X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EXPERTO EN PLURILINGÜISMO DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Vicent Brotons: "Que prosperara la suspensión cautelar del plurilingüismo sería una aberración"

28/05/2017 - 

VALÈNCIA. La redacción del decreto de plurlingüismo no fue precipitada. Para elaborar el texto de la norma se convocó a expertos de las cinco universidades públicas de la Comunitat. Entre todos conformaron la propuesta inicial, basada en preceptos filológicos y lingüísticos, que más tarde se encargarían de perfilar desde la Generalitat. Incluso de suavizar, según las versiones internas de los departamentos. Pese a todo, la medida estrella de la Conselleria de Educación se ha visto obstaculizada por las voces críticas. Lo último ha sido la resolución del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV), que ha suspendido cautelarmente la norma tras un recurso de la Diputación de Alicante. 

"Es una maniobra meramente política, pero no pedagógica", opina con contundencia Vicent Brotons. Profesor de lengua y literatura valenciana en la Facultad de Educación de la Universidad de Alicante (UA), es miembro del departamento de Filología Catalana de la misma y también integrante de la Unidad de la Educación Multilingüe, órgano encargado de la redacción del decreto. El mismo que ha manifestado su apoyo unánime al decreto del Consell y ha instado al TSJCV a "rectificar", argumentando que la ley es completamente válida a nivel pedagógico. Es en este momento cuando las opiniones académicas, como las de Brotons, se estrellan contra los muros políticos y se genera el debate.

- ¿Por qué se oponen a la decisión del TSJ?
- Porque constituye una maniobra política. La Justicia está dando la razón a la Diputación de Alicante, un organismo que nunca ha defendido el valenciano. Un organismo que deja fuera a la mitad de los habitantes de la provincia de Alicante que sí hablan valenciano. Mi opinión totalmente personal es que a veces las decisiones judiciales no están todo lo separadas que debieran del poder político, y eso es muy peligroso. Nefasto cuando hablamos de temas educativos. En estos casos deberían primar los criterios pedagógicos.

- En su auto, el tribunal emplea una terminología muy contundente: habla de "la imperiosa necesidad" de paralizar la norma porque puede causar "perjuicios de imposible o difícil reparación".
- Insisto, eso es politizar. Quizá haya puntos cuestionables, como el reconocimiento de títulos para todos los alumnos, pero de ahí a tumbarla... Que prosperara la suspensión cautelar del decreto sería una aberración. En términos técnicos, el decreto no perjudica en absoluto a los niños, que es lo que dice el auto. Lo que de verdad perjudica es todo el revuelo, porque genera incertidumbre entre las familias e inestabilidad en los colegios.

- En general, ¿a usted le parece que el decreto de plurilingüismo está bien redactado?
- Diría más: diría que es un decreto ejemplar. Es uno de los mejores textos de lingüística educativa que se han elaborado en el País Valencià, básicamente porque se ha contado con la opinión de todas las universidades públicas. Hay detrás un informe técnico elaborado por expertos en Filología y Pedagogía. Con lo que no comulgo es con ciertas decisiones políticas que se han tomado posteriormente, ya que cada partido adopta lo más acorde a su programa. Así que por un lado está la norma, y por otro, la ejecución a nivel político.

"No recomiendo en absoluto que los COLEGIOS opten por el modelo Básico, E INSISTO EN QUE LAS EXENCIONES TERRITORIALES DEBERÍAN DESAPARECER"

- ¿A qué decisiones se refiere?
- A cambios que se han hecho. No recomiendo en absoluto que los colegios opten por el modelo Básico, que hasta el último momento se valoró no incluir. Al final es un nivel que escogerán en las zonas donde no se habla valenciano, con lo que los alumnos no llegarán a aprenderlo nunca. Tampoco me parece bien que el decreto se haya promulgado sin modificar antes la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià. Con ello se habrían podido eliminar las exenciones territoriales, que es algo que no comparto en absoluto, porque me parece que todos los ciudadanos de la Comunitat debemos hablar las dos lenguas. Igual que yo soy valencianoparlante, pero me considero también castellanoparlante, debería suceder al revés. Por una cuestión de cohesión y de convivencia social.

- ¿Las zonas castellanoparlantes deben optar por niveles altos?
Cualquier niño de Vinaroz y de Orihuela puede aprender correctamente dos y tres lenguas siempre que haya equipos de maestros preparados y materiales escolares adecuados. El problema no es la inteligencia del alumno, nuestros estudiantes no son peores que los del resto de Europa, donde dominan tres o cuatro lenguas; el problema es que no nos atrevamos a apostar por niveles altos de plurlingüismo. Y no hablo de experimentos, es una experiencia constatada. He tenido alumnos de Elche o Alicante que en su casa no hablaban valenciano, pero que lo aprendían perfectamente gracias a los programas de inmersión en lenguas.

"Cualquier alumno de Vinaroz y de Orihuela puede aprender dos y tres lenguas. Nuestros niños no son peores que los del resto de Europa"


- Es decir, en su opinión el decreto es moderado.
- Moderado en sus objetivos, sí. No es cierto que todo el mundo pueda llegar a una equiparación en las dos lenguas oficiales a través de su implementación. Los programas de Básico, y en algunos casos de Intermedio, son insuficientes. Digamos que el bilingüismo educativo es algo que viene de lejos, arranca en el año 83, y hoy en día ya sabemos que los niños que utilizan el valenciano como lengua vertebradora de su enseñanza son los bilingües de verdad. Los niños de zonas exentas no tienen ninguna competencia. Por tanto, creo que debemos hacer un esfuerzo para que la mayor parte de escolares siga el programa Avanzado. En esto creo que las escuelas se han comportado muy sensatamente, porque el 72% lo ha escogido.

- Pues no deben pensar lo mismo l
as familias que se han manifestado en la calle, y muy especialmente en el caso de Alicante.
- En términos generales, diría que existe buena voluntad por parte de las familias. Pero luego hay también mucha manipulación ideológica, me consta. Creo que hace falta pedagogía entre los padres para que entiendan en qué consiste verdaderamente el plurlingüismo dinámico. La gente debe saber que si su hijo opta por un nivel Básico de aprendizaje, no será bilingüe, ni plurilingüe, porque sus capacidades cognitivas no estarán al mismo nivel que las de otros niños. Y esto le pondrá en una situación de desventaja.

- ¿Entonces sí se genera desigualdad?
A mí lo que no me gusta que los centros puedan optar por el nivel Básico, creo que eso sí genera desigualdad, porque los alumnos tendrán un problema ante determinadas opciones laborales o sociales del futuro. Luego está el tema de la certificación de títulos. Es verdad que se puede mejorar el reconocimiento de títulos para todos los alumnos, sean del programa que sean, pero me consta que la Conselleria está trabajando en ello. Y de todas maneras, no es algo nuevo, sino que este problema ya pasaba con María José Català y el Gobierno del PP. Algunos podían optar a certificar a partir de sexto de Primaria mientras que otros no. 

- De prosperar la suspensión, ¿qué pasaría el curso que viene?
- No creo que prospere, pero no soy experto. Si prosperara sería por la connivencia entre el PP y los jueces, pero nunca por motivos pedagógicos o psicolingüísticos. ¿Acaso ahora tenemos que regresar a una escuela monolingüe como en los tiempos de Franco?

La lengua de la Administración

- Habla de niños con menos opciones laborales si no hablan valenciano. ¿Apoya el requisito lingüístico entre el funcionariado de la Generalitat?
- Cualquier persona que trabaje en la Administración autonómica debe conocer las dos lenguas del Pais Valencià. Ante todo se deben respetar los derechos del ciudadano. Yo no puedo llegar a una Conselleria y que me digan que no me entienden por hablar en valenciano, porque a fin de cuentas soy un ciudadano de igual nivel y pago los mismos impuestos que el resto. Y todavía sigue pasando. He llamado recientemente a un ayuntamiento en el que la telefonista me pidió pasarme al castellano y tuve que llevar ese caso al Síndic de Greuges, que me dio la razón. El funcionario tiene que respetar mi derecho a hablar en valenciano y no me lo puede negar, ni con palabras ni con actitud de desdén.

"El funcionario debe respetar mi derecho A hablar en valenciano y no me lo puede negar, ni con palabras ni MOSTRANDO UNA actitud de desdén"


- Entonces también estará a favor de que el valenciano sea la lengua vehicular de la Administración.
- Se trata de una política de normalización lingüística. Todo experto se mostrará de acuerdo en que debemos proteger las lenguas minorizadas y, por tanto, hay que darles un tratamiento más cuidados. Pero me parece bien aquí con el valenciano, como me parece bien en Puerto Rico con el castellano. Allí han tenido que implantar medidas para protegerlo, incluso dentro de las instituciones, porque el inglés le está ganando terreno. Si un ciudadano pide un documento en castellano, hay que dárselo; es su derecho y no se conculca. Pero en los usos habituales, no me parece mal que la mayoría de papeles, trámites y carteles estén en valenciano.

- ¿Y por ende la próxima RTVV?
- Sí, claro que sí. Porque los otros 25 canales ya son en otra lengua. Mi nieto puede ver dibujos en inglés, pero no en valenciano. Lo lógico sería que cada día los viera en una lengua distinta. Eso es el auténtico plurilingüismo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email