GRUPO PLAZA

crítica

Una emotiva y carismática Joyce DiDonato dijo en Les Arts cómo se canta el barroco

15/12/2020 - 

VALÈNCIA. En esta época de cierta efervescencia barroca, Les Arts ha rescatado uno de los recitales cancelados meses atrás por la pandemia, protagonizado por una de las cantantes líricas de mayor fama y tirón de los últimos años: la versátil y carismática mezzo norteamericana Joyce DiDonato, especialista en esta música para el canto elegante y melismático. Lo de ayer fue un acierto por parte del Palau, un disfrute para los melómanos, y una fiesta para los amantes del género, que despidieron en pie a la cantante entre vítores y aplausos.

El programa escogido no era de lucimiento, sino más bien de comprometida exquisitez. Con él, DiDonato supo encandilar a los más acérrimos porque arriesgó y ganó la partida. Superó todas las dificultades que conlleva tan especial repertorio gracias a su pericia, elegancia, musicalidad, capacidad interpretativa, depurada técnica, y sobre todo a un instrumento infalible para la emisión de una voz bien apoyada, y de perfecta colocación y emisión. Presentada elegantemente despeinada, es expresiva, emotiva, espontánea, simpática, natural, y carismática; y ejerce un control absoluto y permanente sobre el discurso interpretativo por gestos y musicalidad. 

No todo es perfecto, pues su timbre es algo deslucido, mejorable en armónicos, su extensión es limitada, y su retórica, a veces, excesiva. Le impiden redondear la homogeneidad tímbrica sus broncas notas graves, sin resonadores, y teniendo que recurrir al parlato o a romperlos. Pero todo ello es compensado sobradamente por tantas cualidades, como sus magníficas frases musicales, legatos impecables, acertada pronunciación, y sutil línea de canto. Dijo, Joyce DiDonato en cualquier caso, cómo se canta el barroco: con la emotividad que ella dispone.

Se presentó de la mano de una extraordinariamente aplicada agrupación orquestal, Il pomo d’oro, de trayectoria ya contrastada en el mundo de la música clásica y barroca, formada por jóvenes para una música soberbia. El grupo historicista aportó instrumentos de la época, como el clave, y la tiorba, de la familia del antiguo laud, y a pesar del frío inicio, se mostró al fin como un perfecto partenaire de la americana. Con Francesco Corti, director, de claros y didácticos gestos, interpretó una muy acertada selección de obras instrumentales de Merula, Buonamente, Händel con la obertura de su Ariodante, y Rameau, consiguiendo momentos verdaderamente seductores.

Foto: MIGUEL LORENZO.

Champagne para sus piezas favoritas

En la primera parte de Mis piezas favoritas, -que así se titulaba el recital-, DiDonato entonó la Sinfonía Grave a cinco voces del Primer Libro de Salomone Rossi, pieza con la que la mezzo dejó clara su facilidad de emisión, y soberbia proyección. Su pasmosa línea de canto en formación de frases pudo demostrarla en el aria Illustratevi, o cieli de la ópera Il ritorno d’Ulisse in patria del gran iniciador del género Claudio Monteverdi, donde no pudo redondear los graves. 

Su estiloso vestido champagne estuvo a la altura de unos expresivos y refinados alargandos en el aria de Orontea, de la ópera homónima de Marc’Antonio Cesti, representante de la Escuela Veneciana, y autor a su vez de la ópera Il pomo d’oro. Joyce DiDonato es una magnífica actriz. Lo demostró con sus gestos y su voz durante todo el recital. Y especialmente al interpretar el aria Addio Roma, addio patria que canta Ottavia de la ópera L’Incoronazione di Poppea de Monteverdi, cosa que hizo con magistral uso de volumen y resonadores, y un profundo sentimiento, para una fusión maravillosa y espectacular de su voz con las cuerdas de la orquesta. 

Demostró otra vez la mezzo ser una experta en el canto de frases completas, en el madrigal de Monteverdi Si dolce è il tormento, y en Come again, del británico John Dawland. Con el inglés estuvo cómoda, y con el acompañamiento de la tiorba también, porque se produjo un dulce encuentro, -genial mano a mano-, en esta amarga y melancólica galante canción, llevada de nuevo con una utilización del legato impecable.

¡Qué placer!

La segunda parte fue de aúpa. La estadounidense vistió un elegante traje rojo furia. Y esa fue la clave. La mezzo soprano comenzó con el aria Morte col fiero aspetto de la ópera serenata Marc’Antonio e Cleopatra del no tan conocido compositor alemán Johann Adolph Hasse, a pesar de tener en su mochila nada menos que 67 óperas. DiDonato comenzó aquí a desplegar sus armas para la coloratura en plena ebullición de furia y musicalidad.

Y llegó Händel. Y con él volvió a relucir las dotes actorales y vocales, como dueña de un instrumento pleno con el que armonizó la fiereza con los pianos más sutiles. Piangerò la sorte mia de la ópera Giulio Cesare lo cantó con un gusto exquisito. Pero quizá dejó DiDonato lo mejor para las dos arias de Ariodante

Foto: MIGUEL LORENZO.

En Scherza infida, del más delicioso de los momentos de Händel, dio buena muestra de su gran control tanto en la emisión como en los tiempos, exhibiendo línea con mil legatos, y derroche de los mejores alargandos posible. Vibrante y segura se mostró la norteamericana en una Dopo notte de muchos quilates, exhibiendo los ornatos de coloratura de esa complicada partitura, y redondeando las notas oscuras en un halo de bravura arrolladora.  

Una entregada, emotiva, y deliciosa DiDonato finalizó el recital con dos piezas fuera de programa, no sin antes tomar la palabra para gritar: ‘¡qué placer!’, y manifestar en su singular español su satisfacción por poder estar unida a nosotros por la magia de la música. Habló para conectar como sabe ella. Y también para coger aliento. 

Entonó entonces con exultante expresividad el Crude furie de la ópera Jerjes de Händel, para especial deleite de los amantes del ornato sin fin, y los graves rotos, y se despidió del público con un Silent Night demasiado dulce para ocultar su cansancio.

FICHA TÉCNICA

Palau de Les Arts Reina Sofía. 13/12/2020

Recital arias y canción barroca

Obras de Rossi, Monteverdi, Cesti, Dowland, Hasse, y Händel

Joyce DiDonato, mezzo soprano

Orquesta Il pomo d’oro

Director Francesco Corti

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email