por ejemplo…
 -A comer concretamente, no; que yo soy de comer una ensaladita rápido y ya está (ríe). Pero sí tenemos bastante contacto, pero no de ahora, siempre lo hemos tenido y hemos hablado regularmente.

-¿Usted se ve para continuar como presidente de la Diputación?
 -No es lo mismo pelear por un cargo a unas elecciones que en un puesto que depende de que te designen y yo soy respetuoso con los plazos y con los responsables de esas decisiones. Pero bueno, ¿por qué no repetir como presidente de la Diputación?

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email