GRUPO PLAZA

música electrónica

València, cuna del nuevo ambient y eterna representante del techno bakala

2021 comienza fuerte en la escena underground electrónica. Hablamos de lo último de Mecánica Clásica, Mínim, Materia y Javato

28/01/2021 - 

VALÈNCIA. En los cenáculos nacionales e internacionales de la música ambient, València no es una ciudad desconocida. Periodistas especializados, coleccionistas, distribuidores y sellos del género saben que aquí se cuecen cosas interesantes. No existe una escena como tal, sino un reducido pero muy prolífico grupo de músicos -y amigos- que, bajo distintos alias, llevan años explorando la creación de paisajes sonoros que conectan no solo con el ambient en sentido estricto, sino también con “géneros hermanos” como el minimalismo, el krautrock, la protoelectrónica, la new age, el avantgarde, etcétera. Bandas icónicas como Neu!, Harmonia, Cluster, Cluster, y artistas como Brian Eno, Steve Reich y Tony Conrad (por citar algunos) son su fondo de armario. Los drones, las líneas de sintetizador con patrones circulares y la superposición de texturas envolventes son sus herramientas básicas.

Güiro Meets Russia, Mecánica Clásica, Mínim, Hari Sima y Materia conforman el núcleo duro de esta 'microescena' local, cuyo ritmo de producción impide que todo acabe editado en formato físico. Los últimos meses de 2020 y los primeros de 2021 han traído bajo el brazo material muy jugoso y sumamente recomendable para escuchar en casa.

Mecánica Clásica. Foto: SARA FERNÁNDEZ

Cuando Brian Eno acuñó el concepto de 'ambient' a finales de los años setenta con discos como Music for Airports o Discreet Music, su idea era la de crear un tipo de música abstracta que pudiera disfrutarse de forma inconsciente -que te acompañase placenteramente, sin apenas advertir su presencia-. Pero ese fue solo el punto de partida. En su desarrollo posterior, y mediante su hibridación con otros géneros, este tipo de música instrumental ha adquirido un enorme peso emocional, cuya función va mucho más allá del acompañamiento en segundo plano. Es una música poderosa que nos llena la cabeza de imágenes y pulsa botones extraños en nuestro interior. Dependiendo del modo en que se combinen esas herramientas básicas de las que hablábamos antes, la música ambient puede resultar aterradora y amenazante o cálida y balsámica como un baño en líquido amniótico. En cualquiera de los dos casos, nos ofrece el regalo del escapismo. Mindfulness con estilazo para escuchar en pantuflas.

En el segundo volumen de Loops. Historia de la música electrónica del siglo XXI -publicado dos años antes de que llegara la pandemia-, el periodista Javier Blánquez escribía: “El ambient más claro y luminoso busca la experiencia de negar el exterior y refugiarse en una dimensión privada, tan diáfana y sin fisuras como una burbuja, una respuesta ante el ruido y los sonidos enervantes parecida a la que adoptaría una persona que, desinteresada del mundo exterior, decide practicar lo que se ha dado en llamar cocooing y quedarse en su casa, con todas las comodidades a su alcance, completamente ajena a lo que suceda en la realidad exterior”. Por eso, añade, el nombre de muchas de estas bandas -Immune, Hibernate, Preservation o Room40-“proyectan la idea de protección y aislamiento en un entorno controlado”. Vamos, que nos viene como anillo al dedo.

Entre las novedades que nos ha traído el nuevo año está “Litoral de Roca”, single de adelanto del que será el segundo LP de Mecánica Clásica, Mar Interior, que publicará en marzo en el pequeño pero muy influyente sello valenciano Abstrakce Records. Conceptualmente, el disco está inspirado en la historia y el legado musical de las civilizaciones antiguas mediterráneas, y musicalmente se enmarca en la combinación de elementos de la música electrónica más primitiva con krautrock, komische musik, ambient, minimalismo y música del cuarto mundo (término que tendría su origen en un álbum de Jon Hassell y Brian Eno publicado en 1980, y que hace referencia a un sonido electrónico que aúna la sofisticación futurista con las notas étnicas de la world music). En palabras de uno de los integrantes del grupo, Jonathan Bordes, este disco es más brillante y luminoso que Vientos Eléctricos (Abstrakce / Humo, 2019), álbum de debut que se convirtió en un disco de culto de forma casi instantánea, despertando interés en publicaciones internacionales de prestigio y coleccionistas de todo el mundo.

Además de estas dos referencias -ambas producidas por el prestigioso músico y productor británico Colin Potter, estrecho colaborador de Current 93 y Nurse With Wound-, Mecánica Clásica ha publicado tres casetes. Colección Exigua Vol. 1 y Colección Exigua Vol. 2 son el fruto de improvisaciones (la banda tiene un equipo en el local para grabar con calidad todos sus ensayos. Los mejores los llevan a casa, donde Juanvi Fortea o Álex Verdú mezclas y editan las pistas antes de someter el resultado a la aprobación y los retoques del resto de la banda). Su discografía, que se completa con el casete Filtraciones de Luz (Abstrakce Records, 2019), es un tesoro. Un billete a mundos imaginarios interplanetarios; a “selvas cableadas y ruinas de cristal”; a marismas artificiales envueltas en vapor. Lejos, muy lejos, de los informativos de la tele y las visitas al supermercado con mascarilla.

Materia. Foto: MARCOS JUNQUERA

Más “agencias de viajes” sonoras. Mínim -proyecto en solitario de Juanvi Fortea- publicó el pasado mes de noviembre El Canvi Permanent, un álbum que tiene coordenadas similares -ambient basado en loops, samplers y percusiones étnicas-. “La irrealitat del temps”, “L’ocell sense memoria” y “La cura” son algunos de los títulos sugerentes de este disco absolutamente delicioso que ha publicado (solo en casete) Mascarpone Discos. Paralelamente, Juanvi y el guitarrista Fernando Junquera (Negro, Mecánica Clásica) se han embarcado en un nuevo proyecto de ambient experimental a cuatro manos que se llama Materia y tiene un aura más tenebrosa. Su primera referencia discográfica ya está en fábrica y saldrá a la luz en su propio sello, Objetos Perdidos. “Hemos decidido montar nuestra minidiscográfica para sacar material propio y ajeno, en ediciones de vinilo limitadas de cien copias y con una línea de artwork a cargo de Lola Bonet que será similar para todas las referencias, a modo de colección”. La segunda referencia de Objetos Perdidos será Fluido Tiempo, el disco de Hari Sima (nombre artístico del músico Paco León en solitario), publicado en casete en junio de 2020 por Abstrakce.

Javato, techno bakala entre los muros de Ciutat Vella

Terminamos este artículo con un volantazo. Un giro repentino al extremo opuesto del underground electrónico valenciano. El protagonista en Javi Ribes (Javato), un músico de 25 años enamorado de la música de la Ruta del Bakalao. Fill-Lex Records -microsello valenciano consagrado a la edición de música EBM, techno, minimal synth, electro y dark ambient- ha publicado en casete las cuatro canciones de Murs -“Ciutat Vella”, “Extramurs”, “Inframurs” e “Intramurs”-, donde se mezclan sonidos sintetizados clásicos procedentes del new beat, el electro y el techno europeo de los años noventa.

Energía, potencia, mal rollo. ¿Pero qué hacemos, sin clubes ni reuniones de amigos, con estos temazos que dan ganas de invadir Varsovia? Muy fácil. Te colocas los cascos, subes el volumen y te echas a la calle al caer el sol. Te zambulles en un andar furioso, desnortado; absolutamente injustificado. Aparentemente demencial y, precisamente por ello, perfectamente ensamblado con nuestro tiempo. Zambúllete en el caos sonoro y en el pulso agresivo y amenazante de la música. Recréate en la sensación colectiva de drama. Asómate al borde del abismo. Flirtea con el fin de los tiempos. Y antes de que el reloj marque las diez, vuelves a casa, te metes en la cama, y aquí no ha pasado nada.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email