GRUPO PLAZA

lzf lamps llega al museo

Un Premio Nacional de Diseño en el Museu de Belles Arts

1/06/2022 - 

VALÈNCIA. Un Premio Nacional de Diseño ha irrumpido en el Museu de Belles Arts de València. El centro valenciano ha amanecido con algunas piezas que, seguro, sorprenderán a sus visitantes habituales, piezas que poco tienen que ver con las que dan forma a su colección y que ahora les dan la bienvenida antes del encuentro con Sorolla o Joan de Joanes. Un pez gigante nada bajo la imponente cúpula del vestíbulo, que se ha convertido en una suerte de zoológico al que pronto se sumará una familia de pájaros. Pero estos animales son bien curiosos, pues ni pían ni se mueven, sino que iluminan. Se trata de algunas de las piezas más icónicas confeccionadas por la empresa valenciana LZF Lamps, receptores del Premio Nacional de Diseño en 2020, piezas que convivirán en las próximas semanas con las obras de arte del museo y que suponen el punto de partida de una nueva forma de entender las relaciones del centro con la creación contemporánea.

“Tengo mucho interés en abrir el museo con la contemporaneidad”, explica el director del museo, Pablo González Tornel, quien defiende que, aunque la labor del centro en términos de investigación y su colección está limitada a un periodo concreto de la Historia, no así su acción cultural. Prueba de ello son las actividades impulsadas en los últimos años, con ciclos de cine de terror o espectáculos de danza, un listado al que ahora se suma esta colaboración con la Capitalidad Mundial del Diseño que no parece que vaya a ser flor de un día. “Vamos a intentar explorar más intervenciones de este tipo a lo largo del año, relacionándonos con diseño de altísimo nivel. De hecho, al hilo de que en septiembre es la semana del mueble, también nos planteamos una intervención de mobiliario que podría ser tanto en el interior del museo como una acción en el exterior”, relata González Tornel.

Actualmente se ha instalado uno de los icónicos peces de la firma, así como un candelabro, mientras que en los próximos días se sumarán una serie de pájaros. Para la instalación de las piezas, teniendo en cuenta la protección del espacio, se ha levantado una estructura metálica desde la que cuelgan las lámparas. La intervención conecta al Museo de Bellas Artes con el sector del diseño, una relación no evidente que ha tratado de vehicularse en este 2022 con proyectos como la exposición Diseño, Sedas y Flores. Esta intervención, sin embargo, es especial por su conexión directa con la producción actual, un coqueteo que dibuja el inicio de una relación a largo plazo.

Fundada hace algo más de 25 años por Mariví Calvo y Sandro Tothill, LZF Lamps recibió el Premio Nacional de Diseño en 2020, año en el que le fue concedido también al valenciano Pepe Gimeno, una distinción que vino a subrayar la excelencia en su trayectoria y que los suman a la rica lista de premiados ‘marca València’. De ellos destacó el jurado que hubieran desarrollado una “exitosa” estrategia empresarial basada en el diseño, la creatividad y la sostenibilidad medioambiental sin renunciar a una “gran carga emocional y conceptual”. Este savoir faire les ha llevado a recibir numerosos reconocimientos entre los que también se encuentran otros galardones como el Premio Innovación 2019 concedido por la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) o el Premio Nacional de Artesanía, que recibieron en 2011.

La firma ha hecho de las luminarias artesanales a partir de madera su marca, un espacio desde el que se miman tanto los procesos como los resultados y que cuenta con una cantera de clientes entre los que se incluyen las sedes californianas de Youtube y Microsoft o el Mercado Little Spain, además de colaboraciones con otros creadores, como Isidro Ferrer, un encuentro creativo que ha encontrado su hueco también en las salas de exposición. De hecho, hasta el viernes se puede ver en la galería Set Espai d’Art una de sus piezas en el marco de la muestra Animal lámina. En todos sus proyectos Calvo y Tothil han remarcado el valor de una artesanía que se han propuesto proteger. “No podemos dejar que estos artesanos se pierdan. Casi todos ellos son muy mayores, son personajes muy puntuales”, reflexionaba Calvo durante una entrevista con Culturplaza, poco después de recibir el Premio Nacional. “Se trata de nuestra cultura, de recuperar nuestros valores. Perderlos a lo loco y depender únicamente del precio de los productos es muy arriesgado. Empieza a ser todo muy parecido y nosotros queríamos hacer cosas que nos salieran del alma”.

Noticias relacionadas

DONACIÓN AL MUSEU DE BELLES ARTS

Los Caprichos de Goya se mudan a València

Por  - 

El Museu de Belles Arts de València ha recibido la donación de la serie completa de los Caprichos de Goya de 1868. A la espera de una exposición completa con todos ellos en marzo de 2023 actualmente se pueden ver 17 de ellos en la colección permanente, de forma temporal

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme