GRUPO PLAZA

JUNTO A UN CENTRO DE ESTUDIOS

Un nuevo museo para Blasco Ibáñez

23/02/2021 - 

VALÈNCIA. Vicente Blasco Ibáñez contará con un nuevo museo. El escritor, periodista y político valenciano tendrá próximamente no uno, sino dos espacios de nueva creación que buscan poner en valor su figura. Por un lado, un Centro de Estudios que albergará gran parte de los fondos del autor y, por otro, un espacio expositivo que tiene por objetivo acercar su legado a los más jóvenes. Así se desprende del acuerdo entre la Fundación Centro de Estudios Vicente Blasco Ibáñez y el Ayuntamiento de Burjassot, municipio que acogerá ambos espacios, que se suman a la Casa Museo de la Malvarrosa, en este caso en colaboración con el Ayuntamiento de València. Precisamente esta última ha servido, en cierta medida, de inspiración para impulsar el nuevo museo, tras alcanzar un acuerdo en términos “similares” a los que permitieron la puesta en marcha de la Casa Museo en 1997, un convenio que plantea ahora una ampliación territorial por lo que respecta a la divulgación de los fondos que la fundación atesora.

En cualquier caso, este nuevo proyecto, recalca el secretario de la fundación, Ángel López, no “compite” con la Casa Museo ubicada en la Malvarrosa ni supondrá una merma en el patrimonio que allí se custodia. “Nuestra intención es que, lejos de competir, convivan. Para València no supone ninguna disminución de los fondos, nuestra colaboración es la misma. La fundación depositó en la Casa Museo parte de su fondo, sí, pero no es el total ni mucho menos. Tenemos mucho más que formará parte de este nuevo Centro de Estudios”, explica López a este diario. Aún así, la puesta en marcha de un nuevo espacio expositivo lo que sí hace es diversificar la acción de la fundación, pues contará en el medio plazo con dos nuevas sedes con los que trabajar. 

Se mantiene pues el convenio firmado en 2019 entre la fundación y València, un acuerdo por cuatro años cuya gestión fue bien polémica. La fundación, de hecho, llegó a expresar su "hartazgo" al haberse incumplido muchas de las iniciativas que se acordaron en su momento, un desencuentro con el gobierno municipal que a punto estuvo de acabar con los fondos en Madrid. En este momento, de hecho, ya el Ayuntamiento de Burjassot se ofreció a albergar el legado del escritor para “tratar de frenar lo que sería una pérdida irreparable del patrimonio”. Finalmente se llegó a un acuerdo in extremis con la renovación del convenio de colaboración y la promesa del consistorio valenciano de mimar más el proyecto, entre otras cosas, con la designación de un director, una promesa cumplida con el retorno en abril de 2020 de Emilio Sales

Estatua de Vicente Blasco Ibáñez. Foto: Ayuntamiento de Burjassot.

Blasco Ibáñez tenía un estrecho arraigo con Burjassot donde residió largas temporadas, e incluso sitúa algunos pasajes de Arroz y tartana, una de sus más célebres novelas. De hecho, entre 1994 y 1998, la localidad ya contó con un Centro de Estudios Blasco Ibáñez, que desarrolló numerosas actividades, entre las que destacó el acercamiento al Círculo Blasco Ibáñez de Mentón, localidad francesa en la que el escritor fijó su última residencia (Fontana Rosa) y donde falleció en 1928, lo que desembocó en el hermanamiento de ambas ciudades. Tras el primer acuerdo de las partes, para la puesta en marcha de ambos espacios está pendiente la asignación de presupuesto, tal y como confirman fuentes municipales. Si bien, se plantea que la creación del Centro de Estudios sea más pronto que tarde, pues se dibuja una sede ya existente, mientras que el museo todavía no cuenta son posible localización.  

Sería la casa de la familia, lugar donde escribió algunas de sus noveles y que aún se conserva en la Plaza Emilio Castelar -junto al Ayuntamiento-, el espacio que se plantea para acoger el futuro Centro de Estudios. El inmueble acoge actualmente los despachos de los grupos de la oposición, con lo que el consistorio habrá de reestructurar sus espacio aunque, tal y como explica el secretario de la fundación, se trata de una actuación de menor calado. El museo es otro cantar, pues para este todavía hay que encontrar posible sede. Lo que sí está claro es que quiere impulsar un proyecto dirigido a un “público más juvenil”, un espacio para la divulgación de la obra de Blasco Ibáñez de una manera “más didáctica” que solemne.

La relación histórica con Burjassot

Que el museo se ubique en Burjassot no es casualidad, pues su vinculación era tal que durante las campañas electorales que le llevaron a ser Diputado en Cortes (entre 1898 y 1906) siempre acudía al municipio para abrir o cerrar las campañas, y llegó a decirles a sus vecinos: “En las pasadas elecciones -repito- el batallón republicano de Burjassot decidió nuestra victoria”.

En 1917, con motivo de su 50 aniversario, el Ayuntamiento acordó darle su nombre a la calle Mayor y ya en 1931, tras proclamarse la II República, se inició en Burjassot una suscripción pública para levantar una estatua en su honor. El acto de colocación de la primera piedra se celebró el 10 de febrero de 1935, presidido por el Ministro de Instrucción Pública, si bien no se pudo inaugurar hasta el 17 de abril de 1938, en plena Guerra Civil. 

Al finalizar esta la estatua fue destruida, siendo repuesta nuevamente en su localización actual, en el Paseo de Concepción Arenal, el 17 de abril de 1982, en un acto que contó con la presencia de su hijo, Sigfrido, y su biógrafo, José L. León Roca. Desde ese momento, su estatua preside el paseo junto a los Silos.

Semana de homenajes

Por otra parte, anunció el Ayuntamiento de València ayer lunes que está trabajando en la elaboración de un programa de actividades en memoria de la Semana de homenajes (del 15 al 22 de mayo de 1921) que la ciudad de València dedicó al escritor Vicente Blasco Ibáñez, tras su consagración internacional. El escritor valenciano viajó a los Estados Unidos en 1919, donde además de dar charlas en diferentes universidades, alcanzó gran éxito, especialmente por su célebre novela Los cuatro Jinetes de la apocalipsis, un viaje tras el que recibió el homenaje del consistorio, encabezado entonces por Ricardo Samper. Entre los actos previstos está la publicación de un libro o una exposición.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email