GRUPO PLAZA

desde 2019 han desaparecido en València más de medio centenar de oficinas

València pierde en dos años el 15 % de sus oficinas bancarias con la Saïdia como distrito más afectado

13/01/2022 - 

VALÈNCIA. El proceso de reducción de oficinas en el que se haya inmerso la banca desde hace ya más de una década ha alcanzado en los últimos años a muchos de los distritos de la ciudad de València, que en línea con el retroceso generalizado del resto del país ha perdido al menos un 14,6 % de sus sucursales desde antes del estallido de la pandemia de la covid-19. Así lo refleja el último Anuario Estadístico publicado recientemente por el Ayuntamiento de València, del que se desprende además que la Saïdia es el área más afectada con siete cierres en dos años y una tasa de solo 2,7 centros por cada 10.000 habitantes en 2021.

Los datos del Anuario, que proceden del registro de entidades supervisadas del Banco de España, evidencian pues una tendencia a la baja que proseguirá este ejercicio con la clausura, tal y como informó este miércoles Valencia Plaza, de ocho sucursales más de CaixaBank procedentes de Bankia el próximo 24 de enero. Entre ellas se encuentran las situadas en Nuevo Centro o Tres Forques, que se reflejarán ya en el recuento del próximo Anuario. También podrían hacerlo algunos de los últimos cierres de 2021, registrados en el mes de diciembre.


En cualquier caso, los datos del consistorio muestran que desde 2019 han desaparecido en València al menos 64 oficinas hasta las 375 actuales, y que la Saïdia ha perdido el 35 % de sus centros bancarios. También relevante es el descenso en estos años de distritos como Extramurs, donde han cerrado una de cada cinco sucursales, aunque en relación al número de vecinos presenta, eso sí, una situación mejor con centros por cada 10.000 habitantes. En este sentido, Rascanya y Camins al Grau son las zonas con menor proporción de oficinas en relación a sus vecinos, con 2,4 y 2,6 por 10.000 habitantes respectivamente, mientras que en los Poblats del Nord no consta ninguna sucursal desde hace años.

El centro histórico de la ciudad es en cambio el lugar donde más locales bancarios persisten, 52, una cifra que representa el 14 % de todas las oficinas de la ciudad. Aun así, en los últimos dos años la banca ha cerrado también allí nueve espacios, mientras que en l’Eixample, el segundo distrito con más oficinas, se han eliminado también seis desde 2019. Es el último capítulo de un proceso de cierres ahora más relacionado con los ajustes derivados de la covid y por supuesto de las fusiones y absorciones de distintas entidades. Ello deja casos como el de Algiròs, que pese a mantener en 2020 sus veinte sucursales de 2019, cerró cuatro el pasado año.

Por su parte, solo tres distritos mantienen el mismo número de centros bancarios que antes de la pandemia, como son Benicalap, los Poblats del Sud y los Poblats de l’Oest. Estas dos últimas dos zonas todavía figuran, no obstante, entre las que menos oficinas cuentan de la ciudad, con siete y cinco respectivamente, y la primera de ellas cuenta con dieciséis, un número alejado de las 21 de media con las que cuenta cada distrito.

Por lo que respecta a las entidades bancarias, solo Caixa Popular ha visto incrementarse su número de sucursales en los últimos dos años, al sumar una y alcanzar las dieciséis en València. Otras nueve empresas, eso sí, mantienen el número de oficinas que presentaban antes del estallido de la crisis sanitaria, entre ellas Liberbank, Banca March, Bankinter, Deutsche Bank o Ibercaja. De todas ellas, la que más centros posee en la capital valenciana es la última, con quince.  

Como era de esperar, y tras su fusión con Bankia, CaixaBank es la entidad que más oficinas poseía en València el pasado año, aunque respecto a 2019 ha clausurado un 22 % de ellas. Otros grandes bancos, como Santander, han cerrado también un número considerable de sucursales en estos dos años, doce en concreto, mientras que el Sabadell pasa a tener poco más de una treintena tras perder cuatro en 2020 y otras cuatro el pasado año. Del mismo modo, Kutxabank o BBVA son otras de las entidades que cuentan ahora con menos oficinas que antes de la pandemia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme