Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

música

Un otoño 'calentito' con lo nuevo de Alberto Montero, Abraxas, Podium y Los Manises

Pop intimista, punk mecánico y enloquecido y dos proyectos rompepistas. Hablamos de cuatro potentes novedades discográficas que tienen su origen en la Comunitat Valenciana

8/10/2020 - 

VAÑENCIA. El parón drástico y prolongado en el tiempo que ha experimentado la industria musical durante los últimos meses -no solo en lo que respecta a las salas de música en vivo, sino también a los estudios de grabación, los locales de ensayo e incluso a la actividad de fábricas de vinilos y CDs- ha retrasado la salida de muchas referencias discográficas que por fin verán la luz este otoño. Entre ellas encontramos algunas propuestas valencianas muy prometedoras, aunque por razones bien diferentes.

Alberto Montero: “El Desencanto es un disco de desahogo en muchos sentidos”

 Videosingle “Mira”

El pasado viernes nos llegaba un pequeño anticipo de El Desencanto, el sexto álbum de Alberto Montero, cuya salida oficial está programada para el 6 de noviembre. El single “Mira” -presentado junto a un videoclip dirigido por Pepe Ábalos que ha superado las 32.000 visualizaciones en Youtube en una semana- arroja ya muchas pistas sobre el tono de este nuevo trabajo. Si La Catedral Sumergida (Bcore, 2018) era un disco especialmente introspectivo y poético, un clásico instantáneo que cedía todo el protagonismo al piano y a un cuarteto de cuerdas, El Desencanto supone un viraje a los inicios más pop del cantautor valenciano. Según nos adelanta él mismo, es más crudo y directo que Arco Mediterráneo (2015) y Puerto Príncipe (2013). “Pienso a veces que este es el disco más Shake que he hecho en solitario”, apunta, refiriéndose a aquel grupo que lideró en los primeros dosmiles que tan bien engarzaba el pop de guitarras y la influencia de la década de los sesenta.

“El nuevo disco es muy diferente al anterior. Son catorce canciones cortas, con melodías pegadizas y guitarras eléctricas, que es un instrumento que hacía mucho tiempo que no utilizaba para componer”. Tiene además una agradable sorpresa: la colaboración especial de la cantante y guitarrista de Stereolab Laetitia Sadier, en las voces de “Le Soleil”, cuarto corte del álbum.

Preparémonos por tanto para ver a Alberto Montero y a su banda -que sigue formada por Román Gil a la guitarra, Xavi Muñoz al bajo y Luis Torregrosa a la batería, en sustitución de Marcos Junquera- con una actitud escénica más dinámica y ligera de equipaje. “Los conciertos de La Catedral Sumergida eran muy bonitos, pero también muy tensos para mí, porque además de tocar el piano tenía que estar pendiente de los instrumentos de cuerda. Tengo muchas ganas de tocar este nuevo disco en directo, porque me permitirá sentirme más suelto”, reconoce el músico de Puerto de Sagunto.

Montero está muy contento con la respuesta inmediata que ha tenido el primer single. “Mira” es una canción concreta, potente y rockera, que lanza un mensaje de hastío y cierto cabreo. Este tono emocional es de hecho uno de los hilos conductores del LP. “Las letras son una mezcla de cosas más domésticas, de experiencias extraídas de la vida familiar (de hecho, dos canciones están dedicadas a mi hija) y, por otra parte, el otro tema predominante es la actualidad. Es una especie de desahogo y hartazgo por todos los inputs de mierda que recibimos a diario, tanto a través de los medios de comunicación como de las redes sociales. Este disco está invadido por esa sensación que creo que tenemos muchos de que vivimos una época bastante oscura”.

Los Manises. “Aristocracia y underground”

“La Encantá” 

El 18 de septiembre salía a la luz el primer Ep de la banda ilicitana Los Manises, titulado Aristocracia y Underground, y editado por el sello Montgrí, creado por Aleix y Joan de Cala Vento para dar salida a proyectos de gente joven con los que sienten especial afinidad musical. Este doce pulgadas reúne las canciones que ya tenía grabadas la banda, pero que nunca se habían planchado en formato físico; junto a las viejas canciones, también nos llega material nuevo.

Existe cierta tendencia a definir a Los Manises como un grupo de dance rock, pero esa etiqueta parece demasiado reduccionista y vaga para describir esta propuesta bailable, pero que suena a medio camino entre Washington DC y la música tribal de un pueblo africano. Su verbena es diferente de la del Ultraligero de Novedades Carminha o la de La banda sonora de tu día a día (La Melona, 2017), de Esteban & Manuel -ambos discos magníficos, por cierto-. Los Manises, con su sencilla aleación de guitarras, bajos, sonidos pregrabados y loops, son únicos en su especie. Sobre un mantra tribal que recuerda a veces a la neo-psicodelia experimental de Goat e incluso, por momentos, a algunos temas de Betunizer, este dúo introduce el worldbeat, el punk y el noise en una corriente continua que tiene identidad propia.

Aristrocracia y Underground tiene seis cimas sin valle. Sin duda, es una de las novedades discográficas más frescas, ingeniosas y simpáticas -porque desbordan sentido del humor- que han salido de la Comunidad valenciana en los últimos tiempos.

Podium: tocar punk con el pulso maquinal del techno

 “Skating”

 Si la semana pasada hablábamos de Slovenly Records a cuenta de la publicación del disco de debut de SanIsidro, hoy volvemos a traer a la palestra al sello norteamericano por otro proyecto valenciano que ha metido en su catálogo: Podium.

La banda fundada por Nick Perry tuvo la oportunidad de presentar sus temas sobre el escenario antes de que la cuarentena cortara de cuajo la música en directo. Pero no será hasta este otoño cuando empiecen a circular las copias de este primer álbum, cuyas directrices son muy claras: tocar punk buscando el pulso maquinal y frío del techno. Esa era la idea básica de la que partió Nick Perry cuando empezó a componer las canciones de Podium en su casa con una caja de ritmos y una guitarra.

En este proyecto personal -convertido después en quinteto con la incorporación de Salva Frasquet (La Plata) a la guitarra, Ximo Barceló (ex Típex) al bajo, Miguel J. Carmona (La Plata, Paz SS) a la batería y África Mansaray a las voces-, palpita también la agresividad épica del hardcore, el tono impersonal y perverso del industrial metal y el espíritu de juego del surf. La originalidad de Podium surge en el vértice de todas estas influencias. Podríamos describir este grupo como una mezcla extraña entre Ministry y Man Or Astroman?, a la que se han añadido las ganas de prenderle fuego a todo de Shellac.

La combinación de velocidad, destreza técnica y sonido abrasivo convierte cada una de las canciones de Podium en un descenso a los infiernos de dos minutos de duración. Los once temas que componen este LP supuran mal rollo por todos los costados. Y es que el motor creativo del grupo valenciano es precisamente esa levadura de odio, ansiedad y miedo que percibimos en la espiral de riffs machacones y obsesivos en la que se enredan constantemente las guitarras y el bajo. Aquí la batería es simple, lineal y robótica; se le han arrebatado deliberadamente todas sus posibilidades dinámicas para garantizar que las cuerdas concentran el máximo protagonismo. El único imperativo moral de Podium es tocar siempre al máximo volumen, pero evitando que las líneas de bajo y guitarras se pierdan en un mar de ruido confuso. La banda ha encontrado su sonido en un ángulo muerto donde es posible sonar atronador y contundente, pero garantizando que puedas distinguir en todo momento cada uno de los instrumentos.

“Podium son un puñetazo en la cara -nos cuenta Peter Menchetti desde su actual residencia en Oaxaca (México)-. Mis grupos favoritos tienen sonidos crudos, sucios, pesados y groseros, como Podium. Hasta la portada de su disco [diseñada por Tono Inglés] es dañina para la salud”.

Abraxas: ¡Baila, piensa, lucha!

Embrace capitalism (until it strangles you)

Finalizamos esta selección de novedades musicales que nos trae el otoño con música de baile diseñada para romper la pista. Electro-techno-EBM infalible e intemporal. Abraxas es el nuevo proyecto de un artista que milita desde hace más de una década en una conocida formación electrónica valenciana, pero que prefiere no mostrar proactivamente su identidad. El suyo es un sonido industrial y oscuro que se potencia con mensajes recitados en spoken word, y que viene acompañado planteamiento estético muy estudiado. Él mismo define esta nueva aventura como música de baile, combativa y politizada bajo unas premisas que él mismo ha desarrollado en un manifiesto de diez puntos. Es “anti-capitalista, anti-establishment, anti-globalización, alter- globalización, anti-fascismo, anti-racismo, anti-clasismo, anti-elitismo, anti-sexismo, anti-LGTBIQ+fobia y pro-feminismo y pro- ecologismo”.

“Abraxas responde a mi necesidad de crear un proyecto que llevara el compromiso político a una escena, la de la música de baile, que por lo general está muy acomodada y carece de ideales. (Y así nos va). Son temas donde el baile y el mensaje tienen la misma importancia, aunque mi intención no es moralista. Es solo una invitación a pensar, y una llamada a la acción, para dejar de ser marionetas del sistema”.

La perspectiva de los directos para la música electrónica es todavía más aciaga que la que afrontan los grupos de pop, rock, jazz o hip hop. ¿Qué sentido tiene lanzar desde el escenario un tema rompepistas ante un público con el culo adherido a una silla por causas de fuerza mayor? ¿Cómo podemos dejarnos llevar por un trance de ritmos sintético si todo nuestro dinamismo se limita a dar golpecitos con el pie y a decir que sí y que no con la cabeza? Consciente de todo ello, Abraxas ha decidido espaciar la publicación de videosingles hasta la salida del LP, prevista en principio para finales de 2021 o principios de 2022. Será entonces (si el coronavirus lo permite) cuando Abraxas desplegará todo su potencial sobre el escenario. Estos temas están concebidos ante todo para presentarse como una experiencia audiovisual impactante con proyecciones sincronizadas con la música sobre pantallas de LED, máquinas de humo y efectos estroboscópicos. En esta materia cuenta con la colaboración del colectivo ScreenWarriors.

“Embrace Capitalism (Until it Strangles You)” -que podría traducirse como “Abraza el capitalismo hasta que éste te estrangule”- es el primero de una serie de videosingles que irán goteando poco a poco a lo largo del otoño y el invierno.

Partiendo del concepto situacionista del Détournement -que propugnaba darle la vuelta a expresiones del sistema capitalista y de su cultura mediática contra sí mismo-, la estrategia de penetración de Abraxas en la industria musical se basa, según apunta en su manifiesto, en la “utilización de multitud de herramientas de marketing, publicidad y estrategias modernas de emprendimiento”. Este enfoque no está exento de controversia, según reconoce él mismo. “Le decían lo mismo a Rage Against de Machine en su época. Se les criticaba por estar involucrados en causas como la lucha zapatista, y al mismo tiempo formar parte del catálogo de una major y ganar mucho dinero. Tal y como yo lo veo, si quieres que el mensaje llegue a las masas, tienes que utilizar las mismas herramientas que emplea en tu contra el sistema hegemónico”.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email