GRUPO PLAZA

valència capital - socialistas y compromís empatarían a ocho concejales y podem lograría uno

Un sondeo del PSPV otorga una mayoría de izquierdas con Sandra Gómez por delante de Ribó

12/10/2022 - 

VALÈNCIA. El bloque de izquierdas mantendría la Alcaldía de València aunque con una importante variación en la correlación de fuerzas que permitiría a la socialista Sandra Gómez alcanzar la vara de mando. Así lo refleja una encuesta para la capital encargada por el PSPV a una empresa demoscópica de ámbito nacional y realizada este mes de septiembre a la que ha tenido acceso Valencia Plaza. El sondeo, elaborado a lo largo del mes de septiembre mediante entrevistas online "con cuestionario inteligente y estructurado", tiene un margen de error del +-3% y una amplia muestra de 2.754 encuestados. 

En cuanto al resultado, el Partido Popular liderado por María José Catalá sería la fuerza más votada con un 32,4% de respaldo y 11 concejales, más de diez puntos y tres ediles por encima de lo conseguido en 2019. Sin embargo, este incremento no sería suficiente para que el bloque conservador alcanzara el control del consistorio. La desaparición de los seis concejales Ciudadanos (sólo un 2,4%) sería absorbida por PP y por Vox, que lograría cinco ediles con un 14,3% de los votos, casi el doble de apoyo que en los anteriores comicios, pero seguiría dejándoles con una suma total de 16 concejales, a tan sólo uno de dar el vuelco. Justo como en 2019.

Reparto de concejales, según el sondeo encargado por el PSPV. Foto: VP

En la otra orilla, la sorpresa la protagonizaría Unides Podem, que volvería al consistorio -de concurrir bajo esta alianza- de forma muy ajustada: con un 5% (al límite de la barrera electoral) y con un sólo representante, pero que resultaría clave para que la izquierda continuara al frente del ayuntamiento.

Ahora bien, lo que también cambiaría es la disposición de las fuerzas más votadas en el actual Govern del Rialto. El PSPV con Sandra Gómez como candidata lograría un 22,5% de los apoyos, más de tres puntos por encima de lo conseguido hace cuatro años y un concejal más hasta los ocho en total. En cambio, el actual alcalde, Joan Ribó, perdería algo más de cinco puntos hasta marcar un 22%, con también ocho representantes, dos menos que en 2019.  Un resultado que permitiría a la aspirante socialista pedir la vara de mando en lo que sería, a buen seguro, una dura negociación con tanta igualdad entre ambas fuerzas.


En este sentido, el sondeo también revela un dato a tener en cuenta y que los socialistas ponen en valor. El estudio arroja un número importante de personas que, a día de hoy, aseguran que no irían a votar: de hecho, está realizado sobre una participación del 64%. Ahora bien, en el informe se constata que la mayoría de esta bolsa simpatiza con el bloque progresista. Un factor que, teniendo en cuenta la posible coincidencia de fecha en las elecciones locales y autonómicas, insufla cierto optimismo a la izquierda para continuar al frente del consistorio.

Una encuesta similar en El Español aunque con mayoría conservadora

Días atrás, El Español publicó un sondeo de Sociométrica que también apuntaba unos resultados similares pero que, en este caso, favorecían a una mayoría del bloque de derechas. Así, el resultado arrojado apuntaba a 12-13 concejales para el PP y 5 ediles para Vox, lo que sí permitía en la horquilla más baja que Catalá se convirtiera en la nueva alcaldesa.

En la otra orilla, la estimación en la izquierda también era similar aunque algo inferior: 7-8 regidores tanto para el PSPV como para Compromís, pero con un 22% para los socialistas y un 21,6% para Ribó y los suyos, reflejando también de esta manera un sorpaso de Gómez al alcalde. La gran diferencia es que, en este caso, Podemos se quedaba con 4,6% a las puertas de entrar en el consistorio, lo que terminaba beneficiando de forma decisiva al bloque conservador.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme