GRUPO PLAZA

en 2021 facturó ocho millones de euros

Tuvalum, el marketplace de las bicis de segunda mano

26/01/2022 - 

VALÈNCIA. Desde la irrupción de la covid-19 la bicicleta ha vivido una auténtica explosión y son muchas las personas que deciden optar por este medio de transporte para desplazarse por la ciudad. Lo hacen por ese resurgir del ocio sobre dos ruedas pero también por los cambios en movilidad en las ciudades —en perjuicio del transporte público o del vehículo propio—. Y es que, dadas sus características, la bicicleta puede acelerar el proceso para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. 

Una coyuntura que ha ayudado a la startup Tuvalum a convertirse en el primer marketplace de bicicletas de segunda mano al poner en contacto de una forma segura a particulares que desean, o bien adquirir una bicicleta o bien vender la que tienen. Pero además, con la pandemia, se convirtió en un espacio de venta para las tiendas de bicicletas locales que no podían atender al público y no contaban con plataformas digitales. Es decir, en un marketplace al estilo de Wallapop pero con la gran ventaja de que el intercambio entre comprador y vendedor pasa por un exhaustivo control de calidad. “Compramos la bicicleta al particular, la acondicionamos y la ofrecemos en nuestra plataforma, garantizando que esté en perfectas condiciones”, explica el CEO de Tuvalum Alejandro Pons. Junto a él está Ismael Labrador, también cofundador de la startup.

Una iniciativa que mejora también la economía circular pues la compraventa de bicicletas de segunda mano resuelve la necesidad de quién quiere renovar su bicicleta y de quién quiere adquirir una  de segunda mano en buen estado. “A través de nuestra plataforma logramos que la transacción sea segura y, además, nos encargamos de comprobar que está en las condiciones indicadas, de revisarla y de hacer el envío en las condiciones adecuadas para que llegue en perfectas condiciones”, recalca. Sin olvidar el gran auge que hay debido a la pandemia y a que “el uso de la bicicleta en España tiene todo el sentido del mundo, pues los retos para frenar el Cambio Climático pasan también por el impulso de la bicicleta”.  

Confianza y seguridad en la compraventa  

Tal y como explica Pons, la startup nace en 2014, cuando en un acto organizado por la incubadora Demium Startups hizo que Alejandro Pons e Ismael Labrador se conocieran y pusieran en común sus inquietudes. Un encuentro casual que hizo que comenzaran a dar forma a lo que más tarde sería Tuvalum. “Nos llamó la atención una plataforma de deportes al aire libre americana que conectaba oferta y demanda a nivel hiperlocal”, cuenta Pons resaltando que en ese concepto vieron las posibilidades que tenía el ciclismo y la bicicleta de segunda mano en particular. Una visión que cristalizó en marzo de 2015 cuando nació Tuvalum: “tanto Ismael como yo somos deportistas y queríamos desarrollar una plataforma con la que mejorar la transacción de la compra-venta y a la vez dar seguridad a ambas partes”, comenta el consejero delegado de la compañía. 

Curiosamente, eligieron el mercado de la bicicleta porque intuyeron su proyección pero también por sus características particulares: “La bicicleta tiene un valor alto —desde mil euros hasta los diez mil— y una cierta complejidad debido a su fuerte componente mecánico, que hace que pocas personas tengan los suficientes conocimientos de mecánica para poder valorar el estado real de la bicicleta. Por eso, creímos que desarrollar una plataforma especializada en bicicletas de segunda mano de calidad podría aportar un valor adicional y diferencial al cliente y al mercado”. 

Eso sí, jamás pensaron que la actual situación contribuiría tanto en su proyección llegando, en 2021, a facturar ocho millones de euros y contar con una plantilla de treintena personas. “Durante la desescalada del coronavirus duplicamos nuestras ventas pero ahora, con las dificultades que hay en la gestión de suministros, la segunda mano ha crecido mucho”, detalla sobre el crecimiento imparable de Tuvalum. 

Es cierto que la mayor parte del producto que gestionan es de segunda mano, aunque también trabajan con tiendas locales que cuentan con bicicletas nuevas entre su oferta. “Somos la tienda digital de las tiendas locales porque realizamos por ellos ese trabajo de actualización de web y de marketing y, además, llegamos a compradores de otros partes de Europa”. Así, actualmente son más de 660 las tiendas españolas que confían en Tuvalum para vender sus bicicletas (250 en la Comunitat Valenciana). 

Plan renove de las bicis

Además, ha puesto en marcha un Plan Renove dirigido a particulares y a tiendas de ciclismo para incentivar la renovación del parqué ciclista. Así,  el portal ofrece a aquellas personas que deseen renovar su bici un servicio de tasación y posible compra, siempre y cuando luego compren otra bici a través de la web. Un plan que ya se ha extendido a tiendas físicas, de manera que la persona que desee comprar una bicicleta nueva en su tienda de confianza puede vender la antigua a través de Tuvalum. “Valoramos la bici usada y, si interesa a Tuvalum, la compramos y hacemos un abono para adquirir el nuevo modelo en el comercio físico”, concreta Pons.

Sobre las ventas por tipos y marcas de bicicletas, Pons destaca el crecimiento de las eléctricas, aunque recalca que en España todavía es un mercado emergente en comparación con otras ciudades europeas. Además, la bicicleta de montaña sigue siendo la más demandada, seguida por la carretera. Asimismo, destaca que el perfil de comprador son hombres de entre treinta y cuarenta y cinco años aunque "la bicicleta eléctrica ha hecho que personas de todas las edades se interesen porque no se necesita tanta energía para pedalear y permite hacer más kilómetros sin ese agotamiento físico".

Tal y como detallan, en la actualidad la empresa no tiene beneficios porque los reinvierten en crecimiento. "Queremos convertirnos en la compañía líder en Europa por lo que hay que invertir en crecimiento y, eso, impide ser rentable. Entonces preferimos crecer y postergar la rentabilidad para después ser más rentables, con más volumen", concreta.

De hecho, actualmente se encuentran en un proceso de internacionalización —el 30% de las ventas son ya internacionales— y piensan introducirse en Italia y abordar el mercado alemán y holandés. “Esperamos que sea una realidad  hacerlo durante la primera mitad del primer semestre del año que viene”, precisa el directivo. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email