GRUPO PLAZA

Con un presupuesto de 910.000 euros y un plazo de ejecución de siete meses

València y Mislata impulsan la reforma de la calle Democracia para acabar con una conexión "degradada"

22/10/2021 - 

VALÈNCIA (EP). Las ciudades de València y Mislata han impulsado la reforma de la calle Democracia, a través de la que se unen ambos términos municipales dentro del caso urbano, con el fin de acabar con un espacio de conexión "degradado, olvidado, inaccesible y poco seguro desde una perspectiva de género", como ha indicado la vicealcaldesa de la capital valenciana y edil de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, en la presentación de esta actuación.

Gómez ha dado a conocer este viernes, junto al alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, el proyecto urbanístico que el Ayuntamiento de València ha presentado para que la unión de estos municipios pase a ser "inclusiva, segura y sostenible". La intervención se ha desarrollado a partir de los contactos mantenidos entre ambas localidades para remodelar y mejorar el vial que los une.

"No es el modelo que queremos" de ciudad y el espacio "con el que conectarnos a Mislata", ha expuesto Sandra Gómez. La Junta de Gobierno Local de València ha aprobado esta jornada la licitación de este proyecto, que afecta a una superficie de 2.700 metros cuadrados, tiene un presupuesto de adjudicación de 910.000 euros y un plazo de ejecución de siete meses. La vicealcaldesa ha señalado que "se espera que la obra esté acabada al inicio del curso 2022-2023".

Gómez y Bielsa han asegurado que esta intervención beneficiará tanto a lo vecinos de Mislata como a los de València y especialmente a los residentes en el barrio de Soternes, que se encuentra en el límite entre estas poblaciones.

La titular de Desarrollo y Renovación Urbana ha explicado que el proyecto redactado por el equipo de arquitectura encargado de hacer la propuesta ofrece una alternativa al gran muro, de más de dos metros de altura, que limita el acceso entre ambos municipios como una barrera. Ha expuesto que esta infraestructura hace que en ocasiones algunos ciudadanos opten por atravesar zonas de tránsito de vehículos.

La reforma prevé integrar ese muro como un área de gradas a modo de mirador hacia el Turia y hacia el Museo de Historia de València, que se encuentra en el límite entre esta ciudad y Mislata. "Es un proyecto que dará valor al entorno y que generará cuatro zonas peatonales seguras entre los espacios verdes", ha afirmado Sandra Gómez.

Los vecinos de Soternes y los de Mislata comparten calles, comercios, espacios, parques y servicios. La actuación prevista ara esas zonas comunes favorece el "proceso de recuperación del espacio público para el uso y disfrute de la gente, mediante un modelo igualitario, inclusivo, sin barreras, y dirigido a mejorar la vida de la ciudadanía".

"Lo que proponemos es una conexión amable que integre la barrera arquitectónica y dé un uso ciudadano a un espacio que actualmente es una zona degradada, olvidada, inaccesible y poco segura, tanto desde el punto de vista de la seguridad vial como desde el punto de vista de género", ha insistido Gómez.

"Voluntad compartida"

Por su lado, Carlos Fernández Bielsa ha agradecido el "claro compromiso del Ayuntamiento de València con la movilidad sostenible" y la iniciativa que se ha presentado este viernes, además de subrayar la "voluntad compartida de derribar muros para unir personas y crear espacios para la gente".

El primer edil ha valorado intervenciones como esta que constatan que "la política siempre debe ser un instrumento útil para mejorar la vida de la gente". "El proyecto que presenta el Ayuntamiento de València apuesta por un urbanismo igualitario, de género, sostenible, vanguardista y moderno que une personas y acaba con barreas de accesibilidad", así como "conectar espacios de ambas ciudades", ha declarado, al tiempo que ha apostado por una colaboración "siempre estrecha" con este consistorio que una y no divida.

Gómez y Bielsa han destacado "el diálogo y la cooperación entre ambos municipios", también con una visión común de ámbito metropolitano. A este respecto, la vicealcaldesa ha aseverado que la actuación se basa en la idea de una València que "no es un municipio cerrado sino un ente metropolitano que se relaciona y establece lazos con los municipios de su entorno".

Gran eje de conexión cultural

"Queremos gestionar con la filosofía que apuesta por pensar en clave metropolitana y por crear y conectar entornos seguros, espacios verdes y áreas accesibles", ha añadido. Además, como ha resaltado Sandra Gómez, este proyecto permitirá articular un gran eje de conexión cultural de unión, un gran eje sostenible desde las Torres de Quart, en la calle de Guillem de Castro de València. Se busca "una conexión amable que vaya más allá de las grandes vías urbanas que hoy son la conexión entre València y Mislata", ha dicho.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email