GRUPO PLAZA

Presentan el proyecto tractor ecofood23 que aspira al perte agroalimentario

Trolli, SanLucar y otras 113 empresas se alían para captar 110 millones y relanzar el sector 'agro'

24/10/2022 - 

VALÈNCIA. Los fondos europeos han abierto muchas oportunidades para las empresas que van conformando alianzas estratégicas para lograr su transformación. Y más teniendo en cuenta los millones de euros que hay en juego en los diferentes Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), que el Gobierno va a ir lanzando en diferentes sectoresQuizás el más conocido sea el del automóvil, al que aspira Volkswagen con su gigafactoría en Sagunt, pero van mucho más allá. Así, las compañías del sector agroalimentario han hecho frente común para conseguir financiación con el fin de relanzar su cadena de valor. 

Así, 115 empresas del sector, entre las que se encuentran las valencianas Trolli Ibérica, SanLucar Fruit, ITV Ice Makers y Grupo La Plana, han conformado un proyecto tractor que aspira a captar 110 millones de euros de los 1.000 millones que está dotado el Perte del sector agroalimentario, con el fin de fortalecer la competitividad, la innovación y el empleo en la industria 'agro'. No obstante, el proyecto sigue abierto y la aspiración es alcanzar las 150 firmas.

Esta iniciativa, bautizada como Ecofood23, se ha presentado este lunes en una jornada que ha contado con la participación de Ramón Herrero, subdirector general de Áreas y Programas Industriales del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo; Miguel Garrido, presidente de CEI; Luis Socías, jefe de la oficina de Proyectos Europeos de la CEOE; la secretaria autonómica de Economía de la Generalitat Valenciana, Empar Martínez, y representantes del proyecto.

Durante la cita, se explicó que Ecofood23 nace al calor de los diferentes frentes abiertos que tiene el sector en el contexto actual y que pasa por afrontar diferentes retos como el incremento de la vida útil de los productos, caminar hacia una alimentación más sostenible, la reducción del número de trabajos manuales y la necesidad de minimizar el desperdicio de alimentos antes del 2030. También, adolece de una falta de especialización y adaptación a las nuevas tecnologías, problemas que se quieren resolver.

"Ecofood23 es un proyecto que nace de la alianza del sector agroalimentario para marcar una renovación completa en toda la cadena de valor, mediante la transformación ecológica y digital apostando por el desarrollo de proyectos de innovación", destacó Raúl Natividad, director de AVS Consulting y gerente tecnológico del proyecto. "Es, en definitiva, una plataforma flexible en la que la empresa podrá fácilmente emplazar sus avances en I+D+i, digitalización e inversiones en Economía Circular de los próximos 3 años para alcanzar hasta un 70% de subvención", incidió.

Ante la necesidad de cambios y el nuevo escenario que se abre, el proyecto prioriza la digitalización, la eficiencia energética y la sostenibilidad ambiental. Y todo ello con el fin de preparar a la industria agroalimentaria para el desarrollo de un modelo de producción sostenible; su salto definitivo a la transformación digital y la automatización; la capacitación de la mano de obra para el avance industrial del sector; y consolidar e incrementar el empleo industrial del sector agroalimentario.

Más de 6.000 nuevos empleos

Para ello, en esta alianza participan 115 empresas, todas ellas vinculadas a la cadena de valor y que van desde firmas vitivinícolas, bebidas, frutas y hortalizas, productos cárnicos, dulces, lácteos, panificadoras y pesca. Además, proceden de doce comunidades autónomas: Comunitat Valenciana, Cataluña, Región de Murcia, Madrid, Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Navarra, La Rioja, Andalucía, Asturias y Aragón. Los gerentes del consorcio tecnológico son Pons IP y AVS Consulting, una consultora valenciana dedicada a la gestión y financiación de la I+D+i empresarial. 

La iniciativa aspira a movilizar 110,4 millones de euros, de los que 29,2 millones irán a la transición digital; 41,5 a la transición ecológica; otros 34 millones a I+D+i; y los 5,6 millones restantes a formación. De esta forma, se plantea la generación de 625 nuevos puestos de empleos directos, 1.295 indirectos y 4.573 puestos de trabajo mantenidos. 

Ejes estratégicos

Para ello, el proyecto aborda diferentes ejes estratégicos para los que plantea soluciones que van desde la optimización de procesos en la misma recepción de la materia prima, pasando por la conservación y el reciclaje y recuperación de los envases. Así, cuenta con actuaciones concretas relacionadas con el sistema de control de los productos alimentarios, la adaptación de procesos a los estándares de la industria 4.0, la reducción de plásticos, el autoconsumo energético o la optimización de la logística.

En concreto, en sostenibilidad ambiental se plantea como acciones el desarrollo de dispositivos y sensores con la última tecnología en comunicación y adquisición de datos para aumentar su información, conocimiento, producción y eficiencia sobre el procesado. También, la puesta en marcha de sistemas de reutilización de recursos hidráulicos en los procesos de la industria alimentaria.

Al respecto, Jennifer Hees de SanLucar comentó que el cuidado medioambiental debe ser una exigencia en las decisiones empresariales o, de lo contrario, "no habrá negocio en el futuro". Por ello, destacó que la sostenibilidad es un pilar fundamental del proyecto que permitirá a las empresas integradas en el mismo "diferenciarse de la competencia". También, Juan Manuel Álava de Trolli, resaltó que estar en una alianza de estas características permite ser más competitivo y "generar contextos de trabajo que faciliten la ejecución de los proyectos y la inversión". 

En materia de conservación y envasado, Ecofood23 propone impulsar el uso de plásticos y envases reciclables para los alimentos procesados; el desarrollo de envases mono material (monocapa o multicapa) para facilitar su posterior reciclado; así como la mejora y eficiencia en los sistemas de refrigeración y los procedimientos de mantenimiento de la cadena de frío.

Foto: EVA MÁÑEZ

En cuanto a la transformación de los alimentos su hoja de ruta pasa, entre otras cuestiones, por la generación de proteínas, biopéptidos e hidrolizados para mejorar la capacidad nutricional y sanitaria; así como nuevas bebidas con menor contenido en azúcar y grasa; y la extracción de aromas procedentes de la industria alimentaria para la obtención de nuevos alimentos. También, incluye el desarrollo de envases de alto vacío sin aire, eliminando el riesgo de oxidación del alimento y sin necesidad de añadir conservantes ni sumergir el producto en aceite o líquido de gobierno.

Automatización de equipos y autolimpieza de máquinas

Otro de los puntos que aspira a abordar en cuanto a la conservación de productos es la instauración de un cambio de paradigma en el concepto de climatización, congelación, refrigeración o calentamiento con autonomía de varios días sin consumo eléctrico y control en tiempo real de la temperatura deseada. Además, pretende lograr nuevos procesos, donde la automatización de equipos aéreos permita el almacenamiento en silos de hasta 36 metros de altura con hasta 15 niveles de almacenamiento. 

Y es que el almacenamiento de alimentos es otro de sus ejes estratégicos y, para ello, promueve el desarrollo de un sistema de autolimpieza de las máquinas de hielo que permita mantener condiciones de salubridad óptimas para la producción del hielo como de los productos en contacto con el hielo, así como modelizar las distribuciones de flujo y temperaturas en la cavidad interior de los muebles de congelación, entre otras cuestiones.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme