GRUPO PLAZA

con las ecuv

València pretende reducir a un máximo de dos meses el plazo de concesión de licencias de construcción

12/05/2020 - 

VALÈNCIA. (EP) El Ayuntamiento de València pretende reducir a un máximo de dos meses el plazo de concesión de licencias de construcción en la ciudad, como ha anunciado este martes la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, que ha defendido que el tiempo que pasa entre que una solicitud llega a la administración local y se pueda comenzar a edificar pueda llegar a ser de un mes.

Gómez ha aludido en este sentido al decreto que el próximo viernes aprobará la Generalitat para regular las entidades colaboradoras de la administración municipal en la verificación de las actuaciones urbanísticas, conocidas como ECUV.

Esta norma permitirá a los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana, en especial a grandes como el de València, agilizar los trámites administrativos para aprobar las licencias urbanísticas y de este modo acortar su tramitación y concesión. La vicealcaldesa de la capital valenciana ha destacado la aportación de este documento autonómico para acabar con "el problema" del "atasco" de este tipo de permisos en su administración local.

Así, Sandra Gómez ha resaltado la "reducción de tiempo" que conllevará la actuación de las ECUV ha considerado que dicho decreto en la entrega de licencias y ha apuntado que el decreto del Consell "llega en un momento oportuno" de crisis económica derivada de la sanitaria generada por el coronavirus. "La administración pública debe ser motor de desarrollo económico" para paliar los efectos de la Covid-19 "y no obstáculo de iniciativas que generan empleo y actividad. El decreto llega en un magnífico momento", ha expuesto.

Foto: KIKE TABERNER
La titular de Desarrollo Urbano ha agregado que este documento permitirá "reducir el plazo de licencias en València de los 8 a 12 meses actuales a un máximo de dos meses", al tiempo que ha asegurado que el "objetivo" de su departamento es que ese plazo "sea de un mes".

"Desde el Ayuntamiento de València estábamos buscando medidas e instrumentos urbanísticos que nos permitieran recortar los plazos desde que se presentaba una licencia hasta que un constructor podía comenzar a construir", ha comentado.

La edil ha explicado que el decreto permite a las entidades que tengan la certificación de la entidad nacional acreditadora verificar los proyectos. "Estamos consiguiendo acelerar y resolver un problema histórico de la ciudad a la vez que damos seguridad a los promotores, constructores y a todas las personas que vivan en esas futuras viviendas que puedan construirse", ha insistido.

"Desde el pasado mandato"

A este respecto, ha explicado que "desde el mandato pasado" se estaba "trabajando junto a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad en la modificación de la LOTUP" y ha detallado que "de ahí nace la modificación de 5 de febrero de 2019, en cuya disposición novena se establecía que debía regularse un decreto de las ECUV".

Sandra Gómez ha aseverado que en el anterior mandato se disminuyeron "los plazos desde el año y medio o dos años, con el gobierno anterior" del PP, "hasta los 8 ó 9 meses aproximadamente" y ha apuntado que aunque se había logrado "acelerar los plazos, reduciéndolos a la mitad" no se conformaba y buscaba una disminución de tiempo mayor.

En este proceso de agilización, Gómez ha resaltado que a partir del decreto del Consell, el consistorio no tendrá que "verificar el proyecto técnico", lo cual conllevará "una reducción drástica del tiempo que dedicamos en el Ayuntamiento desde el área de Licencias Urbanísticas" a estudiarlas y concederlas.

No obstante, ha precisado que acudir a una ECUV para una certificación es algo "voluntario y no obligatorio", de modo que si alguien no quiere recurrir a ellas y decide que sea "un técnico del Ayuntamiento el que dé el ok" a su solicitud, "lo puede hacer". Ha agregado que este era "un plazo largo" que ahora, al reducir el número de licencias que llegarán para esta certificación, "se acortará".

SEGUIR CONTROLANDO
La vicealcaldesa ha subrayado que a pesar del papel que harán las entidades certificadoras, el consistorio de la capital valenciana seguirá "controlando y verificando que el proyecto cumpla con las condiciones y criterios urbanísticos marcados por la administración". A este respecto, ha resaltado que "cuando afecte a un edificio que tenga el máximo grado de protección, desde el Ayuntamiento se hará un seguimiento esencial del proyecto".

En el servicio de licencias de esta administración local hay en la actualidad pendientes de asignar 41 proyectos, ha detallado Gómez, que ha afirmado que a partir de la entrada en vigor del nuevo decreto autonómico se podrán acelerar al plazo de un mes. La responsable municipal ha detallado que en 2019 se resolvieron 93 licencias.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email