GRUPO PLAZA

Vecinos de Benimaclet denuncian que el corte del brazo de Alegret "pondría en peligro 40.000 m2 de huerta"

8/01/2022 - 

VALÈNCIA. (EP) Vecinos de Benimaclet (València) se han concentrado este sábado para denunciar la intención de la Concejalía del Ciclo Integral del Agua del Ayuntamiento de València de proceder al "corte" del brazo de Alegret, uno de los que pertenece a la acequia de Mestalla, una situación ante la que han mostrado su "total rechazo" y que, según han alertado, "pondría en peligro el riego de 40.000 metros cuadrados de huerta" del barrio.

La movilización, convocada por diversos colectivos vecinales y sociales y que se ha celebrado en la plaza del Ayuntamiento, ha exigido al consistorio "una solución que no atente contra el patrimonio cultural, el tejido social del vecindario, la sostenibilidad, la resiliencia ni la capacidad de autoconsumo".

Según los colectivos vecinales, la razón aducida por la Concejalía del Ciclo Integral del Agua es que en este brazo "se abocan irregularmente aguas residuales de edificios", que resulta ser "motivo de denuncias del Seprona por incumplimiento de las leyes de protección del Medio Ambiente".

Las organizaciones han lamentado que esta "situación irregular se arrastra desde hace decenios" y han criticado que el Ayuntamiento de València "no ha sido capaz en todo este tiempo de darle solución". Y han denunciado que, ahora, ante esta problemática, el Ayuntamiento "decide dejar este brazo como alcantarilla de aguas residuales, en lugar de acometer las obras necesarias para separar las aguas residuales de las de riego en el tramo de acequia con problemas".

Los colectivos convocantes aseguran que, según un estudio realizado por la asociación de Horts Urbans de Benimaclet, el corte del brazo de l'Alegret "comportaría atentar contra la huerta de València, poniendo en peligro un sistema de riego que se encuentra reconocido por la FAO e incluido en el listado de Patrimonio Agrícola desde el 27 de noviembre de 2019".

De igual forma, han alertado de que "se abandonarían 40.000 metros cuadrados de huerta en producción, 20.000 de los cuales son de huerta privada y los otros 20.000, de huertos colectivos", y de que "se destruiría la iniciativa social y ciudadana de los huertos urbanos de Benimaclet, en funcionamiento desde hace nueve años y que son un modelo de autogestión, sostenibilidad y de recuperación del territorio.

Por todo ello, han exigido que la defensa de la huerta valenciana "no se quede únicamente palabrería, sino que se transforme en hechos que continúen manteniendo la huerta viva".

Al respecto, el concejal de Agricultura, Emergencia Climática y Cementerios del Ayuntamiento de València, Alejandro Ramón (Compromís), en un comunicado, ha defendido que el consistorio "tiene la obligación de garantizar el suministro de agua a los huertos de Benimaclet" y ha instado a la Concejalía dirigida por Elisa Valía (PSPV) a "buscar soluciones para evitar el desabastecimiento hidráulico de los cultivos de la zona".

Ramon ha remarcado que la red de riego de la huerta de València está declarada como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM), un reconocimiento que creó la FAO en 2019 para poner en valor un sistema productivo en el que se integran las culturas agrícola y hidráulica.

Por tanto, ha considerado que es "responsabilidad de la Administración" que toda esta infraestructura de riego esté en "condiciones óptimas" y que se suministre agua a los labradores de manera "eficiente y continuada".

El edil ha subrayado que las parcelas del barrio de Benimaclet están "en plena producción con las cosechas sembradas" y ha alertado de que desabastecerlos de agua ahora "querría decir echar a perder toda la cosecha y que perdieran lo que en algunos casos es su medio de vida".

Ramón ha garantizado que la Concejalía de Huerta y Agricultura del Ayuntamiento de València "defiende un modelo de huerta de proximidad, de agricultura de kilómetro cero, y esto precisamente es lo que se hace en el barrio de Benimaclet y tenemos que garantizar que se pueda continuar haciendo".

En cualquier caso, ha emplazado a "buscar soluciones entre todos" para que las parcelas de Benimaclet "continúen teniendo agua para sus cultivos pero en ningún caso proceder al corte de la agua".

Desde la Concejalía del Ciclo Integral del Agua han mostrado su "sorpresa" por las declaraciones de Ramon, al considerar que "no atienden a la premisa de salvaguardar la salud pública y que animan a consumir agua contaminada".

Fuentes municipales de este área han manifestado que resulta "sorprendente" que un concejal "inste a que los vecinos utilicen agua contaminada con los graves efectos que tendrían sobre su salud, tal y como se ha constatado por el Seprona".

No obstante, precisan que se trabaja para "garantizar la salud de todos los vecinos" y que toda esta información se ha facilitado a los vecinos y vecinas en una reunión.

Asimismo, han remarcado que el gobierno municipal "garantiza los derechos de agua de los agricultores sin que lo pida ningún partido político" y que los técnicos municipales "están trabajando en soluciones definitivas que mejoren la calidad del agua, que cuentan con el respaldo de los agricultores, de la misma manera que se ha actuado en otras áreas".

"Una de las líneas estratégicas de la Concejalía es mejorar la calidad de agua para proteger el medio natural de la ciudad que son la huerta y la Albufera", han añadido desde el área del Ciclo Integral del Agua del Ayuntamiento de València.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email